...

Etiqueta y El Protocolo

by mentemprendedora

on

Report

Category:

Documents

Download: 1

Comment: 0

56

views

Comments

Description

Download Etiqueta y El Protocolo

Transcript

gNTRODUCCIÓN INTRODUCCIÓN Para muchos, la palabra etiqueta hace alusión a grandes ce­remonias, venias y una serie de rituales y actitudes que algu­na vez fueron habituales en las grandes cortes. Pero, en reali­dad, pocos conocen el significado verdadero de la palabra, que describe el sistema de regulaciones del comportamiento social tanto en actos cotidianos como solemnes, de acuerdo con costumbres preestablecidas; cuando nos referimos específicamente al conjunto de reglas de comportamiento que deben observarse en eventos oficiales y gubernamentales empleamos la palabra protocolo. Si bien es cierto que muchos de los rituales de corte des­aparecieron junto con otras costumbres arcaicas, la etiqueta aplicada al diario vivir tiene plena vigencia y garantiza el res­peto mutuo entre las personas. Muchos expertos en el tema coinciden en resumir este arte en una frase muy conocida: “No hagas a los demás aquello que no quisieras que hicieran contigo”. Queda claro, entonces, que lejos de aplicarse a un estilo de vida fatuo, las normas de etiqueta apuntan a mejo­rar la calidad de vida y las relaciones interpersonales de to­dos. La antigua rigidez de las reglas de comportamiento hizo que muchas normas de etiqueta se abandonaran, hasta el punto que en ocasiones se ha llegado a ignorar principios tan elementales como el respeto y la consideración hacia los demás. No obstante, hoy en día se advierte una marcada ten­dencia a retomar muchas de estas antiguas y sanas costum­bres, adaptándolas, claro está, al estilo de vida actual. El arte de la etiqueta se cifra, pues, en todas aquellas con­ductas que aprendemos desde niños: los buenos modales, las normas de urbanidad, la cortesía, el respeto hacia quie­nes nos rodean. Si las incorporamos en forma natural a nues­tro comportamiento diario alcanzaremos, sin duda, esa filo­sofía del “saber ser” y el “saber estar” que tanto admiramos en ciertas personas. Desmitificar muchos de los conceptos tejidos alrededor de la etiqueta como un arte exclusivo de las más altas esferas sociales es el propósito fundamental de este libro. Con la lec­tura de estas páginas y con ejemplos de nuestro acontecer diario, los lectores descubrirán la enorme riqueza que la apli­cación de este arte traerá a la vida cotidiana. i CONTENIDO Introducción XV A nivel estatal 35 Colombia 35 Venezuela 39 PRINCIPIOS BÁSICOS DE LA Ecuador 40 ETIQUETA Y EL PROTOCOLO A nivel eclesiástico 42 A nivel militar 43 Presentaciones 19 A nivel empresarial 44 ¿Quién presenta a quién? 20 A nivel familiar 44 Ejemplos y casos específicos 20 En los medios de transporte 45 Autopresentación 22 Automóviles 45 Fórmulas de presentación 23 Aviones y barcos 46 Fórmulas de respuesta 24 Al caminar 46 ¿Conviene no presentar? 25 El arte de comunicarse 47 ¿Levantarse o quedarse sentado? 25 El poder de la voz 47 Situaciones embarazosas 26 ¿Sabe usted sacare el mejor provecho Actitudes 26 de su voz? 47 Saludos 27 Hablar y escuchar 48 ¿Cómo saludar correctamente? 27 Palabras y expresiones en otros idiomas 54 El saludo en la calle 28 Pedir favores y dar excusas 56 El beso social 29 El teléfono 58 El saludo de mano 29 El teléfono en casa 61 Despedidas 30 El teléfono en la oficina 62 La Sonrisa: un factor clave 31 El teléfono celular 65 Tratamientos y títulos 31 Comunicación no verbal 66 Por dignidad y jerarquía 32 Postura física 66 Por consideración y cortesía 33 Caminar 67 Cuándo usar el término “Kusted” 33 Sentarse y levantarse 67 Cuándo usar el término “tú” 34 Subir y bajar de un automóvil 68 Cuándo usar el término “ws” 34 Estrechar la mano 69 Cuándo usar el término “sumercé” 34 Espacio personal 70 Precedencias 35 Gestos 70 Comportamiento en lugares públicos 71 Natación 104 En la calle 71 Trote y caminatas 104 Como peatones 71 Ciclismo 105 Como conductores de vehículos Gimnasia y fisicoculturismo 106 Particulares 73 Viajes de placer 106 En los vehículos de transporte público 76 Planeando el viaje 108 En ascensores y escaleras 77 Alistándose 108 Ascensores 77 Salud 109 Escaleras 79 Licencia internacional de conducción 109 Turnos en las filas 79 Dinero 109 En la oficina 80 Seguro de viaje 109 Integridad y ética laboral 80 Cómo hacer la maleta 109 Etiqueta cotidiana en la oficina 81 Equipaje de mano 111 Empleados claves y sus perfiles Viajando con amigos 111 Profesionales 83 Visitando amigos de sus amigos 112 Citas de trabajo 85 Viajando con niños 113 Viajes de negocios 86 Viajes en avión 114 Con los vecinos 88 Etiqueta durante el vuelo 116 En el restaurante 89 Niños en el avión 116 Al sentarse 90 Viajes en barco 118 Papel del anfitrión 90 Viajes en automóvil 120 Papel del invitado 94 Viajes en tren 121 Recomendaciones generales 95 Etiqueta en los hoteles 123 Cafeterías y lugares de comidas rápidas 96 Algunas precauciones importantes 124 En las salas de cine y los teatros 96 Va de compras 125 En la iglesia o en la sinagoga 98 Guía de tallas 125 En la playa y en la piscina 99 Playa 99 ETIQUETA EN LA VIDA Piscina 99 FAMILIAR Y SOCIAL En los casinos 100 En los clubes sociales 100 Vida familiar 129 Etiqueta en los deportes 101 El niño en sociedad 130 Golf 102 Importancia de las buenas maneras 131 Tenis 103 Uso correcto del lenguaje 132 Squash y racquetball 104 Etiqueta en la mesa 132 Niños en ambientes de adultos 134 El buen invitado 168 Fiestas infantiles 135 Tarjetas de invitación 169 Los niños y el dinero 136 Invitaciones formales 170 Eventos especiales 137 Invitaciones informales 171 Nacimientos 137 Abreviatura sociales 171 Bautizos 138 Etiqueta de mesa 172 Bautizo católico 139 Distintas formas de mesas 172 Bautizo judío o brith milah 140 Ubicación de los anfitriones 173 Bautizo protestante 140 Ubicación de los invitados 174 Primeras comuniones católicas 141 Casos específicos 174 Confirmaciones 142 Planos de mesa 175 Quince años 142 Tarjetas de mesa 176 Grados de bachiller 144 Tarjetas de brazo 177 Presentaciones en sociedad 145 Elementos de la mesa 177 Bodas 147 Vajilla 177 Compromiso 147 Cristalería 179 Repartición de los gastos 148 Cubiertos 181 invitaciones 148 Manteles 183 Lluvias de regalos y despedida de soltero 148 Arreglo formal de una mesa 183 Regalos 151 Arreglo informal de una mesa 186 Ceremonia 151 Arreglo de una mesa de bufé 187 Recepción 152 Comidas formales, semiformales Moda masculina 153 e informales 188 Moda femenina 155 Formales 188 Otras bodas 157 Semiformales 188 Aniversarios de boda 158 Informales 189 Visitas a enfermos 159 Modales en la mesa 189 Funerales 160 Normas generales para el servicio Qué se debe y qué no se debe hacer en la mesa 194 al ofrecer condolencias 161 Cómo servir la mesa sin personal doméstico 196 EL ARTE DE INVITAR Cómo consumir ciertos alimentos 197 Diccionario políglotas de términos Agradables veladas 165 Culinarios 200 El buen anfitrión 166 Términos de la cocina francesa 203 Términos de la cocina italiana 204 Vestuario de la ejecutiva 229 Términos de la cocina china 205 Accesorios importantes 230 Términos de la cocina japonesa 206 Consejos generales sobre la moda Términos de la cocina árabe 207 femenina 231 Vinos 208 Vestuario del ejecutivo 231 Generalidades 208 Trato entre ejecutivos 232 Clases de vinos 209 Cuando el jefe es mujer 233 Recomendaciones especiales 211 Inclusión de cónyuges en los actos Bebidas mixtas o cocteles 212 de la empresa 234 Equipo para el bar 214 Amistad y amor en el trabajo 235 Surtido de licores y otras bebidas 215 Departamento de protocolo Quesos 216 de la empresa 236 Quesos famosos 216 El jefe de protocolo 236 Clasificación de los quesos 218 Organización de eventos Al consumir quesos y vinos 218 empresariales 237 De sobremesa 219 Etiqueta para organizar Café para todos los gustos 219 los eventos 239 El rito del té 220 Etiqueta internacional en el ámbito Empresarial 244 PROTOCOLO Y ETIQUETA EMPRESARIAL Normas para estar a la altura de las circunstancias 245 Importancia de los nombres 245 Principios básicos 225 Tarjetas de presentación 245 Integridad y ética 226 Saber comer y beber 246 Puntualidad 226 Vestuario 246 Discreción 226 Hablar de negocios 247 Cortesía y positivismo 226 Religión y sexo 248 Imagen 227 Generalizaciones 248 Comunicación 227 Gestos y su significado en diferentes Elegancia 228 países 258 Todas las personas, a lo largo de la vida, deben afron­tar situaciones que les exigen presentarse, saludar y despedirse. Por lo general la habilidad para hacerlo se desarrolla de manera natural desde la infancia. Sin embargo, una presentación o un saludo pueden ser decisivos a la hora de ganar amistades, mejorar nuestra imagen profesional o alcanzar las metas propuestas en el campo laboral, y por tanto merecen mucha atención, conocimiento y práctica frecuente, especialmente en un medio tan competitivo como el de nuestra época, en que unos modales inade­cuados pueden convertirse en una indeleble tarjeta de presentación. En las páginas siguientes analizaremos las formas adecuadas de pre­sentarnos y de saludar, según las circunstancias en que nos encontremos y los objetivos que dicha presentación implique. PRESENTACIONES ¿Por qué y para qué nos presentamos? El acto de estrecharse las manos en señal de amistad sur­gió hace muchos años como una muestra de consideración entre las personas. Hoy son claros los objetivos que nos animan a presentarnos y a estrechar las manos. Estos son: Conseguir que otros nos identifiquen. Establecer vínculos entre las personas; pueden ser de ín­dole personal, familiar, social, política, comercial o empre­sarial. Fomentar la comunicación entre grupos heterogéneos e intercambiar ideas. ¿QUIÉN PRESENTA A QUIÉN? “En las presentaciones no se emplean los apodos” Todas las personas, sin excepción, deben presentarse y ser presentadas. Para hacerlo, hay ciertos principios uni­versales que debemos observar, y que se explican a continuación. Pero como ocurre con todas las normas, tam­bién hay excepciones y situaciones mixtas que conviene saber matizar. En términos generales, hay que tener en cuenta: La jerarquía: quienes ocupan altas posiciones sociales tienen privilegios especiales en el momento de hacer las presentaciones. La dignidad y el respeto: se debe especial consideración a aquellas personas que se han destacado en ámbitos cultu­rales, científicos, profesionales u otros. La edad: la experiencia acumulada a lo largo de la vida confiere un trato y una deferencia especial a las personas de cierta edad. El sexo: tanto en las presentaciones como en los saludos, la mujer por lo general va en primer término. Ejemplos y casos específicos A las personas de mayor edad les son presentadas las de menor edad. Ejemplo: cuando nuestro hijo llega a casa con sus nuevos amigos lo correcto es que él haga la presenta­ción de sus amigos a sus padres: “Padres, quiero presentar­les a Juan y Luis”. Se omite el apellido por ser una presentación informal. El hombre, por cortesía con la mujer, es presentado a ella. Ejemplo: “Marta Lucía Ruiz, permítame presentarle al doctor Luis Pérez”. Cuando presenta a su esposo, la mujer dice, por ejemplo: “Quiero presentarle a mi esposo Arturo González”. Nunca se refiere a él como el “señor González” únicamente. En caso de que el hombre sea mayor o su jerarquía supe­rior a la de una mujer, ella es presentada. Ejemplo: “Doctor Horacio Suárez, tengo el gusto de presentarle a Rosa María Ortiz”. Otro ejemplo podría ser cuando dos jóvenes se encuen­tran con el tío de una de ellas y su esposa. Teniendo en cuenta la edad y el parentesco, la fórmula de presenta­ción sería: “Tío Luis y Rosa, les presento a mi amiga Pa­tricia”. Los funcionarios que ingresan a una compañía siempre serán presentados a los jefes y demás compañeros de tra­bajo. Ejemplo: “Doctor Hernando Ruiz, tengo el agrado de presentarle al nuevo encargado del área de finanzas, el se­ñor Carlos Rodríguez”. En caso de que el señor Carlos Rodríguez esté de com­pras en un centro comercial, acompañado de una amiga, y se encuentre con el doctor Hernando Ruiz, las circunstan­cias cambian y el señor Rodríguez será el encargado de presentarle su jefe a su amiga Graciela. Aquí prima la pre­cedencia de la mujer: “Graciela, le presento al doctor Her­nando Ruiz, gerente del área financiera de la empresa don­de trabajo”. Si el encuentro se diera, en cambio, dentro de las insta la­dones de la empresa, prima la jerarquía del jefe. En este ca­so la amiga del señor Rodríguez será presentada al doctor Ruiz. Ejemplo: “Doctor Ruiz, permítame presentarle a mi amiga Graciela”. La presentación de una persona que llega a una reunión puede hacerse indicando su nombre a los presentes. Ejemplo: “Amigos, les presento al abogado José Gómez, asesor jurídico de la firma constructora MJA y Asociados...” “Entre los jóvenes es común presentarse simplemente con el nombre” Cuando una pareja que convive es invitada a una reunión social, debe ser presentada como “Lucero y su amigo Antonio”, por ejemplo, lo que equivale a decir “compañero”; de esta forma los demás sabrán que están comprometidos sentimentalmente. En los colegios y las universidades los alumnos son presentados a las directivas ya los profesores de la institución. A quienes ocupan altas jerarquías sociales siempre les que serán presentadas las demás personas. Ejemplo: “Señor presidente, tengo el honor de presentarle al señor Juan Jo­sé Díaz, presidente de la compañía Electra Asociados”. Esta misma regla se cumple con los funcionarios de alto rango en las casas reales. Ejemplo: “su majestad, permítame el honor de presentarle al señor Luis Calvo, delegado de Colombia ante el gobierno de España”. Otro tanto ocurriría en el caso del máximo jerarca de la Iglesia católica: “su santi­dad, tengo el honor de presentarle al señor Carlos José Na­ranjo”. Hay que tener en cuenta, sin embargo, que a nivel universal existen las precedencias, que son normas fija­das de manera autónoma por cada Estado o país (ver De­creto de precedencias de Colombia, pág. 35). Las prece­dencias nos dan las pautas para saber qué tratamiento de­be dársele a la persona de acuerdo con su cargo, dado que [as personas cambian pero las instituciones y los cargos permanecen. Cuando los individuos se destaquen por sus logros pro­fesionales, intelectuales o artísticos, también les serán pre­sentadas las personas. Autopresentación Aunque lo más común es que alguien se encargue de pre­sentar a quienes otros no conocen, existen situaciones en las cuales es posible autopresentarnos, como las que se indican a continuación: Donde hay muchas personas y deseamos relacionarnos sin necesidad de acudir a terceros: cocteles, reuniones po­líticas, encuentros empresariales, seminarios, congresos, ferias, convenciones, etc. En ambientes laborales y empresariales, donde son habi­tuales las autopresentaciones con el fin de dar a conocer un producto o servicio o establecer contactos de negocios. Cuando una persona ha llamado nuestra atención y de­seamos aproximarnos a ella y entablar una conversación. “Nos gusta ser llamados por nuestros nombres porque esto indica que nuestro interlocutor sabe quiénes somos, sin embargo, no debe ser motivo de ofensa que alguien olvide nuestro nombre y pida que lo repitamos” FÓRMULAS DE PRESENTACIÓN La naturalidad y el estilo con que nos presentemos a noso­tros mismos y a los demás desempeñan un papel muy im­portante en las relaciones interpersonales. Las fórmulas de presentación formal más utilizadas en el idioma español son las siguientes: Permítame presentarle a... Me place presentarle a... Tengo el gusto de presentarle a... Tengo el honor de presentarle a... Las fórmulas más empleadas de presentación informal son las siguientes: María, quiero presentarte a Juan Ruiz. José, ¿te conoces con Pedro Torres? Ven y te presento. Claudia Urrutia, te relaciono con Manuela Gómez. Se da también el caso de omitir la fórmula de presentación: la tercera persona se limita a decir los nombres de quienes va a presentar y mediante un gesto las invita a acercarse. FORMULAS DE RESPUESTA La fórmula ideal para responder a una presentación está compuesta de tres elementos: Sonreír. Ser amable y cortés, así la persona no sea de su agrado (tampoco hay que fingir afecto). Querer entablar una conversación sobre un tema de interés mutuo. Las fórmulas formales más utilizadas en el idioma espa­ñol para responder cuando nos presentan a alguien son las siguientes: Mucho gusto en conocerlo. Es un placer conocerlo. Encantado de conocerlo. Es un honor para mí conocerlo. Y las fórmulas informales más comunes de respuesta a una presentación son estas: Hola, ¿cómo estás? ¿Qué tal? Encantado de conocerte. Mucho gusto. TRUCOS PARA NO OLVIDAR A QUIENES NOS PRESENTAN Asegúrese de que escuchó correctamente el nombre. Repítalo mentalmente para que se le grabe o asócielo con algo familiar. No dude en fijarse bien en los rasgos físicos de la persona: así podrá distinguirla fácilmente en otro lugar. ¿CONVIENE NO PRESENTAR? Hay casos específicos en los que hay que considerar la po­sibilidad de omitir una presentación: Cuando una persona sale del lugar a donde llegamos y va de afán. Cuando advertimos que podemos interrumpir una con­versación muy importante. Cuando sabemos que existe cierta discrepancia entre las personas que debemos presentar. ¿LEVANTARSE O QUE DARSE SENTADO? Cuando alguien entra en un lugar donde todos están senta­dos y tiene lugar una presentación, hay que seguir estas re­glas: Un hombre se pone de pie siempre que se le presente a otra persona. Una dama no se levanta para ser presentada a un hom­bre a menos que se trate de un personaje de reconocida Jerarquía: el sumo pontífice, el presidente de la Naci￳nla Nación, un embajador, un ministro, un miembro de una casa real, etcétera. Una dama no se levanta para ser presentada a otra dama, a no ser que esta sea de mayor edad o rango. Cuando a un sitio de reunión llega una alta autoridad eclesiástica o civil, todos los allí presentes, hombres y mujeres, deben ponerse de pie en señal de respeto y cortesía. Si dos hombres son presentados, ambos deben ponerse de pie y estrecharse las manos. Nadie espera que se levanten las personas de edad avanza­da, así como tampoco quienes tienen impedimentos físicos. “La diferencia fundamental entre el hombre y los animales es el don del lenguaje. Cuando conversamos con un amigo, damos un discurso, escribimos una carta, hablamos por teléfono, concedemos una entrevista o presentamos a alguien en una fiesta, el uso efectivo del lenguaje se convierte en herramienta vital del éxito interpersonal” SITUACIONES EMBARAZOSAS Con frecuencia se nos olvida el nombre de alguna de las personas que deseamos presentar. Para superar este impasse existe una fórmula que casi siempre funciona: “¿Se conocen ustedes ya?” Si esto es así no hay problema, pero puede ocurrir lo contrario: en ese caso podemos utilizar la frase «entonces los relaciono”, y cada persona dirá su nombre. Otra situación embarazosa tiene lugar cuando sabemos de antemano que dos personas no desean relacionarse por dis­tintos motivos y debemos presentarlas. Lo mejor en este caso es llevar a cabo la presentación con mayor naturalidad po­sible y buscar la forma de que el contacto no se prolongue. ¿Y qué hacer si la persona que usted presenta les hace un desplante a quienes es presentada? este caso, desvíe la atención del hecho por medio de un comentario ligero u otra estrategia semejante. Es desagradable ser presentado más de una vez a la mis­ma persona; si esto ocurre, no tema aclarar que ya fueron relacionados, así el otro no lo recuerde. Indique dónde tu­vo lugar la presentación y, tal vez así, la próxima vez esa persona recuerde su apariencia física y su nombre. Si le presentan a alguien con una limitación física en las manos o los brazos, espere a que tome la iniciativa en la presentación, y actúe en consecuencia. Si alguien pronuncia mal su nombre, siéntase en libertad de corregirlo. “Saber cuándo y cómo presentar es parte de las buenas maneras, y hacerlo con gracia facilita aún más las cosas y confiere seguridad a quien lo hace. Por eso es útil conocer las normas básicas para hacerlo bien” ACTITUDES En todas las presentaciones es preciso tener cuidado con las actitudes que adoptamos. Por ejemplo: La mano izquierda nunca deberá estar metida en el bolsi­llo del pantalón o del saco pues denota falta de educación y de cortesía. Es igualmente importante tener en cuenta la postura de nuestro cuerpo, así como evitar extender una mano su­dorosa, lo cual es muy desagradable. SALUDOS Los primeros saludos de que se tiene noticia fueron utiliza­dos como símbolos de paz entre las tribus indígenas. Mu­cho más tarde, durante la Edad Media, se emplearon en se­ñal de respeto y cortesía: tal es el caso del caballero que de­bía hacer el gesto de levantar un poco su sombrero para Sa­ludar correctamente a una dama. En términos generales, podemos definir el saludo como: Una manera de comunicarnos. Una muestra de cortesía y buenas costumbres. Una forma de mantener contacto con quienes conoce­mos y de establecerlo con quienes no conocemos. “En el pasado, saludarse de mano era un gesto amistoso porque se hacía con las manos vacías, es decir, sin armas” ¿CÓMO SALUDAR CORRECTAMENTE? Para saludar correctamente es preciso: Utilizar gestos y expresiones que demuestren calidez y respeto. Emplear títulos como señor, señora y doctor, o lo que corresponda, según el caso. Considerar las circunstancias: el saludo varía de acuerdo con las personas, los lugares y las situaciones en que tiene lugar. Lo que en un sitio es correcto, en otro es inusitado. Los esquimales, por ejemplo, frotan sus narices al saludarse, los soviéticos se besan en la boca, los japoneses hacen una forma una inclinación de cabeza y los occidentales, en su gran mayoría, estrechan las manos. Para saludar formalmente podemos emplear expresio­nes tales como: Buenos días, ¿cómo amanece? ¿Cómo está usted? Encantado de saludarlo. Buenas noches, ¿cómo le fue hoy? También podemos hacerlo de manera informal: Hola... ¿Cómo estás? ¿Cómo te va? ¿Qué tal? Existen además algunos gestos y expresiones que, a pesar de ser muy usados, no transmiten a cabalidad el mensaje que todo saludo debe llevar: “¿qué hubo?”, “¿qué hay?”, “¿qué más?”, “¿entonces qué?”, además de la gran variedad de gestos con la cabeza, los ojos y las manos con que actualmente se remplaza el saludo. EL SALUDO EN LA CALLE Los saludos en la calle deben ser breves para no inte­rrumpir el paso de la gente. Si el encuentro se produce de una acera a otra, un movi­miento de la mano es más que suficiente; evite gritar o tra­tar de entablar una conversación. Si está en un automóvil y ve a una persona conocida, pro­ceda de igual manera que en el anterior caso. Si va acompañado de otra persona y se encuentra con un amigo en la calle, recuerde que lo correcto es saludarlo, presentarle a su acompañante y tratar de dar fin a la conver­sación o postergarla para otra ocasión. “En los países latinoamericanos el abrazo es una forma de saludo muy común” EL BESO SOCIAL Gústenos o no, se trata de una costumbre muy arraigada en nuestra sociedad. Hay situaciones en las cuales debe­mos darlo: Cuando existe un cierto vínculo de amistad con la perso­na que saludamos. Por cortesía, cuando el beso nos es dado sin tener la oportunidad de rechazarlo. También hay circunstancias en las que no es convenien­te besar al saludar: Cuando le acaban de presentar a una persona. A los jefes y compañeros de trabajo. A los bebés y a los niños pequeños (para evitarles con­traer enfermedades). EL SALUDO DE MANO Existe otro gesto que acompaña la presentación y el salu­do: estrechar las manos. Algunas reglas que debemos tener en cuenta al hacerlo, son: Saludar con la mano es potestad de cada persona: cuando se es presentado a una persona de mayor jerarquía hay que esperar a que esta nos brinde la mano. Si a usted le van a presentar a otra persona, la decisión de dar la mano es suya. El gesto debe ser firme y rápido para demostrar seguridad. “Sonría al saludar y dé su rostro una expresión amable que acompañe eficazmente sus palabras” En las autopresentaciones siempre es usted quien debe extender la mano. Las mujeres deben estrecharse la mano entre sí y no to­marse por el antebrazo, como se acostumbra hoy. Aunque la mujer decide si le da o no la mano a un hombre, la norma de cortesía sugiere que si el hombre ya la ha ofrecido, no debe hacérsele un desplante. Hay que evitar tener las manos sucias o sudorosas al saludar, por consideración y respeto hacia la otra per­sona. DESPEDIDAS La despedida es el final de un encuentro y por tanto debe guardar relación con las actitudes observadas en la presen­tación o en el saludo. Esta debe ser: Breve y concisa. Amable y respetuosa. Algunos ejemplos de despedidas formales son los si­guientes: Fue un placer haber estado con usted. Hasta una próxima vez. Espero tener la oportunidad de conversar nuevamente con usted. Y algunos modelos de despedidas informales son estos: Me alegra haberte visto. Nos vemos pronto Que te vaya bien, recuerdos por casa. Adiós, que esté bien. Hablamos. Saludos a todos “La etiqueta del saludo es igual a la de las presentaciones: el caballero saluda a la dama, el más joven al más viejo, el inferior al superior” LA SONRISA: UN FACTOR CLAVE La sonrisa es uno de los mejores dones que nos dio la naturaleza para aproximarnos a los demás; sonreír es, por tanto, de vital importancia en las presentaciones, los saludas y las despedidas. La sonrisa debe ser sin­cera y espontánea y ha de estar a tono con las circunstancias. Según los expertos en lenguaje corporal, existen tres clases de sonrisas; su significado varía de acuerdo con su intensidad, pero todas delatan nuestros pensamientos. Estas son: La sonrisa sencilla: transmite confianza. La brindamos a personas que conocemos, con las que no tenemos una re­lación estrecha. La sonrisa de superioridad: es corriente en el campo la­boral. Por medio de ella revelamos autoridad. La sonrisa amplia: expresa alegría, felicidad y placer. Es la más espontánea de todas y la dedicamos a las personas que nos interesan. TRATAMIENTOS Y TÍTULOS Los tratamientos especiales y los títulos con que nos diri­gimos a las diferentes personas son una manera de de­mostrarles la consideración y el respeto que nos merecen por la posición social que ocupan. El manejo correcto de estos tratamientos y títulos responde a una serie de normas que veremos a conti­nuación. POR DIGNIDAD Y JERARQUÍA Todos los estados son respetuosos de los tratamientos y títulos protocolarios que por dignidad y jerarquía osten­tan algunas personas. Dichos tratamientos y títulos son reglamentados mediante leyes o decretos con el fin de evitar situaciones embarazosas que puedan ir en detri­mento de las relaciones de amistad y cooperación entre los países. Los títulos protocolarios más usuales son: santidad, ma­jestad, alteza, eminencia, honorable y excelencia. Es así co­mo: El tratamiento de su santidad corresponde al papa. A los emperadores se les llama majestad imperial. A los reyes se les llama majestad real o señor. A las reinas, majestad real o señora. A los príncipes, si son varones, alteza o señor, y si son mujeres, alteza o señora. A los cardenales de la Iglesia católica se les llama emi­nencia. A los miembros de las altas corporaciones legislativas, ju­diciales y civiles se les da el tratamiento de honorables; lo mismo sucede con los miembros de las academias de artes y ciencias. El tratamiento de excelencia, el más generalizado de todos, es utilizado para los jefes de Estado, los ministros del Despacho, los nuncios, los embajadores y los minis­tros plenipotenciarios. En Colombia, sin embargo, los tratamientos especia­les fueron modificados en 1958. Desde entonces, el presidente de la Repblicala República y demás funcionarios al servicio del Estado, sea cual fuere su posición, siempre recibirán el tratamiento de la denominación del cargo que desempeñen, solamente anteponiendo “señor” y “usted”, según el caso, teniendo en cuenta que no se trate de actos oficiales. Ejemplo: señor presidente, señor ministro, señor general, etc. Quienes ostentan títulos profesionales pueden ser llamados doctores o nombrados por sus profesiones: ingeniero Rodríguez, arquitecta Ruiz, periodista Mendieta, profesora Cabrera, etc. Como muestra de deferencia, todas las personas, sin importar su rango o condición sociocultural, deben ser llama­das con los títulos de señor, señora, señorita, joven, don, doña, etc. “El beso social debe ser usado selectivamente y con tacto” POR CONSIDERACIÓN Y CORTESÍA En el idioma español encontramos dos términos para diri­girnos a los demás de manera formal e informal: “usted” y “tú”. La utilización de uno u otro depende de las circunstancias y no puede imponerse como norma. Debemos tener en cuenta, sin embargo, que el término que utilicemos para dirigirnos a una persona es irreversi­ble. Si hoy la tratamos de “tú” o permitimos que ella nos dé ese tratamiento, no podemos modificar el trato ni exigirle mañana que nos hable de “usted”. Existe una norma gene­ral que nos da la pauta a seguir: la forma más respetuosa para dirigirse a los demás es la de “usted”. Pero si el interlo­cutor da la pauta para ser tratado de “tú”, no se debe dudar en hacerlo. “El beso de mano ha sido siempre una forma de saludo muy discutida. Antiguamente estaba destinado sólo a las señoras casadas y a las damas de edad y no se podía dar en la calle. Además era un beso insinuado, pues los labios no llegaban a tocar la mano de la destinataria. Hoy día ha caído totalmente en desuso” Cuándo usar el término “usted” Al dirigirnos a las autoridades. Cuando nos acaban de ser presentadas las personas. Los hombres deberán tratar de “usted” a las mujeres has­ta que ellas les indiquen lo contrario. Las personas que laboren en contacto con el público siempre se dirigirán a los clientes o usuarios de “usted”. A las personas de mayor edad, por respeto, se les debe tratar de “usted”. Entre jefes y subalternos el “usted” es imprescindible. En las entrevistas o reportajes por radio o televisión el “usted” se aplica tanto al entrevistador como al entrevis­tado. Cuándo usar el término “tú” En familia, si es lo acostumbrado. Entre amigos. Entre jóvenes. Entre compañeros de trabajo que se sientan a gusto con este tratamiento. Cuando aceptamos la iniciativa de otra persona en ha­cerlo. Cuándo usar el término “vos” Este es un pronombre personal de segunda persona, usado en singular y en plural. En el habla popular de gran parte de América Latina sustituye al “tú”. Cuándo usar el término “sumercé” Este término es muy usado en países como Colombia, so­bre todo en el altiplano cundiboyacense. Denota gran res­peto y cariño por la persona a la que va dirigido. “Nunca se debe esconder la mano en el bolsillo durante una presentación o un saludo, pues este gesto puede ser tomado como falta de respeto” PRECEDENCIAS ¿Qué lugar debemos ocupar en la mesa de nuestra casa? ¿Quién debe ir a la izquierda o a la derecha cuando caminamos por la acera de una calle? ¿Qué rasgo es más alto a ni­vel gubernamental? Para responder este tipo de inquietu­des es necesario saber qué son las precedencias y cómo se aplican. Las precedencias se definen como los privilegios, las ventajas o las preferencias que recibe una persona u objeto con respecto a otros. Todos los estados tienen un régimen de precedencias por medio del cual se establece el lugar que deben ocupar las personas en los actos protocolarios de acuerdo con su rango y jerarquía. Además, las prece­dencias rigen a nivel estatal, eclesiástico, militar, empresa­rial y familiar. A NIVEL ESTATAL Colombia En Colombia las precedencias están regidas por el Decreto No. 770 del 12 de marzo de 1982, por medio del cual se pide el reglamento de Protocolo y Ceremonial de la Presidencia de la Repblica.la República. (Las precedencias de los cargos creados a raíz de la reforma de 1991 a la Constituci￳nla Constitución son transitorias, pues el decreto de actualización correspon­diente no ha sido promulgado aun.) En Colombia el orden de precedencia es el siguiente (lo marcado con asterisco (*) son los nuevos cargos, con la precedencia que se cree deberán tener): “Es preciso usar el nombre de cada persona al referirse a ella. No es cortés decir “esta” o “aquel”, auque haya confianza entre los interlocutores” Presidente de la Repblica.la República. Cardenal primado. Ex presidentes de la Repblica.la República. (*) Vicepresidente de la Repblica.la República. Ministro de Relaciones Exteriores (si hay diplomáticos o personalidades extranjeras). Decano del cuerpo diplomático. Embajadores extranjeros (la precedencia es dada por el orden en que los embajadores llegan al país y la fecha de presentación de cartas credenciales). Presidente del Congreso de la Repblica.la República. Presidente de la Corte Suprema de Justicia. Presidente de la C£marala Cámara de Representantes. (*) Presidente de la Corte Constitucional. Presidente del Consejo de Estado. (*) Presidente del Consejo Superior de la Judicatura. Presidente del Tribunal Disciplinario. (*) Presidente del Consejo Electoral. (*) Fiscal general de la Naci￳n.la Nación. Ministros de Estado, en el siguiente orden: Interior (sólo se cambió el nombre), Relaciones Exteriores, Justi­cia, Hacienda, Defensa Nacional, Agricultura, Trabajo, Salud, Desarrollo, Minas y Energía, Educación, Comuni­caciones, Transporte, Comercio Exterior (*), Medio Am­biente. Secretario general de la Presidencia. Embajadores colombianos (si hay personalidades o di­plomáticos extranjeros). Comandante general de las Fuerzas Militares. Generales y almirantes de las Fuerzas Militares y de la Po­licía Nacional. Procurador general de la Naci￳n.la Nación. (*) Defensor del pueblo. Extender en el fondo de la maleta los pantalones, los vestidos, las faldas y las toallas para que ocupen menos espacio. Empacar al revés las chaquetas, es decir con la parte in­terna hacia afuera. Asegurase de que los paquetes u objetos puntiagudos queden en el centro de la maleta para evitar que se dañen o deterioren la maleta. Equipaje de mano Hay que procurar que sea lo más liviano posible, sin que falte ninguno de los elementos que podría necesitar en cualquier momento. Básicamente consta de: Los documentos, los tiquetes aéreos y el dinero. Todos los cosméticos, especialmente el champú y las Cremas, en envases pequeños de plástico para evitar que finas y la despresurización del avión pueda dañarlos o que se rieguen. Los medicamentos. La cámara fotográfica. Un suéter. Formas de entretenimiento tales como libros, revistas, que crucigramas, etc. VIAJANDO CON AMIGOS Viajar es una experiencia que no todos llevamos a cabo de igual forma. Si usted planea hacer un viaje con amigos, tenga en cuenta que sus expectativas pueden ser distintas de las de ellos y que es factible que esto ocasione proble­mas. “Los hoteles de lujo se precian de su servicio a la habitación y utilizan finas bajillas, cubiertos y cristalería, al igual que bellos manteles y flores para decorar. Junto con el desayuno va el periódico matutino. Salude al mesero (no importa que usted aún esté en levantadora) y firme la cuenta. Pregunte si el servicio está incluido; la mayoría de los hoteles cobran un porcentaje por el servicio y tal vez más por llevarlo a su cuarto. Si no está incluida, asigne al camarero una propina” Lo más importante en estos casos es abrir la mente a la idea de compartir, saber cuándo separarse, aprender a reír de las cosas que salen mal, ser paciente y comprensivo y, sobre todo, tener sentido del humor. Las diferencias de carácter entre amigos pueden pasar inadvertidas cuando se comparte una velada, pero al viajar juntos salen a relucir muy rápidamente. Para evitar contrariedades es recomendable discutir, antes del viaje, los intereses particulares. Por ejemplo, si quieren visitar museos o iglesias, si desean pasar todo el tiempo juntos o separarse unos días y volver a reunirse luego, etc. Discuta con sus amigos el presupuesto de gastos y sea tan claro como pueda. Si planea estar en un hotel de lujo y su amigo busca algo muy económico, hay que saberlo de antemano, lo mismo si usted quiere privacidad y no le interesa compartir la habitación, o si prefiere alquilar un auto en lugar de usar los medios de transporte locales. Hay quienes acostumbran hacer un fondo común de di­nero que alguien controla; en este no se incluyen los gastos personales. VISITANDO AMIGOS DE SUS AMIGOS Si un amigo suyo le da el nombre de unos amigos que viven en la ciudad que usted piensa visitar, aproveche la oportu­nidad de contar con alguien que en un determinado mo­mento podría brindarle ayuda valiosa u orientarlo para aprovechar mejor su estadía. Su amigo probablemente los llamará o les escribirá una carta para hablarles de usted. Aunque no está en la obligación de visitarlos, debe, por lo menos, llamar a saludarlos, puesto que su amigo se tomó la molestia de contactarlos. Lo ideal es invitarlos a tomar un café o a almorzar, si el tiempo lo permite. En caso de que insistan en que se aloje en casa de ellos y usted acepte, es­críbales luego para agradecerles o envíc les flores o un pe­queño detalle con una tarjeta. “Cuando usted llega a un hotel, el portero lo saluda y llama a un empleado para que se haga cargo de su equipaje. Si el portero no le presta otros servicios, no está en la obligación de darle propina; pero si él mismo carga sus maletas hasta el lobby del hotel o estaciona su auto, se estila darle una propina discreta; y si posteriormente le consigue un taxi o le presta un servicio, de nuevo debe retribuirlo” VIAJANDO CON NIÑOS No hay nada más divertido o instructivo para un adulto que descubrir el mundo a través de los frescos ojos de los niños. Sin embargo, hay que planear con atención dónde llevarlos y caer en cuenta ciertos limites y capacidades propias de su edad; los niños de 4 6 5 años, por ejemplo, son demasiado un problema pequeños para viajar muy lejos. Los siguientes son algunos puntos a tener en cuenta al viajar con niños: Todo niño debe llevar siempre su identificación consigo, sobretodo si viaja en un grupo grande. Incluya algunos juegos, juguetes y colores en su equipa­je de mano para que sus niños puedan entretenerse en el avión, el tren, etc. Lleve golosinas y bebidas para solucionar demoras en los horarios de comidas. Divida el día en actividades variadas para captar su atención y no fatigarlos demasiado. Puede dedicar, por ejemplo, una parte de la jornada a visitar sitios de interés, y la otra parte a realizar actividades recreativas. Deje que sus hijos decidan de vez en cuando a dónde ir: el zoológico, el parque, la playa, el acuario, etc. Asígnele al niño la responsabilidad de llevar su propio maletín, o pídale que ocasionalmente verifique que estén las maletas de todos; así él se sentirá parte activa del grupo. Si el niño tiene su propia habitación en el hotel, pida una contigua para usted, con puerta que las comunique. “La seguridad es un problema creciente en muchas ciudades del país y del exterior. Algunas medidas de seguridad que el huésped puede adoptar cuando se encuentra en un hotel, son las siguientes: deje el efectivo, las joyas y otros objetos de valor en la caja fuerte; nunca abra la puerta si golpean, a menos que esté esperando a alguien) los empleados del hotel deben identificarse siempre)” Anime a su hijo a que pruebe la comida del sitio que visitan, ¡pero no se disguste si no quiere hacerlo! Si usted desea salir por la noche sin los niños, en algunos hoteles suelen recomendar buenas niñeras. Si hay piscina y gimnasio en el hotel, recuerde que los niños requieren supervisión constante. No permita que sus hijos corran por los pasillos del hotel, que jueguen en los ascensores o que hagan excesivo ruido. “Estar de viaje no es razón para olvidar las buenas maneras; es más, se trata de una excelente oportunidad para aprender a ser considerados con quienes comparten con nosotros el viaje” VIAJES EN AVIÓN A pesar de que las condiciones varían notoriamente según la clase de tiquete que adquiera, viajar en avión suele ser molesto pues no se cuenta con todo el espacio que uno de­searía. Las demoras son también problemas corrientes. Quien viaja en temporada alta debe tolerar estos problemas con paciencia. Es poco lo que podemos hacer para disminuir las inco­modidades de los viajes, pero no por ello debemos volver­nos descorteses. Es en estos momentos cuando más consi­deración hay que mostrar hacia los demás viajeros. Al viajar en avión por lo general hay tres opciones: primera clase, clase ejecutiva y clase económica o turista. La diferencia entre estas formas está dada por el espacio, la calidad del servicio, la comida y, naturalmente, el costo del tiquete. El área de primera clase es pequeña y en ella caben unos veinte pasajeros. Los asientos son más amplios que en la clase ejecutiva, la comida es mejor y no hay que pagar por ninguna bebida, incluidas las alcohólicas; en cuanto a los auxiliares de vuelo, pueden atender mejor a cada pasajero puesto que hay menos de ellos. Cada asiento tiene video, es totalmente reclinable y dispone de buen espacio para los pies. Hay servicio de teléfono y también de fax y com­putador. Entre otros privilegios, los tiquetes de primera clase no tienen restricciones de tiempo ni sanciones por cancelación de reservaciones. La clase ejecutiva es mucho más cara que la clase econó­mica o turista, pero menos que la primera clase. Hay menos pasajeros en esta clase que en la económica, y los asientos son más cómodos. En la mayoría de los aviones los pasajeros de la clase ejecutiva cuentan con teléfonos y video; los asientos también son reclinables y tienen más espacio para descansar los pies. En los vuelos internacionales, las aerolíneas por lo gene­ral ofrecen diferentes menús: vegetariano, alto en proteínas, bajo en calorías, etc. También tienen facilidades especiales y ayudas para las personas con limitaciones físicas. Para los vuelos nacionales es preciso llegar al aeropuerto con una hora de anticipación; de lo contrario, la aerolínea le puede a otra persona. Si va a salir del país debe presentarse en el aeropuerto dos horas antes del vuelo. Para los viajeros frecuentes existen clubes que ofrecen tarifas especiales y servicios tales como suministro de periódicos, revistas, bebidas cambio de moneda y conexiones entre vuelos. Hay también salas de espera especiales, con fax, fotocopiadora, computador, etc. Recuerde que si no consigue el cupo que quería, disgus­tarse con la persona que vende los tiquetes no arregla las cosas. Es mejor conservarla calma. Si realmente siente que han atropellado sus derechos, escriba a la aerolínea y plantee sus quejas. Una medida útil para evitar inconvenientes es llegar con tiempo al aeropuerto. “Nunca deje el equipaje desatendido en un terminal aéreo, y sea especialmente cuidadoso al respecto si se encuentra en otro país; dado el temor al terrorismo en los principales aeropuertos del mundo, sus pertenencias pueden ser retiradas por los oficiales de seguridad, quienes tienen instrucciones para destruirlas sin obligación de adelantar ninguna investigación previa” Etiqueta durante el vuelo No monopolice la atención de los auxiliares de vuelo, pues son muchos los pasajeros y poco el tiempo que tienen para atenderlos a todos. Si desea estirar las piernas, hágalo cuando los pasillos no estén ocupados con los carritos de servicio. Si quiere conversar con su vecino hágalo, pero no lo inte­rrumpa si está trabajando, leyendo o, simplemente, medi­tando. Si alguien insiste en conversar con usted y no lo desea, indíquele cortésmente que tiene otras cosas que hacer. Ahora que están de moda los teléfonos celulares, es pru­dente no obligar a los demás a escuchar sus conversacio­nes. Si alguien habla muy alto en el teléfono y esto le dis­gusta, puede pedirle que baje el tono de la voz. Cuando presenten películas es cordial bajar la persiana de su ventana para que se vea mejor la transmisión; la excep­ción se presenta si necesita trabajar y requiere la luz. Evite echar hacia atrás su asiento de forma abrupta. Pue­de ocasionar un desastre si la persona detrás suyo tiene la mesita desplegada. Niños en el avión Al hacer la reservación, indique que viajará con un bebé y así le asignaran un puesto apropiado. Cambiar al niño en el baño puede ser incómodo, pero no sería correcto hacerlo en su puesto e incomodar a los demás. Las azafatas tendrán mucho gusto en calentar biberón del bebe y ayudarle con el niño, aunque esto no es parte de sus responsabilidades: ellas no son niñeras ni asistentes de las madres. Si desea ordenar comidas especiales para sus niños, debe hacerlo con anticipación. No olvide tampoco llevar algunas golosinas para su hijo, pues puede sentir hambre entre comidas. Los niños pequeños suelen ser muy susceptibles a los cambios de presión que se producen durante el despegue y el aterrizaje, así que conviene darles un biberón antes de de­colar y de llegar a su destino, para que se les destapen los oídos. A los niños mayores basta darles goma de mascar. Algunos padres permiten que sus niños jueguen en los pasillos, pero eso puede ser peligroso tanto para el niño como para las demás personas, en caso de una turbulencia repentina, por ejemplo. La mayoría de las aerolíneas permiten que los niños de cinco años en adelante viajen solos en vuelos directos. Si su hijo viaja solo, llevar todos los documentos necesa­rios: tiquete, pasaporte, carta de embarque, “formato de menor que viaja solo”, Es preciso llevar al niño hasta la puerta del avión y presentarlo a la persona que recibe a los pasajeros, quien asignará a su vez a otra persona para que se encargue de él. Si un niño de ocho años o más tiene un vuelo con conexión y viaja solo, la azafata encargada debe acompañarlo hasta dejarlo en manos de quien atiende el ingreso al otro avión. Al llegar a su destino, el niño será entregado a la per­sona que aparece registrada en el “formato de menor que viaja solo” (previa verificación de su identidad). ALGO SOBRE EL EQUIPAJE En los vuelos nacionales no hay mayores restricciones de peso: puede llevar dos piezas de mano, siempre y cuando una quepa debajo de su asiento y la otra en el compartimiento superior. Las bolsas con el equipo de golf deben ir en la sección de carga, al igual que el equipo de esquí; pero es posible llevarlas raquetas de tenis co­mo parte del equipaje de mano. Esta información y otros datos adicionales se en­cuentran al respaldo de su tiquete, en letra menuda. En caso de extravío de maletas, la aerolínea hará todo lo posible por recuperarlas en menos de veinticuatro horas y enviarlas a su residencia o destino. Cada día que pase sin que le entreguen sus pertenencias tiene una compensación económi­ca. Si su equipaje no viene junto con el de los demás, reporte el hecho de inmediato ala aerolínea. “Es un acto de gentileza brindarle ayuda a la madre que está acomodando el equipaje de mano en el avión o al anciano que tiene dificultad en hacerlo. Los auxiliares de vuelo ven con muy buenos ojos que un pasajero le ayude al otro; no sea usted la excepción” VIAJES EN BARCO Realizar un crucero es el sueño de muchos turistas debido a la tranquilidad que significa verse libre de las inquietudes habituales del viajero: dónde hospedarse y dónde comer; además, se conocen puertos interesantes y se tiene una deliciosa sensación de aventura, todo incluido en el precio del pasaje. Si usted disfruta del olor y la vista del océano, de los puertos extranjeros y de hacer nuevas amistades, entonces los cruceros son para usted. Sin embargo, hay quienes odian viajar largas horas sin otra entretención que algunos juegos de mesa, la contemplación del horizonte y las conversaciones con extraños. Por eso, antes de decidirse a abordar un crucero, es importante pensar con detenimiento qué tipo de persona es usted. Otros consejos importantes se indican a continuación: Generalmente se deja un depósito de 10% en el momento de efectuar la reservación para el crucero; el resto se paga derecho seis semanas antes de abordar. Si decide cancelar el viaje, probablemente deba pagar un porcentaje como sanción. “Hay quienes llevan en el viaje tapaojos y tapone para los oídos, mientras que otros se quedan dormidos fácilmente en el instante mismo en que abordan. Si la persona que se encuentra junto a usted está roncando muy fuerte, no tiene más remedio que soportarlo, pero si sus vecinos están hablando demasiado alto, tiene pleno derecho de pedirles que bajen el tono. El precio del tiquete incluye acomodación, comidas, en­tretenimiento a bordo y uso de piscinas y campos de deporte. Debe pagar por las excursiones en tierra, los im­puestos portuarios, los licores (excepto los cócteles en las fiestas organizadas para los viajeros), la lavandería, los servicios personales tales como masajes y corte de pelo, y las propinas (suelen ser muy significativas, así que tenga la precaución de incluirlas en su presupuesto). Entre mas costosa sea su cabina, más grande y mas en lo alto del barco estará ubicada. Las cabinas laterales con claraboyas son mejores que las interiores y por tanto más costosas, y la parte delantera del barco es preferible a la popa, pues esta lejos del ruido de los motores. Hoy en día la mayoría de los barcos tiene una sección de y en cubierta haya fumadores y otra de no fumadores. Nunca se debe fumar en la cabina ni se deben arrojar por la borda el cigarrillo o las cenizas, puesto que el viento podría devolverlas y herir a una persona. En los barcos más grandes, por lo general, hay dos ho­rarios para servir la comida (6:30 p.m. y 8 pm.). Al hacer la reservación puede separar su mesa e indicar si desea estar en compañía de otros. Si viaja solo, asegúrese de que no lo acomoden con parejas sino con grupos. Si viaja con niños, seleccione un crucero con facilidades es­peciales para ellos. En la mayoría hay niñeras a disposición de los viajeros y salones de diversión para los adolescentes. Es recomendable hacer las reservaciones de peluquería y semejantes antes de abordar, pues es factible que no consi­ga cupo los días de las grandes fiestas. Días antes de abordar, los viajeros reciben un paquete con todo lo que necesitan: tiquetes, cartas de embarque, instruc­ciones para el viaje, tarjetas de identificación para las maletas, reservaciones para cenar, cambio de moneda, correo, etc. “En cualquier crucero existe la posibilidad de encontrar aguas agitadas. Si tiene propensión a sentir mareos, antes de abandonar el puerto pregúntele a su doctor qué medicina le recomienda; el jengibre es bueno para el estómago indispuesto, así como el aire fresco, a menos que el tiempo esté demasiado malo y en cubierta haya mucho movimiento” Todos los barcos tienen radioteléfonos o equipos conec­tados a satélites para comunicarse con tierra firme. No hay impedimento para enviar y recibir télex y fax. Es probable que tenga que seguir un curso de salvavidas y asistir a un simulacro de incendio antes de hacer el crucero. Al abordar, una persona llevará sus maletas de inmediato a su cabina. Es recomendable darle una propina. Tradicionalmente nadie se viste de gala ni la primera ni la última noche a bordo; sólo se exige vestido formal para la comida que ofrece el capitán. Sin embargo, se recomienda usar chaqueta y vestido para las cenas a bordo. Durante el día es corriente vestirse con informalidad. Es parte de la etiqueta de los cruceros llamar “capitán” al capitán y “señor” o “señora” a los demás oficiales de a bordo. Se considera un honor ser invitado a la mesa del capitán. Diariamente se reparten boletines informativos con da­tos sobre el viaje y las actividades programadas, tales como torneos deportivos, películas, juegos infantiles, etcétera. Al final del viaje la lista de propinas que debe dar es larga e incluye, entre otros, al mesero que atendió su cabina, al que lo atendió en el comedor, al maitre, al sommelier y al mesero de cubierta. VIAJES EN AUTOMÓVIL El conductor tiene la obligación de aplicar toda su pericia y experiencia al manejar. Es de vital importancia que antes de iniciar el viaje someta su vehículo a una revisión, general minuciosa, y que repita dicha operación cuantas veces sea necesario durante el trayecto para evitar contratiempos. El conductor tiene responsabilidades morales y legales con sus pasajeros; debe preocuparse de que se abrochen los cinturones de seguridad, de que los niños permanezcan quietos, de que los animales domésticos estén en un guacal especial, etc. Comer, beber, llevar sobrecupo y exceder el límite de velocidad son conductas irresponsables que se le deben, reprochar a todo conductor, pues la suya es una tarea que requiere total concentración y no debe llevarse a cabo con sueño o sin las condiciones básicas de seguridad. No hay que permitir que las presiones del viaje nos hagan olvidar las normas elementales de cortesía, entre las cuales encontramos la de saludar a los empleados de los re­tenes o la de darle paso a otro vehículo. “Para los viajeros en barco conviene vestirse informalmente durante el día: las pantalonetas y los pantalones ligeros van bien para el desayuno y el almuerzo (nunca se presente al comedor en vestido de baño), pero la cena es un evento más formal. VIEJES EN TREN Al viajar en tren es posible escoger entre la primera y la segunda clase. La primera clase se debe reservar con anticipación, es más espaciosa que la segunda, tiene asientos más grandes y menos pasajeros por vagón, hay una persona a cargo de cada vagón y se cuenta con servicio de restaurante de excelente categoría. Cuando se toma una litera para pasar la noche, el pasajero por lo general tiene acceso a sábanas, toallas y jabón, y existe incluso la posibilidad de que le lleven el periódico y le lustren los zapatos. Algunos trenes ofrecen, además, facilidades tales como mesas de conferencia, televisión fax etc. AL CONDUCIR UN VEHÍCULO EN EL EXTRANJERO Las reglas varían de país a país, así que es importante revisar las especificaciones sobre los límites de velocidad, las señales en las carreteras, las direccionales, las luces y otros aspectos semejantes en la oficina de turismo de la ciudad que visite. Por ejemplo, en muchas ciudades europeas es ilegal pitar (en lugar de eso hacen parpadear las luces), hay zebras para el peatón, o se conduce en el carril izquierdo. Aun cuando no hay restricciones en cuanto a la forma de vestirse para viajar en primera clase, quienes lo hacen por lo general llevan ropas formales. La segunda clase es más económica que la primera y la atmósfera tiende a ser más informal. En el vagón - cafetería venden emparedados, bebidas y alimentos ligeros. Algunas normas de cortesía con los pasajeros, que se deben tener en cuenta al viajar tanto en primera como en segunda clase, son las siguientes: Fumar está permitido sólo en ciertas áreas. Es preciso respetar la norma. Si desea escuchar radio, use audífonos para no molestar a los demás. Es preciso conversar en voz baja para no perturbar a los vecinos. Si va en la ventana del tren, antes de abrirla piense si incomoda a los demás. Si alguien necesita ayuda para acomodar el equipaje, es cortés ayudarle. Si no está leyendo, apague su lámpara para no molestar a otros, y no se cohíba en solicitarlo si así lo requiere. Mucha gente debe movilizarse en tren hacia su sitio de trabajo. Este enorme grupo de personas con fre­cuencia se caracteriza por su falta de sociabilidad. Por lo general no conversa con nadie, especialmente si es temprano en la mañana. Un “buenos días” es cortés, y no irrespeta la privacidad de quienes no desean conversa. Tenga en cuenta que no es gentil poner el maletín o el abrigo en el asiento contiguo al suyo, si más personas re­quieren ese espacio. Si nota que dos personas viajan juntas y no hay asientos contiguos, ofrezca el suyo si no le importa cambiar de sitio. Este gesto es particularmente amable con la madre que via­ja con el hijo. Aún se acostumbra que el hombre le ceda el puesto a una mujer de cierta edad, o a cualquiera que pue­da necesitarlo: una señora embarazada, alguien con pro­blemas físicos, etc. Si debe usar su teléfono celular en el tren, hable en voz baja. “En señal de cortesía saludar al controlador de tiquetes en el tren y tener listo el nuestro antes de que él lo solicite. Los empleados ferroviarios trabajan duro para cumplir los itinerarios y garantizar la seguridad, y por tanto merecen todo nuestro respeto” ETIQUETA EN LOS HOTELES Antes de seleccionar un hotel es preciso averiguar el costo y la localización, ya que estos datos nos permiti­rán saber si nos conviene, de acuerdo con las caracte­rísticas del viaje (negocios o turismo). Los siguientes son los principales pasos a seguir cuando se llega a un hotel: Diríjase a la recepción para formalizar su inscripción: entregue su recibo de pago si canceló con antelación la habitación muestre su pasaporte o documento de identidad y llene la tarjeta de registro. Cuando le hayan asignado la habitación, el botones tomará la llave y cargará el equipaje; se acostumbra darle una propina proporcional al número de maletas. “Todo huésped debe leer las normas de evacuación en caso de fuego y familiarizarse con la ubicación de las salidas de emergencia, tomando nota del sitio exacto de las más cercanas a su habitación” Para mayor seguridad, deposite los objetos de valor en la caja fuerte del hotel y averigüe los horarios en que puede retirarlos. Puede solicitar algunos servicios —despertarlo a deter­minada hora, llevarle el desayuno o el periódico a la habi­tación, lavandería, etc— en la recepción o puede colgar un cartelito destinado para tal fin en el pomo de su puerta. Si espera una llamada, informe en la recepción el sitio del hotel en que se encuentra o su hora de regreso. Avise con dos horas de anticipación su partida definitiva del hotel. Algunas precauciones importantes No olvide que debe mantener su equipaje a la vista cuan­do se registre en el hotel, pues podrían confundirlo o extra­viarse. ALGUNAS SIGLAS DE PLANES HOTELEROS PE.: plan europeo, sin alimentación. PG: plan continental, con desayuno. Desayuno continental: jugo o fruta, café o té, tostadas, mantequilla y mermelada. PCDA: plan con desayuno americano. Desayuno americano: jugo o fruta, café o té, tostadas, mantequilla y mermela­da, huevos al gusto. PAM: plan americano modificado. Incluye el desayuno y una comida. PA: plan americano. Incluye las tres comidas. Cuide la llave de su habitación; en caso de pérdida, infor­me inmediatamente a la recepción. Asegure siempre la puerta de su habitación, tanto al salir como al llegar. Si fuma en su habitación sea precavido: muchos incen­dios se han producido por descuido de quienes acostum­bran fumar en la alcoba. ¿VA DE COMPRAS? Para ir de compras, además de vestirse con ropa y zapatos cómodos, hay que proveerse de una bolsa de tamaño ade­cuado (ojalá de lona) para cargar un solo paquete; evite comprar objetos muy pesados o innecesarios que luego lo harán arrepentirse. Guía de tallas Presentamos a continuación una tabla de equivalencias de los tres sistemas de tallas más usados en el comercio inter­nacional. BLUSAS, VESTIDOS PARA DAMA Y SUÉTERES Francesa 36N 38N 40N 42N 44N 46N 48N Inglesa 32 34 36 38 40 42 44 Estadounidense 10 12 14 16 18 20 22 MEDIAS DE MUJER Francesa 1 2 3 4 Inglesa/estadounidense 9 9 ½ 10 10 ½ “Toallas, ceniceros, porcelanas para poner el jabón y otros elementos semejantes son propiedad del hotel, no recuerdos que pueden llevarse a casa” ZAPATOS DE HOMBRE Y DE MUJER Francesa 36 37 38 39 40 41 42 43 Inglesa 3 4 5 6 7 8 9 10 Estadounidense 5 6 7 7 ½ 8 9 10 10 ½ VESTIDOS PARA HOMBRE Francesa 34 36 38 40 42 44 46 48 Inglesa/estadounidense 34 35 36 37 38 39 40 42 CAMISAS PARA HOMBRE Francesa 36 37 38 39 40 41 42 43 44 Inglesa/estadounidense 14 14 ½ 15 15 ½ 16 16 ½ 17 17 ½ 18 Nada más agradable que desenvolverse con holgura en los viajes, tanto en los hoteles como al usar los medios de transporte y al hacer compras. Si cada uno de nosotros viviera en una burbuja de cris­tal y nunca tuviera que interactuar con los demás, no habría necesidad de las normas de cortesía. Pero como el hombre es un ser social por natura­leza, hay ciertas reglas de conducta que se tornan indispensables. El co­mún denominador de estas normas es la necesidad de tratar a los demás con tanta amabilidad como nos gustaría que nos trataran. Para convivir armoniosamente en familia, en especial si hay niños, lo me­jor es establecer ciertas políticas de comportamiento. Esto tiene especial im­portancia en el caso de las familias numerosas, cuando la cooperación se torna indispensable. VIDA FAMILIAR La unidad familiar es importante en el buen funcionamiento del hogar. Los padres que tienen opiniones divergentes con respecto al trabajo, la religión, el dinero o la educación pue­den desorientar o confundir a sus hijos. Otro aspecto delicado de la vida familiar se relaciona con los parientes políticos, puesto que es importante dejar en claro los deberes y obligaciones de cada cual. Costumbres de tipo cultural tienen un papel importante al especto; por ejemplo, si una mujer se casa con un extran­jero y la pareja se radica en el país de él, tal vez sus pa­dres, hermanos o primos no encuentren inconveniente en visitarla ocasionalmente y quedarse en su casa unas semanas, pero sí el esposo; la solución para no incomodarlo es, simplemente, ponerse de acuerdo con anticipación para evitar roces. Una clara división de responsabilidades entre los miembros de las distintas familias no significa que la vida familiar deba ser rígida y aburrida, sólo se trata de preservar la armonía. “Incluso sí se cuenta con servicio doméstico, al niño se le debe enseñar a recoger y ordenar sus cosas. Esto le ayudará, en el futuro, a ser responsable de sus actos y respetuosos con los demás” EL NINO EN SOCIEDAD . Los niños son grandes observadores, e incluso antes de empezar a caminar ya han aprendido de sus padres muchas normas de comportamiento. No tiene sentido tratar de in­culcarle buenas maneras a un niño si sus padres no las tie­nen ni le sirven de modelo. La curiosidad de los niños es insaciable; son también ex­tremadamente emotivos, y pueden llegar a ser tan odiosos como simpáticos, según el grado de atención y cariño que reciban de sus padres. El temperamento del niño cambia de acuerdo con la etapa de crecimiento en que se encuen­tre: una semana puede ser muy sociable, y la siguiente muy tímido. Recuerde que los niños pequeños, especialmente de menos de tres años, necesitan que los vigilen o de otro modo acabarían con las cosas de la casa. Si sus amigos aprecian especialmente ciertas porcelanas, no los visite en compañía de su hijo; es preferible invitarlos a su casa para evitar problemas. Y si convida a su casa a amigos con hijos pequeños, asegúrese de poner a salvo, antes de que lleguen, las piezas de valor que se puedan rom­per. Sin embargo, recuerde que es amable tener a la ma­no unos cuantos juguetes para que los niños puedan di­vertirse. Si sus amigos le permiten al hijo hacer lo que le venga en gana, sugiera salir a caminar un rato para evitar desastres. Importancia de las buenas manaras Las buenas maneras son tan importantes para un niño como aprender a leer, escribir o efectuar operaciones matemáticas. A la edad de dos años y medio se le debe pedir que comience a decir las palabras mágicas “gra­cias” y “por favor”. A la edad de cuatro años ya debe en­tender los conceptos de cortesía lo suficientemente bien como para saber qué significa compartir, mostrar respe­to hacia los demás, presentar excusas. A la edad de cinco años los padres no deben necesitar recordarle que dé las gracias, pida un favor o salude, sino que lo ha de hacer en forma automática: He aquí algunas buenas costumbres básicas que se le deben enseñar al niño: Saludar sin timidez a todas las personas. Decir “por favor”, “gracias”, “disculpe”, “lo siento”. Mostrar respeto hacia los adultos. Respetar la privacidad de sus padres y otros adultos. Contestar cuando le hablen. No interrumpir las conversaciones de los adultos Comportarse bien en los sitios públicos. No tocar o jugar con las cosas de los demás a menos que lo inviten a hacerlo. Llevarse bien con los hermanos y amigos. Responsabilizarse del cuidado de sus pertenencias. Mantener la ropa ordenada dentro del armario y escogerla de acuerdo con las situaciones que se presenten. Es una buena costumbre, por ejemplo, que el niño deje listo el un forme del colegio la noche anterior. El amor y el respeto son los métodos más efectivos para enseñarle buenas maneras a su hijo; el temor y la intimida­ción no funcionan a largo plazo. Si tiene que reprenderlo, no lo haga frente a otras personas: Llévelo a otra habitación y evite avergonzarlo en público; de esta forma es más fácil que comprenda la gravedad de la situación. Es posible enseñarle al niño a tratar a los adultos con cierto grado de formalidad, de manera que los amigos de sus padres sean “el señor y la señora Pérez”, por ejemplo, y sus profesores e instructores reciban un tratamiento semejante. Pero también es posible inculcarle libertad al referirse a los mayores, y llamarlos por sus nombres. Todo es cuestión de preferencias y depende de los padres el modelo que les indiquen a sus hijos” Cada vez que su hijo rompa una norma importante de comportamiento, recuérdesela. No le hará ningún favor si se hace el de la vista gorda. Los padres que trabajan todo el día y sólo ven a los hijos por la noche suelen evitar repren­derlos para no echar a perder el corto tiempo que compar­ten con ellos, pero esta actitud termina por ocasionar pro­blemas. Obviamente, la cena sería más divertida si no tu­viera que recordarle a su hijo que coma con la boca cerra­da, pero si no lo hace, el perjudicado después será él. Uso correcto del lenguaje Los padres que se expresan con groserías frente a sus hijos no deben sorprenderse si un buen día los escuchan diciéndolas por cualquier motivo. Si su hijo aprendió algunas malas pala­bras y disfruta al decirlas, no exagere su mal genio. Lo más indicado es explicarle que los adultos en ocasiones emplean términos inapropiados. Tenga en cuenta que el niño no sólo repite lo que usted dice, sino también el tono en que habla. Muchos padres se extrañan de que el hijo la emprenda a gritos contra sus amigos o sus propios juguetes; es como si olvidaran que ellos aprenden a comunicarse imitando lo que ven en su entorno. Etiqueta en la mesa Desde temprana edad, a los niños se les debe enseñar a respetar la hora de la comida. Cuando hay invitados es conveniente que les dé de comer antes, y que sólo se presenten a la mesa para probar algún bocado o hacer compañía. Si se ponen pesados, es preciso llevarlos a sus habitaciones. “Uno de los mayores retos que deben afrontar los padres es preparar bien a sus hijos para la nueva experiencia que representará el colegio, con el fin de que se gratificante y divertida. Esto depende, lógicamente, de que los niños sepan relacionarse con los demás niños, para lo cual entran en juego las buenas maneras que les inculquen en casa” Lo más importante es no hacer participar a sus niños en comidas que no pueden aún manejar con propiedad. No tiene sentido, por ejemplo, esperar que un niño de cinco años o menos se siente a la mesa con los adultos si la comi­da empieza a las 8 p.m. A continuación indicarnos algunas reglas básicas de eti­queta que deben inculcarse a los niños: Lavarse las manos antes de sentarse a la mesa. Presentarse bien vestidos y aseados. No traer juguetes ni animales domésticos. Ponerse la servilleta en el regazo antes de empezar a comer. Sentarse bien. Pedir en forma amable que les pasen las bandejas; nunca acostarse sobre la mesa para cogerlas por sí mismos. “El primer punto de referencia para el niño es su propio hogar. Las normas que se observen en familia influirán en el comportamiento de su hijo en sociedad” ¿ES BIEN VISTO DARLE PECHO AL BEBE EN PÚBLICO? Aunque darle pecho a un hijo es un acto natural, para muchos puede resultar mo­lesto. El sentido común aconseja hacerlo deforma discreta, sin incomodar a los demás. Si llenar un biberón en casa con su leche le parece muy engorroso, busque un lu­gar tranquilo y cúbrase con una pañoleta para que los demás no vean su pecho desnudo en el momento de alimentar al bebé. Use blusas con aberturas en el pecho. Si se encuentra en un restaurante, puede ira un sitio discreto y alimentar allí a su bebé. Si está de visita en casa de unos amigos, pregunte a su anfitriona si le disgusta que alimente al niño delante de otras personas. De ser así pida que le indique en qué habitación puede hacerlo. Esperar a que todos se sienten para empezar a comer. Masticar con la boca cerrada. No hablar con comida en la boca. Usar los cubiertos con tranquilidad, sin golpear la mesa con ellos. No subir los codos a la mesa. Mantener el cuchillo fuera de la boca. Nunca jugar con los alimentos. No tomar comida de los platos de los demás. Preguntar si pueden repetir, en forma cortés. Presentar excusas si deben levantarse de la mesa. Dar las gracias cuando les sirven. Niños en ambientes de adultos Si usted ofrece una fiesta, dependiendo de la edad, su hijo puede ayudarle con los preparativos e incluso recibir los abrigos de los invitados u ofrecerles pasabocas. Pero si es muy pequeño, debe conseguir quién lo cuide y lo manten­ga ocupado. Si lleva a su hijo (de más de cinco años) a una fiesta noc­turna, lo mejor es que duerma, pero no pretenda que lo ha­ga de inmediato; una atmósfera nueva para él y el exceso de ruido y agitación trastornarán un poco su horario habi­tual de sueño. Para el niño promedio es difícil permanecer quieto durante una cena en un restaurante. Por eso, evite llevar­lo a sitios donde no haya quién se haga cargo de él. In­cluso en restaurantes que ven con buenos ojos que lleve a sus hijos, no debe permitirle al suyo que se eche al sue­lo, se meta detrás de la mesa o corra por todas partes. Si su hijo molesta demasiado, no tiene más alternativa que abandonar el establecimiento. Hay restaurantes, sin embargo, que tienen un menú especial para niños, además de asientos altos y juegos para distraerlos; si va a comer fuera con sus hijos pequeños es mejor escoger uno de estos sitios. Fiestas infantiles La regla de oro al planear una fiesta infantil es invitar tantos niños como años cumpla su hijo, más uno. Eso significa que invitará a seis niños si su hijo tiene cinco años, y así su­cesivamente. Claro que si se trata de convidar a los amiguitos del colegio el número aumentará, pues no puede ex­cluir a ninguno de la clase. A los niños de más de cuatro años se les puede pedir su opinión acerca del tipo de fiesta que prefieren: Pocahon­tas, Peter Pan, Power Rangers, etc. Discuta con ellos tam­bién qué dará de comer y cómo será la torta. Al planear la fiesta debe determinar cuánto tiempo dedi­cará a los juegos y cuánto al pastel y la comida. Recuerde que las fiestas infantiles no deben durar más de tres horas. La decisión de abrir o no los regalos delante de los de­más niños dependen de usted. Si hace lo primero es posible que algunos de los niños más pequeños se sientan confundidos y no sepan en realidad a quién pertenecen los regalos; puede además haber peleas entre ellos. Planee la fiesta a una hora en que los niños no estén cansados. Las tres de la tarde es buen momento, pues por lo general ya han hecho la siesta. Déles una comida ligera y nutritiva antes de partir el pastel; así disfrutarán de la fiesta y se alimentaran bien. Los padres que temen por los destrozos en su hogar llegan a la conclusión de que es mejor hacer las fiestas infanti­les fuera de casa, y convidan a los niños a una pizzería, un club o un sitio semejante; de un tiempo para acá ha empezado a imponerse la costumbre de hacer piñatas en el salón de clase del colegio o del jardín infantil. El niño que es invitado a una fiesta debe aprender a decir “feliz cumpleaños” al homenajeado y “gracias” a los padres de este. “Si verdaderamente quiere inculcarle buenos modales a su hijo, debe enfatizar la regla en el momento en que este la rompe. No le hace ningún favor a su niño si ignora que se está comportando indebidamente, puesto que repetirá el error en otras oportunidades” Los niños y el dinero La mayoría de nuestras actitudes con respecto al dinero se forman en la niñez. Los padres cumplen un papel impor­tante en la educación del niño frente al dinero, y de ellos depende que a la edad de dieciocho años (incluso antes) los muchachos ya sean capaces de ajustarse a un presu­puesto de gastos, discriminando necesidades y lujos y evi­tando derrochar. Las pautas que damos a continuación son de gran utilidad para inculcar en los menores una adecua­da concepción del dinero: Entre los tres y los cinco años, hábleles a sus hijos acerca del dinero, llévelos al banco, al supermercado, a la esta­ción de gasolina, y explíqueles que usted gana dinero en el trabajo para pagar las cosas que le ofrecen en estos sitios. Ocasionalmente déle a su hijo unas monedas para que las eche en la alcancía. Entre los seis y los siete años comience a darles regular­mente algo de dinero, semanalmente, por ejemplo. Entre los ocho y los diez años, aumente anualmente el di­nero que les da con regularidad, siempre en la misma fecha. Invente formas en que su hijo gane dinero adicional. Abra una cuenta de ahorros para él y enséñele los benefi­cios de ahorrar. Entre los once y los catorce años es bueno que su hijo participe en algunas discusiones del presupuesto familiar: hable de planes a largo plazo, tales como la compra de un auto o la entrada a la universidad. Fomente la idea de que haga trabajos para otros que le permitan ganar dinero adi­cional. Déle incentivos para que ahorre. Entre los quince y los dieciocho años, discuta con su hijo los gastos de ingreso a la universidad. Dependiendo de la situación familiar él debe cubrir ciertos montos, y es preciso establecer cuáles; las cosas que cuestan por lo general se valoran más que aquellas que nos dan sin es­fuerzo. EVENTOS ESPECIALES NACIMIENTOS El nacimiento de un bebé siempre debe ser anunciado por la pareja a su familia y a sus amigos, aunque no se trate del primer hijo, y se hace personalmente o por telé­fono; a las demás amistades se les envía una tarjeta por correo. Las tarjetas formales, por lo general, se mandan impri­mir y llevan un texto sencillo con los nombres de los padres que anuncia el nacimiento del hijo y la fecha en que tuvo lugar. Las tarjetas informales son las más usuales y se consi­guen ya impresas. Vienen en diferentes modelos y traen espacios en blanco para llenar con los datos del bebé. Quienes reciben la tarjeta de presentación del bebe no están obligados a llevarle un regalo; una nota o una llamada telefónica es suficiente cortesía con los padres del niño. “Si desde niños nos enseñan a no esperar que las personas nos hagan regalos y a recibir con agrado lo que nos dan, el intercambio de obsequios puede convertirse en un ritual bello y satisfactorio” Jorge A. Bermeo Patricia Pulido Participamos el nacimiento de Laura Daniela En Santafé de Bogotá El día 10 de junio de 1996 a las 6:10 p.m. Es el bautizo de mi hermanito María Fernanda Mi papi, mi mami y yo Te invitamos a su fiesta Día: 12 de agosto de 1996 Hora: 3:30 p.m. Lugar: calle 4 No. 74A12 Tel: 2736597 BAUTIZOS El bautizo es la primera ceremonia importante en la vida de una persona y se celebra de acuerdo con las creencias de los padres. Los principales tipos de bautismo en América Latina son los siguientes: “Las celebraciones son una forma de reconocer el paso del tiempo y de festejar los momentos felices. Si conocemos el comportamiento apropiado para cada situación, podremos actuar con estilo, decir lo adecuado en cada ocasión y lucir serenos en los momentos más emotivos” Bautizo católico Tiene como objetivo convertir al recién nacido en un miem­bro más de la comunidad cristiana. Generalmente se reali­za-a los pocos días del nacimiento, pero hay quienes espe­ran algunos meses para hacerlo, que por lo general no son más de seis. Los padres del niño escogen dos padrinos, un hombre y una mujer, los cuales deben cumplir los siguientes re­quisitos: ser católicos, mayores de siete años, servirle de ejemplo y apoyo al niño, y si llegaran a fallecer sus pa­dres, velar por su bienestar y su educación. De ahí la importancia de nombrar como padrinos personas allega­das a la familia y no simplemente por conveniencias so­ciales. Si a usted lo nombran padrino de un niño y ya tie­ne muchos ahijados, manifieste con sinceridad que no puede incurrir en nuevas responsabilidades y rechace el ofrecimiento. Las invitaciones al bautizo deben ser hechas por los pa­dres. Lo ideal es que sean impresas y dirigidas a un grupo no muy numeroso de familiares y allegados, ya que se trata de un acontecimiento íntimo. La hora en que se celebre la ceremonia religiosa deter­minará si hay que organizar un desayuno, un bufé ligero o una copa de champaña con torta después del servicio. Los regalos más acostumbrados para el bautizado son dinero, cadenas de oro con medallas religiosas, artículos de plata, juguetes y ropa. En algunos casos, a manera de recuerdo, la madrina es­cribe en un pergamino los datos del bautizado, los nom­bres de los padres y del sacerdote, la fecha y el lugar del bautismo. Al padrino le corresponde obsequiar los recordatorios que se entregarán a los invitados. Hay muchas opciones, pero lo más frecuente es grabar en ellos el nombre del bebé y la fecha del bautismo. Los bautizos en las iglesias tienen que ser planeados con semanas e incluso meses de anticipación puesto que en ocasiones se dificulta obtener cupo. A la iglesia, la madre asiste vestida como si se tratara de una misa corriente, pero debe evitar el color negro. Es tradición que la madrina sostenga al bebé durante la ceremonia. Cuando el cura pre­gunta el nombre del niño, los padres y el padrino lo dicen y el cura lo repite. Después de la ceremonia se firma el certi­ficado bautismal. Es de anotar que estas costumbres no se deben cumplir al pie de la letra: cada persona tiene el derecho de celebrar el bautizo de su hijo de acuerdo con su presupuesto y circunstancias personales. Bautizo judío o brith milah En la religión judía, la ceremonia del bautizo varía según el sexo del recién nacido. El bautizo de un niño tiene lugar al séptimo día de su na­cimiento, junto con la circuncisión; y a los treinta y un días es consagrado a Dios durante una ceremonia que se conoce con el nombre de pidyon haben. Las niñas son bautizadas el primer sábado, o sabath, que coincida con los treinta días posteriores a su nacimiento. En ambos casos se realiza una celebración en casa de los padres. Una de las tradiciones del bautizo católico consiste en vestir ese día al bebé con un atuendo usado por varios miembros de la familia de cualquiera de los padres; si no existe tal vestido, se acostumbra que la madrina se lo obsequie al bebé. Bautizo protestante Los protestantes presentan al recién nacido ante Dios y la comunidad, pero no lo bautizan en ese momento si­ no que esperan a que el niño sea mayor y él mismo lo solicite. Esto ocurre por lo general a los 15 o 16 anos de edad. Después de la presentación del recién nacido, según la hora, se ofrecerá un desayuno, un almuerzo o un cóctel en de los padres o de los abuelos. La mesa estará adornada con flores y dulces. PRIMERAS COMUNIONES CATÓLICAS Es el segundo de los siete sacramentos y se realiza después de que el niño cumple siete años de edad. Antes de celebrar la primera comunión los niños reci­ben una intensa preparación para concientizarlos de la importancia del sacramento que van a recibir; esta, generalmente, se lleva a cabo en el colegio o en la parro­quia mediante charlas y talleres en que también los padres participan. Para una fecha como esta se acostumbra realizar una reunión social que puede tener lugar en la casa, en un Salón comunal o en un club. Las invitaciones deben enviarse con veinte días de anticipación. La decoración del lugar incorporará motivos religio­sos, de acuerdo con la ocasión. En cuanto a la comida, se debe tener en cuenta que la mayoría de los invitados son niños, y por tanto es aconsejable servir platos ligeros, como minihamburguesas, pizzas, perros calientes, espague­tis; etc. Si la idea es dar sólo refrigerios, se puede pensar en helados, postres, gelatinas, jugos de frutas o gaseosas. A los adultos se les puede ofrecer un bufé y licores. Hay que tener en cuenta que la recreación de los niños es de vital importancia en esta celebración. Las razones por las cuales damos un regalo pueden ser poderosas o sutiles; muchas veces el objetivo es obtener un favor o ganar la aprobación de alguien. El regalo ideal se da con afecto sincero, más de acuerdo con el gusto de quien lo recibe que de quien lo da” Finalmente, el vestuario de los niños que hacen la primera comunión, si bien debe estar a la altura de las circunstancias, no debe mostrar excesiva suntuosidad; y no pueden faltar, entre los accesorios, el cirio —uno de cu­yos significados es la renovación de las promesas bautismales—, además del libro de oraciones, el rosario o la azucena para las niñas. CONFIRMACIONES Su objetivo es reafirmar la fe en Dios. La ceremonia por lo general tiene lugar al inicio de la adolescencia, con el propósito de simbolizar que ya el niño es lo suficiente-mente adulto como para hacer sus propios compromi­sos con Dios; previo a la ceremonia se efectúa un curso de instrucción religiosa y el niño escoge un padrino de confirmación con quien irá a la iglesia a celebrar el sacramento. Para esta ceremonia no se acostumbra realizar una gran celebración, sino una reunión de carácter estrictamente fa­miliar. QUINCE AÑOS La celebración de los quince años es una fiesta muy im­portante para las niñas; se trata del acontecimiento más esperado antes de graduarse y de ser presentadas en sociedad. Hay jóvenes que prefieren realizar su fiesta de quince años al estilo antiguo, con toda la solemnidad del caso. En este tipo de celebración la cumplimentada baja por las es­caleras de un gran salón luciendo un vaporoso vestido de color rosa, mientras abajo la aguarda una corte integrada por sus amigas más cercanas. Acto seguido se inicia la fies­ta con el tradicional vals. Otras adolescentes prefieren las reuniones juveniles in­formales, acordes con su estilo de vida. Si la recepción es formal, las invitaciones se cursan con un mes de anticipación por medio de tarjetas impresas en las que se indica la fecha, el lugar y la hora de la fiesta; en algunas ocasiones se especifica el vestuario que deben lle­var los invitados. Si la reunión se organiza en un lugar campestre, comenzará en las primeras horas de la tarde. El vestuario de los vitados puede ser informal o deportivo. En todos los casos la joven anfitriona obsequiará a sus invitadas un pequeño recuerdo alusivo a la ocasión. Se podrá ofrecer desde un bufé o plato servido a la mesa, hasta un asado si la reunión es campestre. Como bebidas, las alternativas para los jóvenes son los ponches de frutas ligeramente licorizados, los refrescos y la cerveza. Escoger un regalo toma tiempo, pero no siempre implica gastar dinero. Un objeto comprado puede tener el mismo valor que algo hecho por usted mismo, si el destinatario no mide su afecto de acuerdo con el precio del obsequio. El baile hace parte de todas las celebraciones de quince años, sean estas formales o informales. Comenzará con el vals, durante el cual la quinceañera bailará sucesivamente con el padre, los abuelos, los tíos, los hermanos y los amigos. Los adultos formarán su grupo pero departirán también con los jóvenes, de manera que se logre un ambiente agradable. GRADO DE BACHILLER La ceremonia de grado de bachiller por lo general se lleva a cabo con solemnidad en el auditorio del colegio, en un teatro o en un centro de convenciones. El número de invitados a la ceremonia se reduce a la familia más cercana debido a la gran cantidad de estudiantes que se gradúan el mismo día. El grado de un hijo lo participan sus padres a las amista­des e invitan solamente a los más allegados. Una participación no obliga a enviar regalo. En las invitaciones se incluye el nombre de la persona que se gradúa, el colegio, la fecha, el lugar, la hora de la ce­remonia y el sitio de la recepción que se llevará a cabo pos­teriormente. Las recepciones para celebrar un grado son de carácter familiar y se pueden realizar en casa, en un club o en un restaurante. No hay fórmula para saber cuánto dinero invertir en un regalo. El mejor indicador es el presupuesto con que cuenta. Lo que no puede olvidar es que no siempre lo más caro y ostentoso es lo mejor. Puesto que el grado de bachiller es el resultado de varios años de trabajo duro, no sorprende que el graduando vea esta fecha como un acontecimiento de inmensa significación. PRESENTACIONES EN SOCIEDAD Cuando las jóvenes cumplen dieciocho años y sus pa­dres son miembros de un club social, se realiza una ce­remonia de presentación en sociedad. Esto no significa, sin embargo, que quienes no son socios de un club no puedan realizarla en privado con su círculo de amista­des. En los clubes se presentan en sociedad varias jóvenes el mismo día; la fecha varía de acuerdo con lo establecido por cada club. Para este tipo de evento no se acostumbra enviar invi­taciones escritas, ya que sólo podrán asistir los familia­res y los amigos más cercanos y quienes sean socios del club. La invitación se hará verbalmente a los amigos in­vitados y las directivas del club convidarán a todos los socios. Las debutantes serán presentadas por orden alfabéti­co y estarán acompañadas por su padre o quien lo represente. El primer vals lo bailarán con el padre. Si la joven tiene novio o un amigo especial, bailara con el la segunda pieza y a continuación podrá dedicarse a atender a los demás invitados y a bailar con ellos. Esta ceremonia es de estricta etiqueta, motivo por el cual el vestuario y los accesorios deben estar a la altura de las circunstancias. Por tradición, los padres le regalan a su hija una joya en ese día. No toda jovencita está interesada en ser presentada en sociedad. Aunque parezca difícil de creer, algunos padres fuerzan a sus hijas a hacerlo, con el fin de impresionar a los demás y hacer alarde de riqueza, lo cual es muy reprochable ETIQUETA DEL BAILE El hombre, por cortesía, se dirigirá al sitio donde está sentada la joven, para expresarle su deseo de bailar con ella (no como actualmente a veces ocurre, que los jóvenes se hacen señas el uno al otro desde lejos, para encontrarse en la pista de baile). No obstante ser la mujer quien decide si baila o no con una determinada perso­na, es cortés de su parte concederle una pieza al solicitante y rechazarlo de mane­ra amable la segunda vez si no desea volverá bailar con él. Ante esto el hombre no deberá insistir. Se deben evitar las escenas amorosas y el excesivo acercamiento de la pareja (por muy romántica que sea la música), así como acaparar la pista con movi­mientos exagerados. Si no se desea continuar bailando o se quiere tomar un descanso, el hombre acompañará a la mujer basta su mesa y le dará las gracias por la pieza que le concedió. BODAS En la planeación de una boda se debe considerar hasta el más mínimo detalle. Si desea evitar algunas fallas protoco­larias frecuentes durante los preparativos de la ceremonia y la celebración, el breve manual que incluimos a continuación le será de gran ayuda. Compromiso Una vez los novios han tomado la decisión de casarse, deben anunciárselo a sus padres. Si los suegros no se co­nocen entre sí, es recomendable realizar una reunión ín­tima antes del anuncio forma! del compromiso para faci­litar la comunicación entre ellos. Dicha reunión puede tener lugar en un restaurante o en un club, y a ella sólo asistirán los novios y sus respectivos padres. No se toca­rán temas tales como la organización de la boda o la re­partición de los gastos, pues ya habrá tiempo para ello posteriormente. Muchas parejas asignan todavía al compromiso gran importancia y lo anuncian con una fiesta que ofrecen los padres de la novia en su casa, en una sala de fiestas, en un club o en un restaurante. En la mitad de la fiesta se hace un alto y se brinda con champaña por el futuro de la pareja. El día del compromiso el novio le envía a la novia un ramo de flores y le entrega el anillo de compromiso, el cual ella llevará en la mano izquierda hasta el día de la boda, cuando lo pasará a la derecha. Si se trata de segundas nupcias, el compromiso debe anunciárseles primero a los hijos de cada uno de los no­vios, en caso de haberlos. El anillo de diamantes como símbolo del compromiso matrimonial surgió en el siglo XV, cuando el archiduque Maximiliano de Austria le propuso matrimonio a María de Burgundy y le dio el anillo de diamantes que ella le pidió. Desde entonces se convirtió en un ritual acogido por la mayoría. Repartición de los gastos La forma tradicional en que se reparten los gastos es la siguiente: Padres de la novia: Tarjetas y envió de las mismas Todo lo relacionado con la recepción (decoración, arreglos florales, banquete, bebidas, pastel, músicos, etc.) Vestido y ajuar de la novia. Ramos y adornos para los pajecitos y las damas de honor. Recordatorios. Padres del novio: Anillo de compromiso y argollas matrimoniales. Honorarios del sacerdote o notario y demás gastos de la ceremonia (decoración, música, etc.) Ramo de la novia y azahares para el novio y los padrinos. Vehículo para transportar a la novia. Filmación y fotografías. Luna de miel. Invitaciones Si es el primer matrimonio de la pareja, los padres de cada cual cursan las invitaciones y las participaciones. Si son las segundas nupcias de la novia, quienes invitan y participan son los novios mismos. Cuando el novio es divorciado y es el primer matrimonio de la novia, se procede como si se tratara de la primera boda de ambos. Lluvias de regalos y despedida de soltero No se deben hacer más de cinco lluvias de regalos para la no­via, por los costos que esto implica para sus amigas. Y a las que se organicen deben asistir amigas diferentes cada vez. El brindis por los recién casados se debe hacer cuando todos los invitados estén en sus respectivas mesas. Aunque el novio no es invitado a este tipo de celebraciones, es habitual que llegue al final de la reunión para no insista agradecer los presentes y recoger a su prometida. A las novias que contraen nupcias por segunda vez no se les suelen organizar lluvias de regalos; una cena o una reunión en compañía del futuro esposo es lo más indicado. En cuanto a la despedida de soltero que le organizan al novio los amigos, no debe servir de excusa para cometer excesos. CUBIERTOS Y OTROS OBJETOS DE PLATA Desde la antigua Grecia existe la costumbre de regalar objetos de plata con motivo de las bodas. La plata más fina tiene 925 partes de pura y 75 partes de cobre; puede identificarla fácilmente porque lleva un sello de fabricación o las iniciales del productor. Si usted es afortunado, su familia le obsequiará en su boda algunos de los obje­tos de plata que han pasado por la familia de una generación a otra. A veces las piezas no están completas, pero pueden remplazarse con otras de diseño ligera­mente diferente. Los estilos de los cubiertos de plata cambian muy poco con la moda. Los más pe­sados exigen mayor trabajo de limpieza que los más simples y modernos, pero estos últimos dejan ver más fácilmente los rayones. El modelo que escoja es un asunto estrictamente personal, pero debe tener en cuenta, eso si, que la vajilla y la cristalería han de hacer juego con ellos. He aquí un consejo importante para la novia, que por lo general se preocupa más por los muebles y otras cosas del hogar que por los objetos de plata: si no con­sigue ahora sus cubiertos de plata v otros finos objetos, no lo hará nunca. Cuando tenga hijos invertirá en ellos todo el dinero disponible y pospondrá la compra de la plata; además, su boda es la única oportunidad en que los amigos y la familia es­tarán en disposición de hacerle un regalo tan fino. En una reunión, no insista en que abran su regalo: podría hacer incómodo al destinatario o a los invitados que no obsequiaron nada Regalos Las listas de regalos que se inscriben en los almacenes son sólo una guía para que no se repitan obsequios y para dar­les a los amigos algunas ideas sobre lo que necesitan los novios. No se trata de servirse de ella pata equipar la nueva casa ni de comprometer a los invitados con regalos que se salen de sus posibilidades económicas. La celebración correspondiente a la entrega de regalos deberá ser sencilla y corta para no fatigar a los niños lo ideal es hacerla dos días antes de la boda. La novia debe tomar atenta nota de cada regalo que reci­bió y de la persona que se lo envió para agradecer uno por uno con una nota escrita a mano cuando regrese de su luna de miel. Si por algún motivo la boda es cancelada y ya se han re­cibido regalos, estos deben ser devueltos. En cuanto a los novios, se retornarán los artículos de valor (joyas, anillos de compromiso) que se habían obsequiado, si están de acuerdo en ello. Ceremonia El lugar de la ceremonia debe reservarse con anticipación no inferior a tres meses, con el fin de poder imprimir las de invitación (las cuales deben enviarse por lo menos un mes antes del día de la boda). Se debe coordinar muy bien con los funcionarios eclesiásticos todo lo concerniente a la hora y la duración de la ceremonia para no encontrarse con los novios y los invitados de otro matrimonio esperando turno a la salida de la iglesia. Vale la pena mencionar que los invitados a un matrimonio deben acompañar a los novios también en la cere­monia, no sólo en la reunión social. Quien recibe una participación a un matrimonio no está en la obligación de darles regalo a los novios. Si es su deseo, puede enviar un telegrama, una tarjeta o unas flores. El novio llega del brazo de su madre y espera a la novia al pie del altar. El padre le entrega su hija al novio en el al­tar, y este la recibe con la mano izquierda. Los arreglos florales de la iglesia no deben ser retirados por los invitados; los que adornan el sitio de la recepción se pueden llevar si los anfitriones lo permiten. Es mejor saludar a los recién casados en la línea de re­cepción que se organiza en el lugar donde se lleva a cabo la reunión social y no en la iglesia, para no generar desorden a la salida. Los pajes y damitas han de ser niños que sepan compor­tarse bien y no interrumpan la ceremonia; los hijos peque­ños de quienes se casan por segunda vez pueden cumplir esta función. La costumbre de arrojarles arroz a los recién casados al terminar la ceremonia tiene significado simbólico (el arroz representa la fertilidad), pero no es muy afortunada ya que incomoda a los novios y ensucia la iglesia. Puesto que lo elegante es siempre sobrio, la novia y las in­vitadas lucirán mejor si se visten de acuerdo con la hora, el sitio y la indicación que se da en la tarjeta (vestido de cóctel, vestido largo, etc.) Si la novia se viste de blanco, ninguna in­vitada debe usar este color con el fin de no opacarla. Recepción Hay que procurar que comience a la hora estipulada en la tarjeta de invitación. Los saludos en la línea de recepción no deben tornar más de media hora. La madre de la novia es la encargada de ayudar a acomo­dar a los invitados, teniendo cuidado de que no coincidan en la misma mesa personas que no se agraden. Por eso es prudente señalar el puesto de cada cual con tarjetas; otro recurso muy útil es diseñar un plano y colocarlo a la entra­ da del salón. Cuando han llegado todos los invitados se ofrece un cóctel. Posteriormente el padrino hace un brindis por los novios y luego se sirve la comida. La rifa del ramo y la liga de la novia deben hacerse sin alboroto; se trata de un gesto simpático y no de una lucha por un trofeo. La torta es mejor servirla junto con los postres. La sesión fotográfica y la filmación de video deben hacerse sin incomodar a los novios e invitados, de manera discreta; las fotos de rigor se hacen antes de la ceremonia, cuando los protagonistas están todavía frescos. Si la novia desea cambiarse de vestido para estar más có­moda, lo hará rápidamente sin que se note su ausencia. Y cuando llegue el momento de partir, los novios lo ha­rán con discreción, antes de que se dé por terminada la re­cepción. La recepción de unas segundas nupcias puede tener toda la pompa o la sencillez que la novia desee. El único ritual que se omite es la rifa del ramo y la liga de la novia. Moda masculina En las bodas y otros actos cuya formalidad impone el em­pleo de una determinada vestimenta, los trajes más usados son los llamados de gala o etiqueta. En el caso de los hom­bres, he aquí los más elegantes: Chaqué o sacoleva: el nombre proviene del francés ja­quette. Es una prenda confeccionada usualmente en géne­ro de color negro o gris, y también en granito negro o alpa­ca; se usa en ceremonias que tienen lugar por la mañana o en las primeras horas de la tarde. La chaqueta termina en puntas redondeadas que forman una especie de cola atrás. Se acompaña de un chaleco del mismo género de la chaqueta, ribeteado con piqué gris perla o blanco; es común que el chaleco del novio sea de piqué o seda blanca. El pantalón apropiado para llevar con el chaqué es de rayas grises y negras, medianamente an­chas. La camisa es blanca de hilo, con cuello normal o de pajarita. La mejor corbata, si el cuello es de pajarita, es de plastrón (o perchera); también puede llevarse una corbata de nudo normal, lisa y en tonalidades grises o con un pequeño diseño en el mismo tono, negro y blanco. Del color de la corbata han de ser las medias; los zapatos apropiados son de charol negro, con cordones. Frac: su uso está reservado hoy en día a ocasiones noc­turnas de gran gala y solemnidad, tales como las bodas y las recepciones del cuerpo diplomático. El frac consta de una chaqueta negra y corta por delante, con faldones por detrás, cuello y listas de seda negros. Se acompaña con chaleco, y si el que lo viste es el novio, será blanco; en las demás ocasiones es negro. El pantalón debe ser negro con un adorno lateral, sostenido por tirantes; la camisa es de seda blanca, con cuello de pajarita y abotonadura espe­cial; la corbata es de pajarita, blanca siempre, pues sólo los ca­mareros y maitres las llevan negras; las medias son de seda negra; los zapatos apropiados son de charol con cordones. Smoking: la palabra inglesa smoking designa la prenda de vestir masculina que se usa de noche, en ciertas fiestas y oca­siones formales en las que el frac no es apropiado. Consta de chaqueta negra, cruzada o sin cruzar, con cuello de seda del mismo color. El pantalón es del mismo género que la cha­queta, con un adorno lateral de seda negra. Se acompaña con una banda de satén o seda alrededor de la cintura, aun-que en su lugar puede llevarse un chaleco de seda, satén o brocado. La camisa debe ser blanca, de hilo o de seda y cuello de pajarita; en la pechera puede llevar bordados, aunque esto último ha caído un poco en desuso. Las medias han de ser negras y los zapatos negros de charol. En clima caliente la chaqueta del smoking puede ser blanca o de color crudo. Moda femenina Si la boda tiene lugar por la mañana, las invitadas pueden usar vestidos formales de falda y chaqueta o conjuntos de dos piezas en colores claros o pastel, acompañados de sombre­ros en las mismas tonalidades, aunque no muy grandes. La cartera y los zapatos harán juego con el color del vestido y los accesorios no serán muy llamativos, lo mismo que el maquillaje, el cual debe dar sensación de frescura y naturali­dad. Hay que evitar, sin embargo, excederse en informali­dad, así la recepción se lleve a cabo en un lugar campestre. Cada novia tiene una idea de cómo quiere verse cuando camine hacia el altar. Por tanto, el vestido nupcial es, tal vez, el aspecto de la ceremonia al cual dedicará más atención. EL INVITADO A UNA FIESTA DE BODA Fono general asistimos a una o dos bodas anualmente, deforma que es compren­sible que algunas personas tiendan a olvidar las formalidades que implica ser in­vitado a este tipo de evento. Si sabe qué esperar y qué se espera de usted como invi­tado, no dudará al escoger dónde sentarse en la iglesia o cuándo abandonarla re­cepción, por ejemplo, y disfrutará más las festividades. Algunas pautas que con­viene tener en cuenta son las siguientes: Nunca pida que lo inviten a una boda, no importa qué tan bien conozca a los novios, ni pida que le permitan llevar amigos con usted. Conteste la invitación no más de una semana después de recibirla. Si cuando ya ha aceptado la invitación se da cuenta de que no podrá asistir, llame de inmedia­to a la novia o envíele una nota para avisarle. Si sus hijos no fueron invitados a la boda, no los lleve. Puesto que la ceremonia es ¡aparte más Importante de toda boda, no deje de asistir, a menos que tenga una razón importante. Aunque no está en la obligación de enviar regalo si no piensa asistirá la boda y rehusó la invitación, si conoce bien a los novios, es gentil hacerlo. Existe la creencia errada de que los invitados tienen un año de gracia para en­viar el regalo de bodas. Esto no es así, y la etiqueta dice que debe enviarse el pre­sente antes de la boda. Llevarlo a la fiesta es inconveniente: alguien tendría que ocuparse de él y llevarlo a casa de la novia. Si piensa seleccionar el regalo de bodas de la lista sugerida por la novia, tenga la precaución de comprarlo tan pronto como reciba la invitación para que pueda escoger entre varias opciones. Nunca dé un regalo de bodas cuyo precio esté rebajado, a menos que acepten devoluciones si la novia así lo desea. En algunos casos es admisible dar dinero como regalo. Puede enviarle un cheque a la novia o meterlo en un sobre y llevarlo personalmente a la recepción. Recuerde que no se baila en la fiesta antes que los novios. Como regla general, no abandone la recepción hasta que el novio y la novia hayan cortado el pastel. Pero si debe hacerlo, salga discretamente. Cuando la novia arroje el ramo, no se precipite sobre él probablemente la novia guarda la secreta ilusión de que lo alcance una amiga suya. Si la boda tiene lugar en la tarde, se aplica básicamente el mismo esquema que rige para las recepciones matutinas, pero varían las tonalidades, que suelen ser más oscuras, y el maquillaje, que se acentúa. No se aconsejan los sombreros. Y en la noche, gala total, si la invitación así lo sugiere. El negro es el color preferido para estas ceremonias, aunque otros colores fuertes son bien aceptados. Evite los grandes escotes y los vestidos demasiado llamativos. La novia puede escoger si lleva el traje de bodas que usaron las mujeres de su familia, o uno nuevo. Ningún tipo de presión familiar debe afectar la decisión Otras bodas ORTODOXA En esta ceremonia todos los rituales se repiten tres veces: los anillos son bendecidos tres veces, las coronas que se ponen sobre las cabezas de los novios se intercambian tres veces, los novios beben tres veces de la misma copa, y al fi­nal de la ceremonia, dan tres vueltas alrededor del altar. JUDIA Se realiza bajo un dosel de seda y flores. Al finalizar la ceremonia, el novio envuelve en una servilleta la copa en que él y su novia tomaron el vino consagrado y la rompe a sus pies. Esta boda nunca se celebra un viernes en la tarde o un sábado en la mañana, por ser días santos. PROTESTANTE Las bodas protestantes tienen ciertas restricciones en cuanto a la música, el uso de velas, las fotografías, los videos y el día en que se celebra (sólo pueden tener lugar los domin­gos. INSÓLITAS Dentro de esta categoría caben todas las bodas que se salen de lo común. En la ciudad de Las Vegas, Estados Unidos, existen por lo menos cuarenta capillas dedicadas exclusivamente a realizar bodas rápidas baratas o extravagantes, que van desde casarse sin bajarse del automóvil hasta hacerlo en un heli­cóptero, un globo o un paracaídas. Otro caso son las bodas múltiples, con más de cien parejas casándose al mismo tiempo en un gran escenario deportivo o por vía satélite. Respete las creencias de las personas: no dé regalos que puedan prestarse a equívocos, como una botella de licor a un musulmán, perlas a quienes las asocian con lágrimas, objetos de color lila o amarillo a los actores de teatro que los vinculan con desempleo, cuchillos y paraguas a quienes piensan que son señal de desgracias, o pañuelos a las parejas que piensan que anticipan separación. Aniversarios de boda Algunas parejas tienden a celebrar sus aniversarios de bo­da en forma tranquila, y les basta una comida en su restaurante favorito o asistir a un espectáculo especial. Sin embargo, hay quienes deciden, por razones sentimentales, regresar al sitio donde pasaron la luna de miel o viajar el fin de semana a un sitio especial. Aunque los aniversarios de boda se celebran sólo cuando ambos cónyuges están vivos, si ya falleció uno de los dos es un gesto amable de parte de los amigos enviarle al sobreviviente una planta o unas flores como muestra de afecto. La celebración del aniversario no tiene que hacerse en la fecha exacta de la boda, y puede ser tan formal o informal como lo desee la pareja; si se hacen tarjetas formales, una buena idea es imprimir las de los veinticinco años de casa­dos en tinta plateada y las de los cincuenta años en tinta de oro. Al aniversario de boda no es necesario que los invitados lleven regalo, a menos que deseen hacerlo. Muchas parejas suelen indicarles a sus amigos que el mejor regalo es su presencia. La fiesta de aniversario es una bellísima ocasión para brindar con champaña; también se acostumbra cortar un pastel en esta fecha. SIGNIFICADO SIMBÓLICO DE LOS ANIVERSARIOS 1 año Papel 13 años Encaje 2años Algodón l4años Marfil 3años Cuero l5años Cristal 4años Lienzo 20 años Porcelana 5años Madera 25 años Plata 6años Hierro 30 años Perla 7años Cobre 35años Coral 8años Bronce 40años Rubí 9 años Cerámica 45 años Zafiro 10 años Estaño 50 años Oro 11 años Acero 55años Esmeralda l2años Seda 60 años Diamante Escoja la música de la ceremonia con tanta atención como la de la recepción. La música suave crea una atmósfera que anima a la reflexión. Un ritmo más fuerte, al salir de la iglesia, invitará a la fiesta que viene a continuación VISITAS A ENFERMOS Permiten dar muestra del grado de consideración y aprecio que nos merece la persona que se encuentra en un hospital o convalece en su casa. Si queremos que nuestra visita sea agradable y bien recibida, conviene tener en cuenta las siguientes suge­rencias: Consulte previamente si el estado de salud del enfer­mo admite visitas, y cuál es la hora más adecuada para hacerlo. Una cortesía hacia el enfermo es llevarle revistas o libros., Ni las flores ni los alimentos son recomendables: las primeras, por lo penetrante de sus fragancias, y los segundos, respeto porque pueden contrariar la dieta que el paciente está siguiendo. Durante la visita debe hablar en voz baja, ser breve, no fumar, seleccionar temas de conversación agradables y retirarse en el momento en que ingresen el médico o la enfer­mera o cuando note que el enfermo está cansado. Procure no llevar a visitar enfermos. En las clínicas y los hospitales esta prohibido y en las casas pueden incomodar a los demás visitantes La ceremonia nupcial es, sin duda, uno de los rituales más espirituales y profundos de la vida. Además de su significación religiosa, el servicio formaliza el amor y el respeto entre dos seres que se aman y el compromiso de constituir formalmente una relación duradera F U N E RA LES La muerte de un ser querido, un compañero de trabajo o un vecino es un acontecimiento triste y doloroso que debe brellevarse con dignidad y decoro por respeto a la persona fallecida. Si muere como consecuencia de una enfermedad terminal, los parientes y allegados por lo general están preparados para el momento final. Aunque no consigan aceptarlo de inmediato, saben que no hay solución y el desenlace es esperado; esto permite que los arreglos para el funeral se hagan con tiempo y se cumplan los deseos del difunto. Si ocurre lo contrario, es decir, una muerte in­esperada que no da tiempo para preparar los funerales, los amigos deben ofrecer ayuda a los familiares. Otros consejos importantes en relación con el compor­tamiento que debemos observar ante la muerte de un ser querido, son los siguientes: Los deudos deben tratar de sobreponerse al dolor y reci­bir las condolencias de los amigos y allegados sin perder la compostura. Las condolencias serán sinceras y llevarán un mensaje de resignación que intente hacer más llevadero el momento. Una manera de expresar nuestros sentimientos de pesar es enviar flores, sufragios o donaciones para causas nobles, co­mo el cuidado de los ancianos y la naturaleza. Sin embargo, antes de enviar flores hay que cerciorarse de que en los avi­sos de prensa los deudos no especifiquen que no las desean. En la actualidad las honras fúnebres tiene lugar en las funerarias dada la facilidad de contratar servicios integrales: estos van desde los avisos de prensa para notificar el fallecimiento hasta el traslado de los despojos mortales al cementerio o a la sala de cremación, pasando por la velación y la ceremonia religiosa Acompañar a los familiares del fallecido al servicio reli­gioso y luego al cementerio o a la sala de cremación es un gesto de solidaridad. Pasados los primeros días de duelo, un miembro de la fami­lia del difunto se encargará de agradecer los mensajes de con­dolencia recibidos. Hay vanas maneras de hacerlo: con una tarjeta, por medio de una llamada telefónica o mediante un aviso en la prensa. Vestir de negro o de colores oscuros es potestad de cada persona. Hay quienes lo hacen en señal de respeto y tam­bién con el fin de traslucir el estado de ánimo que los em­barga. De todas maneras, sería una gran falta de prudencia llevar colores vistosos el día de las honras fúnebres. Qué se debe y qué no se debe hacer al ofrecer condolencias Sólo usted está en condiciones de definir si asiste o no al funeral, dependiendo de su grado de amistad con el difun­to. Nunca critique a quien decide no hacerlo, pues seguramente tendrá razones para ello. Cuando se refiera a la muerte, evite usar expresiones tales como “dejó este mundo”, “está reposando en el cielo”, “pasó a disfrutar una vida mejor”, etc. La muerte es lo que es y pretender algo distinto es una actitud irrealista. A menos que el difunto haya sido muy amigo suyo, no visite a los familiares sin avisar, pues podría incomodar. Llame antes y pregunte si puede ayudar de alguna forma precisa. Firme siempre el libro de asistencia a la sala de velación, para asegurarse de que los condolientes sepan que usted se hizo presente. En ocasiones tales como la Navidad y otras, acuérdese de aquellos amigos que han sufrido recientemente la pérdida de un familiar. Este es un momento en el que necesitarán más que nunca de su apoyo y solidaridad, pues en estas festividades el recuerdo de los seres queridos que ya no es­tán con nosotros, afecta de manera especial el estado anímico de las personas. Tenga anotado en un calendario el aniversario de muerte de sus seres queridos, para que pueda llamar a darle condolencias a la familia o enviar flores si lo prefiere. Es también el momento indicado para hacerse presente en la ceremonia religiosa que en muchas partes acostumbran realizar en conmemoración de estas fechas luctuosas. El éxito de una fiesta depende en buena medida del es­tilo y la personalidad del anfitrión. Si usted disfruta de hablar con la gen­te, si le gusta reunirse con distintos amigos, si le agrada servir una linda mesa y divertirse en grande, todos aceptarán complacidos su invitación a una velada. Algunas personas tienen el don natural de saber atender a sus invita­dos, pero otras no. Esta habilidad, sin embargo, se puede adquirir, espe­cialmente si usted está dispuesto a observar a otros anfitriones y si se or­ganiza bien en cuanto a la selección de los asistentes, el menú, el servi­cio, etc. AGRADABLES VELADAS Hay ciertas técnicas básicas que usan los buenos anfitrio­nes, tales como recordar los rostros y los nombres de los acompañantes de sus invitados y dar, información sobre ca­da persona al presentarla a los demás; una frase como “les presento a Julio. Es el mejor jugador de golf del club”, les da la oportunidad a los convidados de comunicarse con el recién llegado. Otra técnica consiste en movilizar a los invi­tados, literalmente llevar a los más tímidos a donde hay un animado grupito, o si alguno está aburriendo a los demás con sus historias, desviar con sutileza la conversación ha­cia otro tema. Como se habrá dado cuenta, el principio más importante que debe observar el anfitrión es que atender a sus invitados no implica sólo alistar la casa, la comida y el vino, sino que hay muchos otros puntos que ha de tener en cuenta. EL BUEN ANFITRIÓN Cuando invitamos a alguien adquirimos responsabilida­des que debemos conocer de antemano para estar pre­parados a dar lo mejor de nosotros mismos. Para ser un buen anfitrión hay que cumplir con los siguientes requisitos: Invitar grupos de amigos diferentes en cada ocasión, teniendo en cuenta sus afinidades Interrumpir lo que esté haciendo para recibir a cada nuevo invitado, presentarlo, integrarlo al grupo y ofrecerle bebidas y pasabocas. Al aceptar una invitación usted adquiere la responsabilidad de contribuir en forma positiva al éxito de la velada FORMAS DE RECIBIR Y ATENDER EN CASA Además de las recepciones y actos sociales que organizamos para celebrar acontecimientos solemnes en nuestras vidas, hay otro tipo de reuniones de carácter in­formal que son determinantes en la vida social y que tienen lugar en casa con fa­miliares, amigos, colegas. Las siguientes son algunas de las más populares y prác­ticas: El brunch: es un invento estadounidense para unir en una sola comida el de­sayuno y el almuerzo, especialmente en los días de descanso o festivos. Tiene lugar entre las once y las tres de la tarde; el menú más adecuado es el bufé. Las onces: tienen lugar entre las cuatro de la tarde y las siete de la noche. Para esta ocasión son excelentes los tés, chocolates o cafés, acompañados de colaciones, pasteles, quesos o canapés fríos y calientes. Los asados: son ideales para los fines de semana, cuando el sol está radiante y podemos permanecer al aire libre, bien sea en el jardín de la casa o en algún par-que o finca de recreo. Dan pie a la participación de anfitriones e invitados en la preparación de la comida, en un ambiente de cordialidad y camaradería. Una buena invitación a cenar nos hace capaces de personar a cualquiera, hasta a nuestros parientes “Oscar Wilde” No invitar personas que tengan conflictos de carácter personal. Tratar de relacionar entre sí a todos los invitados, pero en especial a aquellos que lo acompañan por primera vez. Recordar los rostros y los nombres de los acompañantes de sus invitados. No invitar a parejas divorciadas o separadas que estén en conflicto, para que el ambiente de la reunión no se tor­ne tenso. CUESTIONES DE DINERO Es posible que frecuente amigos que tienen más dinero que usted y que estos pro­gramen actividades costosas. No hay nada de malo en aceptar sus invitaciones, siempre y cuando tenga claro que no puede retribuirlas al mismo nivel ni se debe avergonzar por ello. Lo que estaría bien es hacer un esfuerzo y programar con ellos de cuando en cuando en su casa eventos sencillos y agradables, como to­mar un trago, un café o un postre. Lo que importa no es el costo de la invitación, sino la atención a quien con frecuencia lo invita. Es posible también que sus amigos tengan menos dinero que usted. Cuando es­to ocurre, generalmente hay dos posibilidades: o cambia sus gustos por unos me­nos costosos, o invita al amigo y cubre usted los gastos de ambos. Probablemente terminará haciendo ambas cosas. La desigualdad económica entre amigos es muchas veces temporal, y puede deberse a que uno de los dos todavía es estudiante o está sin trabajo, por ejemplo. Sin embargo, cuídese de que se convierta en un hábito pagar siempre las cuentas de otros y deje que su amigo lo haga ocasionalmente, así se trate de un monto re­ducido. Recibir a todos los invitados de igual manera; si alguno ­de ellos ostenta un alto cargo o dignidad social, tener en cuenta la correspondiente precedencia. Coordinar la reunión de manera precisa para evitar que se escape algún detalle que pueda incomodar o desconcertar a las personas que ha invitado pues ello sería imperdonable. Alejar de forma sutil al invitado que se pase de copas o esté incomodando a los otros contertulios con temas conflictivos y aburridos, que podrían estropear el éxito de su reunión. Respetar y acatar la decisión de retirarse de cualquiera de sus invitados. EL BUEN INVITADO Si lo invitan a una reunión, tenga en cuenta lo siguiente: No dude en llamar al anfitrión si tiene dudas sobre el gra­do de formalidad de la invitación. Esto se aplica especial­mente para quienes se encuentran en una ciudad extraña y no conocen bien las costumbres del lugar. A menos que su anfitrión sea muy amigo, no sugiera lle­var con usted a los huéspedes que tiene en casa. Explí­quele con honestidad que no puede aceptar la invitación pues tiene visita en casa, y él mismo le indicará si puede llevarlos. Si va a llegar con retraso por alguna razón, hágaselo sa­ber a su anfitrión. Nunca acepte una invitación que luego rechazará por­que le hicieron otra mejor. Si después de haber dicho que no podía ir a la fiesta en­cuentra que finalmente sí podrá asistir, llame a su anfitrión y pregúntele si aún no ha remplazado su cupo con otro in­vitado. Si ya rechazó una invitación hecha por el mismo anfi­trión, no rehúse una segunda. Si tiene una emergencia de última hora y no puede asistir a la fiesta o reunión, llame a su anfitrión y explíquele el mo­tivo. Además de excusarse, es posible que desee enviarle posteriormente flores o una planta en señal de agradeci­miento. Si rechaza una invitación a cenar, está en la obligación de corresponder luego con otra invitación. Sí está siguiendo una dieta estricta, indíquelo a su anfi­trión cuando le hagan la invitación, de forma que entienda que no podrá comer ni beber determinadas cosas y no se moleste por ello. No monopolice la atención de los anfitriones. No critique las fallas que puedan presentarse en el servi­cio o la atención del anfitrión. Toda invitación amerita un agradecimiento posterior; este puede consistir en una tarjeta, flores o una invitación de su parte. TARJETAS DE INVITACIÓN Si proyectamos la celebración de un acontecimiento signifi­cativo, la tarjeta de invitación es uno de los primeros requisi­tos que debemos tener en cuenta. Su importancia radica en el efecto que produce en quien la recibe y en la expectativa que le genera por la invitación de que ha sido objeto. A continuación presentamos las distintas clases de invitación que se estilan, según el carácter formal o informal que decida dar a su reunión. Años atrás toda invitación formal implicaba el uso de corbata negra y era innecesario indicarlo en la tarjeta. Hoy llevamos un estilo de vida más informal y una manera de vestir más descomplicada, y quien hace una invitación de corbata negra ha de indicarlo en el extremo inferior derecho de la tarjeta. Invitaciones formales Las tarjetas de invitación formal deben cumplir los siguien­tes requisitos: Venir escritas con caligrafía o letra impresa; el papel de­be ser fino y el tamaño ajustado a las especificaciones que determine la ocasión. El mercado ofrece una amplia gama de alternativas en cuanto a diseños, tipos de letra, clases de papel, colores, precios. Señalar con toda claridad a quién se invita, el motivo de la invitación y la fecha, el lugar y la hora en que el evento se del mundo se llevará a cabo. Adicionalmente, y para mayor formalidad, encuentre, la mejor se podrá especificar el tipo de traje que se deberá llevar forma de corresponder (etiqueta, cóctel, etc.); si es necesario que la persona confirme de antemano su asistencia, se añadirán las indicaciones usuales para estos casos. Ser enviada con un mínimo de dos semanas de anticipación al evento o ceremonia, lo cual, además de ser una muestra de consideración hacia el invitado, le da tiempo de confirmar su asistencia. Incluir el nombre completo de la persona que hace las veces de anfitrión y el de la institución u organización a cargo. Ejemplo: El presidente ejecutivo del Banco Nacional, Iván Martínez Ruiz, tiene el gusto de invitar a... Ser personalizadas y no llevar abreviaturas, a excepción de las sociales. Hoy en día se acostumbra escribir en el extremo inferior de la tarjeta la frase “se ruega presentar esta tarjeta a la entrada”, con el objeto de controlar el ingreso de los invitados y garantizar la seguridad de los mismos. Invitaciones informales Se acostumbran para ocasiones en las cuales, si bien observamos las normas de protocolo y de etiqueta, no es indispensable extender una invitación formal o im­presa. Una invitación informal puede realizarse de las si­guientes formas: Personalmente. Por teléfono. Con una nota sencilla escrita a mano. Por medio de una tarjeta especial para la ocasión, ya im­presa. Abreviaturas sociales En una invitación sólo puede ir una de las tres abreviaturas que se indican a continuación: R.S.V.P.: es la abreviatura de la expresión francesa Réspondez s’il vous plaÍt, que literalmente traduce “Sírvase responder, por favor”. Cuando aparece en la tarjeta de invitación, se le está in­dicando al invitado que es importante que confirme si va a asistir o no al evento. Si el invitado responde en uno u otro sentido y después cambia de opinión, debe volver a notificarlo (es tan falto de cortesía confirmar la asistencia y no presentarse como excusarse por no asistir y luego presentarse de improviso). S.R.C.: esta es una versión española de la expresión R.S.V.P. francesa. Significa “Se ruega confirmar su asistencia al evento”. P.M.: esta abreviatura se utiliza cuando el invitado ya ha sido notificado previamente vía telefónica de que un determinado evento tendrá lugar y ha manifestado deseos de asistir. En la tarjeta que se le envía posteriormente se incluyen las iniciales de la expresión francesa Promémoire, que significa “Sólo para recordar”. ETIQUETA DE MESA DISTINTAS FORMAS DE MESAS En todas las reuniones sociales, desde la más sencilla hasta la más exquisita, la mesa es siempre un punto de congregación. Los siguientes son los tipos más usuales de mesa: Redondas: se utilizan en casas o en apartamentos peque­ños y también en restaurantes y salones de recepción para banquetes y bodas. Facilitan la comunicación entre quie­nes se congregan. Cuadradas: son de uso limitado, dado el número preciso de personas que se pueden instalar en ellas. Rectangulares: son las más utilizadas en las casas de familias numerosas y en los banquetes y las grandes cere­monias en que todos los invitados se sientan a la misma mesa. UBICACIÓN DE LOS ANFITRIONES Los anfitriones deben situarse, de ser posible, frente a la puerta de acceso al comedor para ver todo lo que sucede en el salón. Existen dos sistemas de nar dónde instalar las cabeceras de la mesa: Método inglés: los puestos principales se ubican en los, extremos de la mesa. Esta forma es usada con frecuencia en las grandes ocasiones porque permite organizar la mesa con elegancia. Se requiere para ello que el número total de invitados sea par. El sistema, sin embargo, dificulta la comunicación entre los comensales: sólo es posible hablar con comodidad con el vecino, y los anfi­triones quedan aislados. Para que sus manteles se vean como nuevos, lávelos separados de otras prendas, no los refuerza para exprimirlos, páselos la plancha cuando aún estén húmedos y, de ser posible, almidónelos. Método francés: los anfitriones se ubican en el centro de la mesa, lo que les permite integrarse mejor con sus invitados. Para ello se requiere que el número de convidados sea par, si no lo es, se dejan libres los extremos de la mesa. UBICACIÓN DE LOS INVITADOS Hay ciertas normas generales que no se pueden desconocer a la hora de ubicar en la mesa a los invitados a un evento, ceremonia o cena que cuente con la asistencia de más de veinte personas. Estas son las principales: No olvidar las precedencias. Intercalar hombres y mujeres. Evitar que las parejas queden juntas o frente a frente. Ubicar a los invitados extranjeros junto a quienes hablen su idioma. Los invitados a almorzar o a cenar suelen llevarle un obsequio al anfitrión. Entre los más comunes están las flores; evite entregarlas el día de la invitación, para que la anfitriona no se vea en la obligación de buscar a última hora dónde ponerlas; también puede enviarlas la tarde siguiente a la invitación, con una tarjeta de agradecimiento. Otras personas prefieren regalar una botella de vino, pero esto no siempre es aconsejable pues es probable que el anfitrión ya tenga el vino de la cena. La excepción se presenta si de antemano el invitado ofrece llevarlo. Con los postres sucede igual que con los vinos, así que es preferible presentarse chocolates, dulces o galletas en lugar de un postre elaborado. Casos específicos En eventos a los que asisten sólo hombres o sólo mujeres y el anfitrión es una sola persona, los invitados se distribuyen de la siguiente manera: Si el sistema de ubicación escogido es el francés, el invitado de honor se sienta frente al anfitrión. Los otros invitados, de acuerdo con su precedencia, se acomodan así: el primero a la derecha del anfitrión, el segundo a la derecho del invitado de honor, el terceto a la izquierda del anfitrión, el cuarto a la izquierda del invitado de honor, y así sucesivamente. Si el sistema de ubicación escogido es el inglés, el invita-do más importante se sienta al lado derecho del anfitrión, el segundo en importancia al lado izquierdo, el tercero a la derecha del invitado de honor, el cuarto a la izquierda de este, y así sucesivamente. Cuando los anfitriones y los invitados son parejas, la ubicación es como sigue: los anfitriones se ubican uno frente al otro, y la pareja que le sigue por orden de precedencia, así: el hombre al lado derecho de la anfitriona y la mujer al lado derecho del anfitrión. En cuanto a la siguiente pareja, el hombre se hace al lado izquierdo de la anfitriona y la mujer al lado izquierdo del anfitrión, y así sucesivamente. PLANOS DE MESA Existen varios sistemas para dar a conocer fácil y rápida­mente a un invitado la mesa y el puesto que le han sido asignados en una gran recepción. Uno de ellos es el plano de mesa, que puede consistir en una reproduc­ción a pequeña escala, en cuero, terciopelo o madera fina, de la forma de la mesa; en el plano se introducen, en ranuras especiales, pequeñas tarjetas rectangulares con los nombres de los comensales. El plano de mesa se debe colocar junto a la puerta de acceso al comedor, de tal manera que los invitados, antes de entrar, vean con exactitud el lugar que se les ha asignado. TARJETAS DE MESA Se ponen sobre la mesa, al lado superior izquierdo de cada puesto, dentro de un portatarjetas que hace parte de la decoración. Llevan el nombre del invitado, en buena caligrafía. Un sencillo adorno con flores, frutas o cerámicas puede darle a su mesa el toque de elegancia o romanticismo que quiere. El arreglo no ha de estorbar la visibilidad de los invitados o impedirles hablar con comodidad. TARJETAS DE BRAZO Son tarjetas dobladas que llevan en la parte exterior el nombre del invitado y en el interior un pequeño plano de mesa, donde está marcado el lugar que debe ocupar. Este sistema es utilizado en recepciones o banquetes a los que asiste gran número de invitados. Las tarjetas son entregadas a cada persona al comenzar el evento. ELEMENTOS DE LA MESA Una vajilla práctica y decorativa, cristalería brillante, cubiertos de buena calidad y un mantel atractivo e impecable son indispensables para que una mesa cum­pla con las normas básicas de etiqueta. Vajilla Al adquirir una vajilla debe asegurarse de que pueda remplazar las piezas rotas o añadir algunas, si es nece­sario. Sin embargo, una anfitriona recursiva sabrá com­binar con gusto piezas de distintas vajillas y materiales afines. Como regla general debe contar con una vajilla de tantos puestos como invitados acostumbre tener, más dos puestos de reserva. La vajilla básica consta de los siguientes elementos: Plato base de plata, peltre o de un material más econó­mico. Plato llano. Plato hondo. Plato para postre. Taza de café o té con su plato correspondiente. Plato para la mantequilla. Tazón para ensalada. Los elementos para servir son los siguientes: Fuente grande para las carnes. Fuente más pequeña para papas o arroz. Dos fuentes hondas para verduras. Sopera. Tres bandejas planas. Fuente para pescado. Salero y un pimentero. La decoración de la mesa no tiene más límites que su propia fantasía. Es especialmente bonita cuando representa el motivo de la invitación La vajilla para servir bebidas calientes consta de: • Tetera, lechera o recipiente para servir, en tamaños gran- Ira nspare rites SO U ideales pues permiten de, mediano y pequeño. apreciar el color •Azucarera. dei licor que contierwn ‘~ Plato para galletas y dulces. — y armonizan con ~ Bandejas para servir. cualquier diseño o estilo de vajilla. Cristalería Al igual que las piezas de la vajilla, la cristalería puede ser de diferentes diseños, siempre y cuando se conserve - laarmoi~iía. Las piezas que s~ usan con mayor fre~uen­cia SOfl: ‘Vaso grande. ‘Vaso mediano. ‘Vasos corto y ancho. * Copa para vino tinto. ‘Copa para vino blanco. • Copa para jerez. * Copa para champaña. ‘Copa para cocteles. • Copa para helados y postres. ~....‘il decorar una mesa tenga en cuenta • Copa para aguardiente. que es de muy mal a Copa para brandy. gusto usar candelabros a Jarra para agua. durañte el día; resérvelos • Jarra para soda. exclusivamente para la noche. a Jarra para jugos. • Botella para whisky. Cubiertos La plata de ley y el acero inoxidable son los mejores materiales para los cubiertos; los mangos pueden ser de metal, hueso, madera o acrílico. Es recomendable tener un solo modelo de cubiertos, en gran número, para poder cambiarlos a menudo en el transcurso de las comidas. Los cubiertos para comer son los siguientes: • Cuchara para consomé. • Cuchara grande para sopa. • Cuchara mediana para sopa o postre. • Cucharita para café. • Tenedor para carnes. • Tenedor para postres. • Tenedor de tres puntas para frutas. a Tenedor para ensartar frutas o maíz. • Tenedor para pescado. • Tenedor para pasteles. • Tenedor para caracoles. • Cuchillo grande para carnes~ • Cuchillo con sierra para carnes rojas. • Cuchillo para pescado. • Pala para mantequilla. a Cuchillo para quesos. .. Tenedor para ensaladas. golpe ¡as patas , Cuchillo para quesos. o i~ tenazas i Pala grande para servir carnes cortadas, legumbres, etc. de un crustáceo . Pala para pasteles. animal con la mano , Pala para pasteles. izquierda y usar ~ .-,~-. ~ Palita parascrvirgallctaz. . ¡os ~ Cubiertos para comer. necesario utilizar ~_____ Cubiertospara servir. es necesario sostener el de ayuda, como las _____________________________ ________ pinzasy el tenedor _____________________________ ~-- - para langosta, así como ~ el cuchillo para Entre los cubiertos para servir se encuentran: ‘ Cucharán para sopa. • Cuchara para ensaladas. ‘ Cuchara para salsas dulces. ‘ Cuchara para arroz. Cuchara para salsas en general. ...~rapa~irde un solo cangrejo. En la mayría de los restaurantes, sin emba,go, no es necesario llevar las pinzas para langosta a la mesa porque el plato se ha preparado en la cocina de tal forma que sólo sea _______________________ __________________________ el tenedor especial para extraer la carne. Las patas se parten por las articulaciones y la carne se saca con el tenedor de langosta cuando e~sta.~ no son muy delgadas, o de lo contrario, simplemente se chupan. Manteles aJor~namds sencilla de doblar En terminos generales, el mantel puede tener la misma las servilletas es en forma de la mesa. Los manteles cuadrados sirven también cuatro partes, como para las mesas redondas de seis puestos; las de doce o un pañuelo; también más puestos requieren un mantel rectar~gular. se pueden plegar en forma cJe rect4ngulo Para que el mantel cubra la mesa de forma correcta, o flor. En la mesa debe caer 20 centímetros a los lados; si es redondo, la se ponen al lado caída debe ser de 25 6 30 centímetros. izquierdo de/plato Si bien las servilletas pueden tener diferentes formas (antes de los tenedores) o encima del plato base. su tamano debe ser ~el adecuado para recibir los restos de comida que puedan caer. — Los individuales han de ser amplios para poner sobre ellos platos, cubiertos, vasos y copas. Las prendas de mantelería básicas para el hogar son las siguientes: • Forro de mesa para protegerla y amortiguar los ruidos que se producen al mover los platos. * Manteles blancos y servilletas compañeras. • Manteles blancos más pequeños con sus respectivas ser­villetas para la mesa del té, el café o el chocolate. . Manteles de color para ocasiones informales. • Juegos de individuales y servilletas que combinen con la vajilla y el comedor. $ Carpetas de cplor blanco o habano para poner sobre ellas las bandejas. • Protector para la botella de vino. ARREGLO FORMAL-DE UNA MESA Para una cena formal, los cubiertos se acomodan (y se usan) de afuera hacia adentro, así: Estilo europeo: si la comida es de cuatro platos, en el Jd’3 extremo de la derecha va un cuchillo de entremés, luego una cuchara para sopa, junto a esta una pata para pesca­do, después un cuchillo para carne y finalmente una cuchara de postre. Los cubiertos def lado izquierdo son, en su orden, de afuera hacia adentro, los siguientes: te!W­dor para postre, para pescado, para carne y para en­tremés. Para evitar tener demasiados cubiertos sobre la mesa al empezar a comer, algunos pueden traerse con el plato en que serán usados. Esto se aplica particularmente a los platos especiales, como los caracoles, el cangrejo y la langosta. • Estiló a~ñiericanó: se diferencia de! sistema europeo en ,-, que, en vez de poner una cuchara de postre junto al plato, “~?°~ adornos /rutales en las se usan un pequeno tenedor y un cuchillo para el queso, nz~as suelen usarse que precede a los postres. Las cucharas y los tenedores de en los almuerzos y los postre se llevan a la mesa junto con este. A veces también florales en las cenas. se llevan vasijas para enjuagar los dedos. En cuanto a las copas, se dispondrán cuatro en la parte superior derecha ¡ alguien se atora de cada puesto; se usan en orden opuesto al de los cubier- 3~ I()SC, flO ~ quede tos, pues se procede de adentro hacia afuera. Primero va la mirándolo. Por lo del jerez. (se sirve con la sopa); a continuación viene una general tarda copa pequeña para el vino blanco, luego otra grande para o dos minutos — cii reponerse. el vino tinto y, finalmente, una copa flauta para el champa­ña (acompaña al postre). Tras estas cuatro copas puede ir un vaso grande para agua. ARREGLO INFORMAL DE UNA MESA La mayoría de las mesas de comedor no son lo suficien­temente amplias como para darse el lujo de desplegar todos los elementos que requiere un arreglo formal. La solución es, entonces, una mesa informal (no importa que la comida se componga de varios platos). Las mesas informales se sirven y se arreglan según el gusto del anfitrión, sin seguir reglas muy estrictas. Los manteles o individuales pueden ser de colores y estilos variados; lo importante es no olvidar los conceptos de armonía y sobriedad. La ilustración de la página anterior muestra un clásico arreglo informal de una mesa, donde la entra­da consiste en un coctel de langostinos. En caso de tratarse de una sopa, la cuchara se ubicaría :t la derecha de los tenedores. Cabe anotar que el plato para la mantequilla es opcional y que el salero y el pimentero se comparten entre dos comensafes. ARREGLO DE UNA MESA DE BUFÉ Si la mesa en que se sirve el bufé tiene forma cuadrada o rectangular, debe estar a unos veinte centímetros de —~ la pared más cercana a la entrada del salón comedor; si es redonda, debe instalarse en el centro del salón; ______ _________ en caso de que sea ovalada, se acostumbra situarla en diagonal, en el rincón principal del recinto (también ____ puede ir en el centro). ‘~‘~ Para los grandes bufés se puede recurrir a una mesa ~1~’ ‘ en forma de L que se ubica siguiendo el ángulo del rin­con principal, de forma que quede espacio suficiente :~ , para utilizar todos los lados. En los espacios contiguos - ~ se pueden ubicar mesas pequeñas para que los invita­ _____ :~. dus se sienten. Si la reunión es de carácter formal, las servilletas, los cubiertos la vajilla y los postres se instalan en una mesa ~ adicional a la del bufé; si es informal, todo puede estar en la misma mesa. COMIDAS FORMALES, SEMIFORMALES E INFORMALES Formales $ Las invitaciones se cursan mediante tarjetas. ~ Se requieren tarjetas de ubicación en la mesa. . Se aplican las normas de precedencia. . Se usan cubiertos elegantes (ojalá de plata), vajillas y cristales finos, mantel bordado y centro de flores, candela­ bros o porcelanas. . • Se sirven cuatro o cinco platos. • Hay un mesero o ayudante por cada cuatro invitados. Cuando se hace • La comida se sirve hacia las 10 de la noche. un coctel bufé~ los meseros deben circular por entre los invitados Sem~forma1es para brindarles • Las invitaciones se cursan con una tarjeta o personal- bebida~s. mente. ~-~-‘ 1_9_p • El mantel puede ser de un material sencillo o un tejido. • Hay un mesero por cada seis o siete invitados. • Se reduce el número de platos a tres o cuatro. • No es necesario servir champaña.— Informales • Las invitaciones se hacen por teléfono o personalmente. • La comida se sirve hacia las 9 de la noche. • No es de rigor el servicio de vinos. MODALES EN LA MESA Del comportamiento en la mesa depende, en gran parte, la imagen que prbyectamos a nivel social. He aquí una serie de reglas que conviene seguir: • Evite hacer sonidos desagradables al comer o beber. • No hable mientras mastica. $ No extienda las manos o los brazos por encima de los platos de los demás comensales. • Muestre mesura al comer. $ Procure ser puntual, pero no se presente antes de la hora indicada. • Espere a que su anfitrión le señale el lugar que debe ocupar en la mesa. Si es mujer, e! hombre a su derecha debe mover su silla para ayudarle a sentarse. • Trate de comer al mismo ritmo de los demás invitados: hacerlo demasiado despacio o demasiado aprisa llama la atención sobre sus hábitos en la mesa. • Coma sólo unos trozos de pan antes de la comida. • No use palillos. Discúlpese, vaya al baño y, en privado, ocúpese del problema. • Cuando termine de comer, ponga los cubiertos uno al la­ do del otro sobre el plato, paralelos. ~ No se lleve la copa a los labios sin habérselos secado antes con la servilleta. $ No apoye los codos sobre la mesa cuari’do esté bebiendo f o comiendo. • No beba agua entre plato y plato. • No juegue con los cubiertos o las migas de pan. • No tome el pan con el tenedor. • No deje la cuchara de la sopa dentro de la taza. • No se pase las manos por la cabeza, as~ sea para arreglar- se el cabello. • Cuando el anfitrión despliegue la servilleta, los invitados tomarán las suyas, las abrirán y se las pondrán en el regazo. Si la servilleta es pequeña se desdobla por completo; si es grande se despliega sólo la mitad. Nunca debe ponerse la servilleta en el cuello o en el escote: consérvela en el rega­ zó hasta el final de la cena y, cuando todos hayan termina­ do de comer, póngala, sin doblarla, a la derecha de su pla­ zar to, no sobre este. • Nunca ponga servilletas de papel entre las de tela. $ Use la servilleta siempre del mismo lado y ponga hacia sde abajo la parte usada. Las marcas del lápiz labial, en el caso ,co, de las mujeres, no deben quedar a la vista. • No sople sobre la comida por más caliente que esté. ~an • No coma con la cabeza inclinada sobre el plato ni lo rtos levante para acercar la comida a la boca. que • Al terminar el primer plato, los cubiertos usados se dejan sobre este para que sean retirados. Para el siguiente plato, ‘nte use el cubierto siguiente. ior • El cuchillo, cuando no está siendo utilizado, se pone so­ tre. bre el borde superior del plato, sin que toque la mesa. • Mantenga el tenedor con los dientes hacia abajo. $ El tenedor del pescado se diferencia de los demás por-que tiene un orificio en la mitad, por el cual se introducen las espinas para sacarlas. La patita compañera sirve para levantar la piel. • Beba en silencio, y al empinar la copa o el vaso mire~,ha­cia el fondo de este, no a su alrededor. • Es incorrecto cortar toda la carne en un mismo momento; corte una porción cada vez. Existe una excepción: cuando se trata de niños... • Al tomar la sopa, recójala moviendo la cuchara hacia afuera, nunca hacia usted. • Antes de beber vino o agua, asegúrese de haber tragado los alimentos. • Mientras mastica, deje los cubiertos sobre el plato, no en las manos. • Las semillas, espinas, huesos pequeños y otros elemen­tos no comestibles pueden ponerse en el borde del plato con discreción, usando las manos, pero es preciso secarse después con la servilleta. Si se trata de un alimento que está comiendo con tenedor o cuchara, utilice el cubierto para descargar el hueso, la semilla o la espina, y deposítela en el borde del plato. • Si no puede evitar un bostezo, hágalo con la mayor dis­creción posible. No es necesario ofrecer explicaciones. Tampoco dé excusas por cualquier accidente que se pro­duzca como consecuencia de su proceso digestivo. En cuanto a los estornudos, son mecanismos involuntarios del cuerpo y así deben ser aceptados. • Antes de llevarse un cubierto con alimentos a la boca, compruebe su temperatura. • ¿Se cayó accidentalmente un alimento sobre el mantel? Utilice el cubierto para recogerlo y póngalo en el borde del plato. -, Es de ~aIa educación buscar en la fuente la porción mayor de un alimento. • No hay que dar las gracias al camarero cada vez que le sirve un nuevo plato. • Cuando se sirven alimentos que pueden ser llevados a la boca con las manos o que ofrecen alguna dificultad, como la langosta, por lo general se presentan pequeñas vasijas con agua perfumada. Cuando retiren los platos, introduzca sus dedos en el agua, enjuáguelos ligeramente y séquelos con la servilleta. • Si al servir el café y los licores pasan una bandeja con cigarrillos, esto significa que el anfitrión da su aprobación para fumar. • Si se atraganta mientras come, lo correcto es levantarse y dirigirse al baño para resolver el problema; al regresar, informe que est2i bien, sin darle mayor importancia al asunto. • Para empezar a comer es preciso esperar a que los anfi­triones lo hagan; lo mismo para levantarse de la mesa (a menos que se atore o le suceda algo por el estilo). • Si le ofrecen un plato típico, como ajiaco o sancocho, y la presa del pollo va entera, no es correcto pasarla a otro pla­to. Se debe comer en el mismo plato con el tenedor y el cuchillo. • El pan se parte con la izquierda y se lleva a la boca con la misma mano para no cruzar las manos por encima de los platos. • El pan no debe comerse antes de que sirvan la comida, sino con el primer plato. • Los espaguetis se comen preferiblemente con tenedor y cuchara. La cuchara se toma con la mano izquierda para que sirva de apoyo al enrollarlas pastas en el tenedor. Si no son largas, como los raviolis, se usa solamente el tenedor. • Hay postres que requieren el tenedor para sostenerlos y evitar que se salgan del plato, y de la cucharita para partir­los y llevarlos a la boca. El flan, el pudín y el ponqué se comen con tenedor; el pie con helado se come tanto con tenedor como con cuchara. Las salsas siempre se come~ con cuchara. • Los únicos alimentos que se cortan con cuchillo son las carnes. Los demás (papa, yuca, plátano, tomate, etc.) se parten con el tenedor, siguiendo la dirección de las fibras. NORMAS GENERALES PARA EL SERVICIO EN LA MESA Las normas que siguen a continuaciÓn son de gran utili­dad para las personas encargadas del servicio doméstico en casas donde se acostumbra tener invitados a comer: • La regla general es servir por la izquierda y retirar pór la derecha. Si se sirve en bandeja, esta también se ofrece por la izquierda, a una altura cómoda para el invitado. • Los platos se ponen sobre una base que se ubica a unos dos centímetros del borde de la mesa. El plato del pan va en la parte superior izquierda del puesto. • La ensalada se sirve en un plato pequeño, a la izquierda del plato principal. Este plato se lleva a la mesa en el momento de servir la ensalada. • Los cubiertos se disponen de la siguiente manera: al la­do derecho del plato el cuchillo, conel filo hacia el plato, seguido de la cuchara; al lado izquierdo el tenedor, y en la parte superior la cuchara pequeña y el tenedor para el postre. • La sopa o las entradas pueden servirse antes de que los invitados pasen a la mesa (aunque es mejor servir la sopa cuando estén sentados). • En una cena formal no se ofrece como primer plato jugo de frutas o vegetales. • El mesero ofrece los platos con la mar~ izquierda, y si la bandeja es muy pesada la puede sostener con ambas manos. Lleva el plato o la bandeja sobre una servilleta doblada, y nunca los toma por los bordes. • La cuchara y el tenedor de servir se ponen sobre la ban­deja, hacia abajo, con los mangos en dirección al invitado. • En celebraciones informales, para agilizar el servicio, el mesero puede levantar de la mesa varios platos al tiempo. Luego regresa con nuevos platos, los cuales irá poniendo frente a los invitados, con la mano derecha. • En celebraciones semiformales el mesero puede llevar una bandeja de servir en cada mano y ofrecer primero la de la izquierda. $ En celebraciones formales el mesero sostiene en la mano derecha el nuevo plato mientras retira por el lado derecho del invitado el usado. El nuevo plato se sirve por el lado izquierdo. / • Dos meseros pueden trabajar en equipo para retirar los platos; uno retira los platos sucios por la derecha y los pone en una bandeja que lleva en la otra mano; el otro sostiene una bandeja con platos limpios, que el primer mesero pone por el lado izquierdo frente al invitado. • Los platos se levantan cuando todos los invitados han terminado de comer. Sólo si se trata de un gran banquete se hace a medida que van terminando. ‘Antes de servir el postre es preciso limpiarla mesa de mi­gas; para ello se pone una bandeja bajo el borde para reci­birlas; son barridas con un cepillo especial. • No deben tomarse utensilios o alimentos directamente de la mano del mesero o viceversa. Cualquier alimento que ,~ h.~as frutas dukes se lleve a la mesa debe ser presentado en bandeja. ¡es quitan el apetito • El pan, en lo posible, debe estar caliente y ser de consis- a muchas personas, tencia suave para que el invitado pueda partirlo con una de ahí que sea sola mano. ~— recomendable sertirla~ como postre no • La mantequilla solo se utiliza en los almuerzos. En las ce- como entrada. nas formalés se considera que los platos traen ya los ingre­dientes necesarios y la mantequilla es uno de ellos. Sin embargo, en los restaurantes la ofrecen tanto en los almuer­zos como en las cenas. CÓMO SERVIR LA MESA SIN PERSONAL DOM~STECO -. Una opción es pasar las bandejas de mano en mano para evitar que la anfitriona se levante a servir cada plato. • También se pueden servir las entradas antes de pasar a la mesa y disponer en bandejas todos los alimentos para que los invitados se sirvan, en el sentido de las manecjllas del reloj. ~. Las mesas auxiliares son una gran ayuda, pues allí se puede organizar todo lo que se va a servir o a retirar de la mesa durante la comida. ORDEN EN QUE SE SIRVEN LOS PLATOS Y VINOS * Responde alprincipio según el cualprimerase ofrece lo más suave y luego lo másfuerte. * En el caso de las salsas y las carnes, las blancas son las primeras. • Los vinos secos se sirven primero que los vinos dulces. CÓMO CONSUMIR CIERTOS ALIMENTOS Todos hemos dudado alguna vez sobre la forma en que se comen algunos alimentos. No es lo mismo comer con amigos en un restaurante informal qtíe hacerlo en una ocasión formal. Con ellos las reglas son un poco m~s flexibles, mientras que en un evento formal se deben observar todas las normas de la etiqueta. A continua­ción presentamos algunas indicaciones para ocasiones formales. • Aceitunas: si forman parte de un plato, como por ejemplo una carne, se cogen con tenedor; si las presen­tan solas, en el aperitivo, pueden tomarse con los dedos o con un palillo. El hueso se deposita discretamente a un lado del plato. • Aguacate: al natural, se parte en tajadas y se come con cuchara; relleno, se usa el tenedor. • Alcachofa: si es llevada entera a la mesa, se desprenden una por una sus hojas con los dedos y se introducen por la parte carnosa en la salsa acompañante. Los restos de las ho­jas se depositan a un lado del plato. ‘Cangrejo: se le quitan las patas con los dedos y se proce­de a chupar la carne sin hacer mucho ruido; la carne restan­te se extrae y se lleva a la boca con el tenedor. e Caracoles: se comen con una pinza en forma de caracol y un tenedor de dos puntas; la forma correcta de hacerlo es tomar la pinza con la mano izquierda para sujetar con ella el e caracol, mientras que con el tenedor en la derecha se extrae la carne. Las conchas se dejan sobre el plato. (No olvide que hay caracoles de mar y de tierra, y que ambos son comesti­bies. En los paises donde son especialmente apreciados co­mo alimento se llevan a la mesa dentro de sus conchas, en número de seis o doce, sobre platos pequeños.) • Cerezas: se toman por el tallo con los dedos y después de comerlas se deposita discretamente el hueso, primero en la mano y luego en el plato. • Coctel de langostinos: por lo general se come con cucha­rita. • Consomé: se lleva a la mesa en tazas de dos asas, con un plato debajo. Para tomarlo se utiliza una cuchara de tama­ño mediano, que puede ser sustituida por una cuchara de postre. $ Crustáceos: existen tenazas especiales para romper el caparazón; una vez abierto se emplea una cucharit? o tene­dor pequeño para comer la carne interna. $ Durazno: se come sin cáscara. Para ello se sujeta con el tenedor contra el plato mientras se pela con el cuchillo. • Embutidos: se les separa la piel con el tenedor y el cuchi­llo. Las longanizas se parten con el tenedor, no con el cuchillo. . Espárragos: en las cenas informales pueden comerse con los dedos; en algunas cenas formales hay pinzas especiales para tomarlos. • Huevos pasados por agua: se sirven en una pequeña base con la forma del huevo. Para comerlos se golpean ligeramente en la punta, se les retira la cáscara hasta la .mitad y, tras ponerles sal al gusto, se extrae el contenido con una cucharita o con trocitos de pan que se llevan a la boca con la ayuda de la cucharita. • Jaiba: se come con el tenedor de pescado o mariscos. • Langosta: generalmente es llevada a la mesa partida en dos mitades; la carne se extrae con el cubierto de pescado o con un trozo de pan apoyado en el tenedor. • Melón: suele servirse en porciones alargadas o en taja­das redondas. Para comerlo, se sujeta la tajada con la ayuda del tenedor y con el cuchillo se separa la corteza de la pulpa; luego se divide en pequeñas porciones que son llevadas a la boca con el tenedor (nunca con el cuchillo). * Miel y mermelada: a veces no son servidas en porciones individuales, caso en el cual se llevai~.-al plato con la ayuda de una cuchara. • Ostras: con un tenedor de tres dientes se separa la carne de la concha y se rocía con limón antes de llevarla a la boca. El jugo que sueltan se suele beber. • Paella: al servirse de la paellera, se trazan visualmente dos caminos que, partiendo del exterior, convergen en el centro de la misma como si se dibujara un sector circular. Poco a poco, los trozos de carne o pescado se van empu­jando hacia el centro para, si se quiere, comerlos al final. Otra de las maneras de comer la paella es en plato indivi­dual, modalidad que por resultar más práctica, tiende a im­ponerse poco a poco. • Pera y manzana: debe procederse de igual manera que con los duraznos. * Piña: se sirve en rodajas o en cuadros y se come con cuchillo y tenedor. • Pizza: en las cenas informales se acostumbra cortar en porciones individuales que pueden ser tomadas con los dedos. En el restaurante, por el contrario, el cuchillo y el tenedor son más indicados. • Pollo y chuleta: no se cogen con los dedos. • Uvas: el procedimiento que debe seguirse es similar al de las cerezas. * Qucsos: se comen por lo general acompañados de pan. A los duros se les suele quitar la corteza mientras que a los blandos no. Si el queso es cremoso, puede untarse en el pan con la punta del cuchillo, como si se tratara de mante­quilla. DICCIONARIO POLÍGLOTA DE TÉRMINOS CULINARIOS ESPAÑOL INGLÉS FRANCÉS ITALIANo Arroz Rice Riz Risotto Aves Fowi Volailles Pollarne Pato Duck Canard Anitra Pavo Turkey Dinde Tacchino Pollo Chicken Poulet Pollo Bebidas Beverages Boissons Bevande Agua Water Eau Acqua Café Coffee Café Espresso Café con leche Coffe with miik Café au lait Capuccino Cerveza Beer Bi~re Birra Té Tea Thé Te Vino Wine Vm Vino Carnes Meats Viandes Carni Res Beef Boeuf Bue Cerdo Pork Porc Maiale Cordero Lamb Agneau Agneilo Jamón Ham Jambon Prosciutto Mollejas de ternera Sweetbreads Ris de veau Animelle Salchicha Sausage Saucisse Salsiccia Ternera Veal Veau Vitelio Ensalada Salad Salad Insalata Frutas Fruits Fruits Frutte Cereza Cherry Cense Ciliega Continúa en la siguiente p4gina ESPAÑOL INGLÉS FRANCÉS ITALIANO Frambuesa Raspberry Framboisc Lampona Fresa Strawberry Fraise — Fragola Manzana Apple Pomme Mela Melocotón Peach Peche Pesca Pera Pear Poire Pera Piña Pineapple Aminas Ananas Huevos Eggs Oeuft Uova Huevos con Oeufs Uova con tocineca E~qS and bacon lorraine lardo Mantequilla Butter Beurre Burro Pan Bread Pai,z Pane Pescados Fish Poissons Pesci Almejas Mussels Palourde Cozze Camarones Shrimps Crevette Scampi Caracoles Snails Escargots Lumache Langosta Lobster Homard Aragosta Ostras Oysters Huitres Ostriche Salmón Salmon Saumon Salmone Pimienta Pepper Poivre Pepe Postres Desserts Desserts Dolci Flan Custard Flan Budino Helado Ice cream Glace Gelaro Pastel relleno Cream-filled Pastry Protiterole Sorbete Sherbet Sorbet Sorbetto Que~n Cbeesse .Fromage Formaggio Sal Salt Se! Sale CoiztIm~a en la siguiente pdgina ESPAÑOL INGLÉS FRANCÉS ITALIANO C a e; Salsa ~ e~ tomate Ketchup Ketchup Ketchup ~, a Sopas Soups Potages Zuppe Consomé Consommé Consommé Consommé Sopa de Soupe ~ Zuppa di cebolla Omon soup l’oignon cipolla Sopa de papa Potato soup Vichyssoise Zuppa di patate Sopa de Soupe aux Minestrone vegetales Vegetable soup l’egumes Vegetales Vegetables Légumes Legumi Alcachofa Artichoke Artichaut Carciofo Cebolla Onion Oignon Cipolla Champiñón Mushroom Champignon Fungho Col Cabbage Chou Cavolo Coliflor Cauliflower Chou-fleur Cavolfiore Guisantes Peas Pois Piselli Judías Haricots Fagiolini verdes Green beans verts Lechuga Lenuce Laitue Lattuga Papa Potatoe Pomme Patata de terre Pepino Cucumber Cocombre Cetriolo Rábano Radish Radis Ravanello Tomate Tomato Tomate Pomodoro Zanahoria Carrot Carotte Carota T~RM1NOS DE LA COCINA FRANCESA • Á la duchesse: con puré de papas. $ Alexandre: rojo y verde. • Argenteui1.~ con espárragos. ~-Aspic: gelatina clara de vegetales, carne, pescado o aves. • Att gratin: con queso. • Becha,nel: salsa blanca. • Bigarade: sazonado con zumo de naranja. • Bis que: crema hecha con mariscos. • Bonnefemme: salsa amarilla dorada al horno. . Brochette: trozos de carne, pollo o vegetales ensartados en una espiga o varilla larga para asar. $ Gervelle: sesos. • cha ntilly: crema de leche batida con azúcar y vainilla. • C’háteaubriand: filete suculento, muy condensado. • Claman: con guisantes. • Coq ciu Vjfl: pollo en salsa de vino. $ C’répe: tortilla delgada de harina frita y cubierta con diferentes salsas. • Croissant: panecillo en forma de media luna. • Grossy. con nabos o zanahorias. • Dauphin: con salsa de huevo. • Entrecóte. costilla, chuleta. • Entrée: entrada que se sirve después de la sopa. • Escalope: rodaja de carne. • Farci: estofado. $ Fermier: al estilo campesino (con vegetales). • Flamber: prender fuego a alimentos cubiertos de licor. • Flore ntine: con espinacas. • Foie: hígado. • Hors d ‘oeuvres: entremeses. $ Jardiniére: con vegetales secos. ~‘ Julienne: cortado en tiras. -‘ Lyon naise: con cebollas. • Meuniére: cocinado ligeramente con mantequilla. • Parmentiére: con papas. • Páte: pastel preparado. — * Provençal: con ajo, aceite de oliva y tomates. • Ro~gnon: riñón. TÉRMINOS DE LA COCINA ITALIANA • Al burro:c~on mantequilla. 1 • Al dente: no muy cocido. • A laputanesca: con salsa de tomate y aceitunas negras. • Ant~pasto: lo que se consume antes del plato principal. 1 Caponattina: entrada a base de berenjenas, cebollas, pimentón, ajo y tomate. • Gaponata: estofado a base de berenjenas. • Carbonara: con tocineta, yema de huevo, crema de leche, sal y pimienta. • Fettuccini: pasta alargada. • Funghi porcini: variedad de hongo muy usado en la cocina italiana. • Gnocçhi: bolitas de papa. • Linguini: tipo de pasta, ligeramente m~s ancha que el espagueti. • Penne: tipo de pasta corta y hueca, terminada en punta. • Peperonatta: estofado de pimentón, vegetales y papa. ‘Pesto: mezcla de aceite de oliva, albahaca y semillas de pino. • Polenta: harina de maíz. • Salsa rossini: salsa blanca con tomate, perejil, crema de leche, brandy y picante. • Tirami—su: postre a base de crema, amaretto y café. TÉRMINOS DE LA COCINA CHINA on mucha frecuencia los menús traen en español • Chop suey: estofado de pescado o carne con vegeta­la explicación les. correspondiente $ Chowja kew: plato de verduras coa.~mariscos. a cada termino o forma de preparación. ‘ ChO1V mein: pollo o cerdo en salsa espesa, con pastas secas y champinones. Dim-sing: paste! chino. • Fu yong: tortilla de verduras con carne. $ Fung wong gai: poiio frito sin huesos. • Guy ding: pollo frito con vegetales y almendras. 1 Ja koi meín: sopa con tallarines y pollo. • Lichee: fruta china de sabor dulce. • Lichee gai kew: pollo apanado con nueces y salsa agridulce. • Pa shen chow mein: plato con ocho clases de carne, tallarines y verduras. • Sopa de nido: sopa de polio y jamón con pasta y huevo. • Toffu: queso de soya. ETIQUETA DE LA MESA JAPONESA • Losjaponeses suelen comer cán palillos (hashi). • La mesa debeprepararse con la taza delarroz a la izquierda y la de la sopa a la derecha. Los palillos seponen alfrente, horizontalmente. -~ Los japoneses aprenden desde niñosa tomarlospalillos con/a mano derecha y a usarla izquierda para levantar las tazas del arroz y la sopa a medida que comen. La sopa la toman directamente de la taza. • Al comenzar a comer, cada uno dice itadakimasu, y al terminar, gochisosa­ma deshita. Esto expresa aprecio ygratitudporla comida. Ála~zera de sostener el palillo superior. E/palillo i;z/~rior se inanfleize quieto, entre los dedos pzilç’ai~ (,zdice ~‘ ,ncdio. apoyado en la ari,’czilación deipulgar. Se i~niez’e hacia arriba y hacia ahajo. Para fo ~nar trozos pequeños, mantenga quieto e/palillo inftriory mueva el superior hacia aha/o; tome luego el Para tomar trozos grandes. (Ilime;zto con e/palillo ii~ferior. TÉRMINOS DE LA COCINA JAPONESA • Bancha: té verde. $ Ghawanmush: huevos al vapor tipo flan. • Daikon: rábanos en salmuera. • Dashi. caldo de algas. • Gohan: arroz al vapor. i~.)a puntualidad • Nasu ?~o Shigiyake: berenjena fnta. es muy importante • Nori-aye: crema de algas con salsa de soya. en la etiqueta social 1 Shabu-shabu: cazuela con carne, verduras, queso de soya de los japoneses. y fideos en salsa con limón. * Sake: vino de arroz. • Sashim~ mariscos crudos. * Shiwoyaki: cerdo, pescado o polio asado con sal y sen’i­do con salsa de soya y limón. + Sukiyaki: salteado de res, cerdo ~o1lo con verduras. Sushi: pescado fresco crudo presentado en lonchas y servido con arroz. . Teinpura: variedad de mariscos y vegetales frescos fri­tos en aceite de vegetales. • Teppanyaki: alimentos a la plancha. • Yaki-tori: pinchos de polio con cebolla. TÉRMINOS DE LA COCINA ÁRABE • Arak: bebida nacional anisada hecha de uva. * Atallefi empanada de nuez con miel. • Baclawa: pastel de hojaiçlre con miel. ‘Baraze: galleta de ajonjolí. • Falafel: masa de garbanzos con perejil. • Fistos: pistachos. • Labban: leche cortada. • Marinaon: bolitas de harina con pollo guisado. Mazzas: viandas o picadas. -. Milletra: arroz con lentejas y cebolla. • Quibbe: carne amasada con trigo (se puede consumir cruda, asada o frita). • Tabbule: ensalada mezclada con trigo. s i’abine: pasta de garbanzo con ajo y aceite de oliva • Shawerma: carne de res o de polio preparada en asa­dor giratorio. • Yabbre: envuelto de arroz con especies en hojas de parra o de repollo. VINOS El tema de los vinos es tan extenso y apasionante que ha dado lugar a una ciencia llamada enología. Sin embargo, no hay por qué sentirnos intimidados a la hora de escoges, un vino. Al fin y al cabo se trata de una de las bebidas más agradables producidas por el hombre y no hay razón para hacer de su consumo un complicado ritual. Si su objetivo no es ser un experto en vinos pero sí saber lo suficiente para desenvolverse bien en cualquier reunión, la información que encontrará a continuación le será de gran utilidad. Generalidades * El vino es el licor resultante de la fermentación del jugo de la uv’d. El coñac, por su parte, se obtiene al des­tilar el mismo jugo. • El secreto del buen vino esta en la cepa de la vid. Algunas cepas famosas son la Pinot blanco Chardonay (de la que provienen el champaña y los vinos blancos de Alsacia, Borgoña, Alemania, Hungría y California); la Pinot negro y la Grenache (productoras de vinos rojos); y la Riesling aniarilla, nativa de las orillas del Rin y del Mosela, de donde se extraen las uvas que dan lugar a los célebres vinos blancos de Alsacia, Alemania, Austria, Bulgaria, Suiza y California. • Los vinos de marca deben traer la siguiente informa­ción en la etiqueta: nombre del vino, nombre del vini­cultor, negociador o exportador, año de la ¿osecha, lugar donde fue embotellado, appellation controlée o denominación de origen (indicación de que el vino fue sometido a control decalidad). DESCORCH E DE UNA BOTELLA DE VINO ~ Corte y desprenda, con la ayuda de un cuchillo, la corona que~rotege el cue­¡lo de la botella. $ Limpie ¡aparte superior de la botella y del corcho con una servilleta de tela blanca. • Hunda profundamente el tirabuzón en el corcho, aunque sin traspasarlo, para que no caigan fragmentas en el vino. • Tire del corcho hacia afuera con el sacacorchos, sin retirarlo deltodo. Aldes­corcharel vino, debe girarel sacacorchos, no la botella. • Para terminarde sa carel corcho sin hacer ruido, haga oscilar levemente el sacacorchos de izquierda a derecha. ~ Una vez el corcho esté afuera, introduzca ¡apunta de la servilletaporla boca de la botella y limpie el interior del cueiopara extraerposibles residuos de corcho. ~ Eramine el corcho para cerciorarse de que no tiene nada distinto a vino. Clases de vinos Existen básicamente cinco clases de ViflOS: • Aperitivos: se sirven fríos o a! clima. Los más cono­cidos son el vermut, el campan, el jerez y el dubon­net. cSosteneria copa • Blancos: deben servirse fríos (aunque no helados, de champaña por pues esto impediría apreciar su bouquet). Entre los fran­la columna, como ceses están el Chablis, el Macon Blanc, el Mersault, el indica la tradición, Pouilly Fumé, e! Riesling y el Graves. Entre los alema- evita que el calor de la mano afecte nes, el Rhein, la Leche de la mujer amada y el Mosela. latemperatura ideal Por e! lado de los italianos tenemos el Soave, el del vino refrigerado. Verdicchio, el Orvieto y el Pinot Grigio. Estados Unidos también produce buenos vinos blancos, como el Chenin 209 Blanc, el Pinot Chardonnay, el Riesling, el Sauvignon ~‘ Blanc y el White Zinfandel. uando vaya a combinar distintos Champaña: este vino es elaborado con uvas origina- tz~os de vino, rias de la región de Champagne, Francia, de donde den- no olvide tener va su nombre. Es una mezcla de cepas Pinot Noir y en cuenta Chardonnay. Cada productor pone su nombre a sri’ pro- las siguientes reglas: 1. Los blancos se toman pia mezcla. Los champañas se clasifican así: brut: el más antes que los tintos. seco; extra dry: menos seco que el brut; seco: de sabor 2. Los ligeros se :onzan dulce; semiseco: e! más dulce de todos. antes que los vinos El champaña puede ser servido durante toda la comida C072 Cuerpo. . - 3. Los vinos jovenes sin importar el tipo de plato presentado. Se sirve helado, se toman antes • De postre: los más populares son el jerez dulce (origi- q’ie los vinos dc criahza nario de- E~-~paña), el oporto (originario de Portugal), los 4 Los secos se vinos elaborados a base de frutas y los espumantes. El consumen antes que los dulces. jerez se sirve ligeramente frio y el oporto se toma a tem­peratura ambiente. ALIMENTOS Y VINOS CON QUE SE ACOMPAÑAN ‘C’hampaña, cai ay vino espumoso sem iseco: post res. * Champaña y cava brut: todos losplatos, excepto post res. • Vinos blancos y rosados: consomés, sopas, entradas, crustáceos, mariscos, pescados, quesósfrescos. 1 Vinos dulces y licorosos:frutas, past eleríaypost res. • Vinos generosos dulces: entradas, crustáceos, mariscos, pescados. • Vinos rosados y tintos, ligeros: entradas, carnes frías, aves, carnes blancas, pastas, quesos semiduros. • Vinos tintos con cuerpo: carnes rojas, platos muy condimentados, quesos fuertes yfermentados. 2/O • Rojos: se sirven a temperatura ambiente. Los france­ses producen el Beaujolais, el Burgundy, el Bordeaux y el Rhóne VaIley, entre muchos otros. Entre los rojos Jara servir el vino españoles el ni~is popular es ellioja. Los italianos tie­en la mesa se nen el Chianti, el Bardolino, el Valpolicella y el Baroto, acostu mhra vcrter una pequeña cantidad y los estadounidenses cuentan con el Meriot, el Pinot en la copa Noir, el Zinfaridel y el Cabernet Sauvignon. del anfitrión para Los vinos rosados son una variedad suave de los que lo deguste rojos. Aunque no se les considera de primera calidad, y exprese su conformidad. son muy buenos para acompanar comidas ligeras. Los Luego se sirve mejores son el Tavel, de Francia, y el Lancers y Mateus, a los invitados, de Portugal. siguiendo el sentido de las manecillas del reloj yse termina con el anfitrión. Recomendaciones especiales Los vinos, a la inversa • La botella de vino debe permanecer en la mesa, al de los alimentos, alcance de todos. La excepción la constituyen los se sirven por el lado derecho de quien está garrafones de dos litros o mas, que ocupan mucho sentado a la mesa. espacio y son muy pesados e incómodos para servir. En ese caso es más apropiado y elegante envasar el CLASIFICACIÓN bE LOS VINOS Los vinos se clas~flcan de acuerdo con varios criterios. * Grado de alcohol: vinos de mesa (de 8a l6grados)y vinos gen erosos (hasta 206 22 grados). - • Color: blancos, rosados y tintos. • Azúcar: secos, abocados, semisecos, semidulcesy dulces. • Consistencia: ligeros, de medio cuerpo yde mucho cuerpo. • Ca ntidad de gas carbónico: de aguja, gas!flcadosy e.spurnosos. 9,’ vino en jarras de vidrio o de cerámica diseñadas para ello. ~ Las copas de vino nunca se llenan hasta el borde, sino hasta la mitad o un poco más. El espacio sobrante permite sentir el aroma del licor. a El número de copas en cada puesto debe ser igual al número de vinos ofrecidos durante la comida. • No agregue hielo al vino; enfríelo en la nevera (nunca en el congelador) por lo menos con dos horas de anticipación al momento de servirlo. Una forma rápi­da y elegante de enfriarlo es dentro de una hielera con hiero y aguar Eo ideal es contar siempre con la hielera a la hora de ofrecer champaña y vinos blancos y rosados. • Al guardar una botella de vino, déjela en posición horizontal, ligeramente inclinada hacia el cuello, para evitar que el corcho se seque y se eche a perder el vino. ‘Si quiere servir el vino con gracia, tome la botella con la mano derecha, ni muy abajo ni muy cerca del cuello. Al verterlo en la copa, estire el antebrazo y gire la mano levemente hacia la derecha para evitar que se derrame. El cuello nunca se apoya en el borde de la copa. BEBIDAS MIXTAS O COCTE LES ¿Qué impulsa a la gente a preparar y beber cocteles, cuando existen tantos licores que pueden consumirse puros? . . o La verdad es que las bebidas mixtas existen desde la antigua Grecia; los griegos las inventaron al mezclar vino con resma para prolongar su duración y enriquecer su sabor. La palabra cocktail, sin embargo, es de origen inglés, y la primera vez que se aplicó a una mezcla de bebidas fue en e! siglo XIX, en la Inglaterra victoriana. Los coc­teles adquirieron gran fama en I~laterra y Estados Unidos a finales del siglo XIX y comienzos del XX. Muchos de los nombres que recibieron entonces sobre­viven en nuestros días: cobblers, coolers, crustas, cups, daisies, fixes, flips, juleps, punches, smashes, etc. Las versiones modernas de estas mezclas corrieron en buena parte a cargo de los estadounidenses, quie­nes durante los años de la ley seca en su país sc dcdi­I_.)a mayoría caron a inventar nuevas y originales fórmulas para de los cocteles suelen hacer durar más el poco alcohol de que disponían. El serwrse antes de las comidas, P~ talento y la originalidad que ponen de manifiesto las nada impide hacerlo recetas, y la labor de refinamiento de los expertos tie­en otro momento. nen como resultado, en muchos casos, verdaderas obras maestras. ¿REVOLVER O AGITAR? • Para obtener el grado apropiado de enfriamiento, todas las bebidas con ingredientes transparentes deben ser removidas con elh ielo. nunca agitadas. • Porel contra rio, hay quesacudirlas que llevan frutas, para que los sabores se mezclen bien con el alcohol. En ese caso, cuanto niás fuerte se agite la bebida, más sabrosa yfría quedará. • El hielo en cubos se emplea en las bebidas con ingredientes que no tienen que disolverse, mientras que el triturado conviene a las mixturas muy aromatiza­das que se beben con pitillo. 1 El hielo que utilice debe estarrecién hecho ysertransparente. Coctelera. ‘~‘1M) ,,wzclaclor. Hiciera Exprz ,n idor. Mil usos. Colador corriente. Pinzas. Vaso dosificador. La mayoría de los cocteles contiene una base alcohó­lica a la que se añaden aromatizantes, especias, jugos de frutas u otros ingredientes. Los paladares avezados cocteles prefieren las bebidas fuertes, es decir, con mucho alco- pziedenprepararse hol y pocos aditamentos, mientras que quienes beben antelación ocasionalmente prefieren los cocteles con menos alco- •‘guardarse hol, por lo cual es recomendable modificar las propor- en la nevera. Tal es el caso del /~vorito ciones de las recetas de acuerdo con el gusto propio ~ de todos, el martini el de sus invitados. seco, que mejora citando permanece en reposo algún Equipo para el bar tk~mPo, siempre que se nzantenga frío Para ser un anfitrión eficiente en cuestiones de coctelería, ~au;ique sólo se debe hay que disponer de los siguientes elementos básicos: mezclar con hielo en el * Sacacorchos. último momento). • Destapador. - . • Copa medidora. • Coctelera de dos piezas. • Colador. • Tabla de madera para cortar cítricos. • Cuchillo de sierra. - — • Jarra mediana y grande para las mezclas. • Cuchara de mango largo para mezclar. ____ • Exprimidor de limones. __________ • Cubo para hielo (le material aislante y buena capacidad. •1______ • Pinzas para el hielo. ___________________ Surtido de licores y otras bebidas Su bar debe tener, los siguientes licores y bebidas: • Whisky. • Ginebra. • Vodka. • Vermut. • Coñac. • Brandy. • Champaña. • Cointreau. • Crema de cacao. • Tequila. • Triple sec. • Aguardiente... • Ron. • Soda. .: Crema de café. ‘ Agua tónica. • Crema de menta. • Ginger. • Jugos de naranja y tomate. Tenga también a mano: Limones. • Limas. -. Mandarinas. ‘ Huevos. 1 Naranjas. • Azúcar en polvo. QUESOS El queso se obtiene luego dc cuajar la leche y dejarla fermentar. Durante el proceso de maduración se adicio­nan sal, especias y otra serie de ingredientes, los cuales varían según el tipo de queso. Los habitantes de la antigua Grecia incluían el queso en su alimentación. Homero elogiaba los quesos de cabra de su tiempo, lo mismo que Sócrates, quien lo considera­ba parte de la alimentación ideal. Con el tiempo, el consumo del queso se extendió por el mundo entero y, como en el caso del vino, en torno a este se desarrolló toda una cultura. En la actualidad, los más grandes productores y consumidores de queso son los griegos, los franceses, los noruegos, los suizos, los holandeseses, los alemanes y los daneses. A continuación presentamos, de manera breve, algunos datos básicos para acercarse al mundo de los quesos. Quesos famosos • Brie: queso campesino de leche de vaca, muy anti­guo también. Su pasta es blanda y su color amarillo pálido. • ~ Copa medidora. ~ • Coctelera de dos piezas. • Colador. $ Tabla de madera para cortar cítricos. • Cuchillo de sierra. • Jarra mediana y grande para las mezclas. _______ • Cuchara de mango largo para m~zd~i:. • Exprimidor de limones. _________ • Cubo para hielo de material aislante y buena capacidad. ______ • Pinzas para el hielo. — __________________ Surtido de licores y otras bebidas Su bar debe tener, los siguientes licores y bebidas: • Whisky. • Ginebra. • Vodka. • Vermut. • Coñac. • Brandy. • Champaña. $ Cointreau. • Crema de cacao. • Tequila. • Triple sec. • Aguardiente. •Ron. • Soda. •Crema (le café, • Agua tónica. $ Crema de menta. • Ginger. • Jugos de naranja y tomate. ¿~ -. Camernbert: queso de leche de vaca, originario de ¡queso de cabra puede contener un Normandia. Su pasta es blanda, su corteza amarilla y su porcentaje de ¡eche sabor un tanto amargo pero muy agradable. El roque-de I’/La i’ presenta fort, el brie y el camembert son tres grandes conquistas una capa de moho. de la gastronomía francesa. —El queso fundido sin coileza, es apto • Cheddar: queso de leche de vaca, con sabor a avella­para untar. nas. Es uno de los más conocidos quesos ingleses. • Edam: queso de leche de vaca, de forma redonda, pro­ducido por los holandeses. Su corteza es blanda o amarilla y su pasta semidura. • Emmental: queso suizo de leche de vaca, Su corteza es dura, lisa y seca, su masa compacta y tierna aunque poco elástica, y su color amarillo. Se conoce por sus grandes agujeros, en los que se asemeja al gruyere, otro famoso queso, oriundo de la ciudad de Friburgo (Alemania). • Gorgonzola: queso italiano de corteza rugosa, pasta creniosa y color blanco amarillento. Es uno de los mejo­res de su país. • Manchego: queso español de leche de cabra. Su pasta es firme y compacta y su color va del blanco al amarillo. • Mozarella: conocido queso italiano con el cual se cia­bora la pizza. Los primeros mozzarellas eran de leche ¿CUÁNDO Y CÓMO SERVIR LOS QUESOS? En una cenaformal, los quesos se sirven antes delpostreo en remplazo de este. Por lo general se ofrecen tres o más variedades. La tabla de quesos (sepresentan sobre una tabla de madera) se acompaña de pan, galletas, manzanas verdes y uvas. de búfalos hembras. Hoy se hacen de leche de vaca. No tienen corteza. • Parmesano: queso italiano de leche (le vaca. muy conocido también, Su corteza es dura, su masa compac­ta y su sabor algo licante. Suele servirse rallado, ~n casi todos los tipos de pasta. • Roquefort: queso de leche de cabra. Lleva el nombre (le SU localidad de origen y es uno de los más antiguos que se conocen. clasi/iccsCiófl de l~s quesos • Blandos: brie, camernhert, !iderkranz. • Duros o (le cuchillo: emrnental, gruyére. cheddar, edam, gouda, provolone, manchego. • Otros: doble crema, iuesillos. ‘ Semiblandos y azules: roquefort, gorgonzola. tilsitt, azul. Al consumir quesos y vinos El queso y el vino forman una insuperable pareja a la hora de dar gusto al paladar, pero hay que saber combi­narlos. Para ello, la siguiente guía es indispensable: • Brie y camembert: van bien con vinos tintos de medio cuerpo. • Edam: los vinos blancos o tintos afrutados son los más indicados para acompañar este queso holandés. •Gouda: se acompaña con vinos tintos ligeros. • Gruyere: los. blancos secos~ realzan su sabor. • Parmesano: los tintos con medio cuerpo lo acompañan mejor. • Roquefort: los vinos que mejor lo acompañan son los blancos generosos. 2/8 DE SOBREMESA En las reuniones formales y semiformales es habitual servir café o liccies después de la comida para amenizar la charla o las actividades prograrn~í’das para la sobreme­sa. Si el grupo de invitados no es muy rn:mcrnso, este servicio puede ofrecerse en la mesa del comedor, cuan­do hayan sido retirados los platos de los postres. De lo contrario, se hace en el salón. Luego del café. se ofrece el pousse-café, que puede ser brandy, coñac, crema (le menta, anisette, sherry­brandy, etc. Café para todos los gustos Americano: de baja concentración. Se suele servir en taza grande, acompañado de una jarra de agua caliente para rebajarlo al gusto. Ideal para los amantes del café suave. • Capuchino: originario de Italia. Se prepara con leche batida en el vaporizador de la cafetera; al servir, se le espolvorea un poco de café molido encima. • Con leche: es la mezcla de partes iguales de café y leche. • Cortado: se obtiene añadiéndole un poco de leche al café. • Irlandés: en una copa previamente calentada se sirve una medida de whisky irlandés, se le prende fuego y se deja arder durante treinta segundos (para apagarlo se le pone un plato encima). Luego se vierte una medida de café preparado a la manera corriente, y en seguida un chorro (le nata líquida o crema de leche fría, para que no se mezcle con el café o el whisky y permanezca en la superficie. Se endulza con azúcar morena. . Royal: se prepara de la manera corriente, sobre un ~ terrón de azúcar impregnado en coñac o chartreuse -.•—-•———-———-—-~‘ ~ amarillo. • Turco: se vierte café molido muy fino en un recipien- ~‘ .~ te con la cantidad de agua adecuada ~ azúcar al gusto.’ Cuando comience a hervir se retira del fuego y se sirve ‘~____ ‘de inmediato; el sedimento debe quedar en la taza. • Vienés: se le añade coñac y azúcar y se sirve con un / ________ poco de nata montada. El rito del té El té es una bebida que se obtiene al poner en infusión - ______ las hojas de un arbusto originario de China. Su consumo se ha extendido al mundo entero, pero los paises que más lo consumen están en Asia, Oriente y Gran Bretaña. En los primeros se considera una bendición de los dioses, y en el tercero simboliza una tradición de distinción y buenas costumbres. Aunque se puede tomar por la maña- ¿CÓMO SE PREPARA EL TE? • Se llena la tetera hasta la mitad con agua hirviendo, se bañan bien sus pare­des yse desocupa. • Se ponen las bolsitas de té en la tetera, en igualproporción al número de invi­tados (una bolsita por cada taza) más una adicionalpara la tetera. • Se vierte agua hirviendo dentro de la tetera, sobre las bolsitas (una taza de agua por cada invitado), se tapa y se deja reposar cinco minutos. Si el té no viene en bolsas, se mide por cucharaditas (una cucharadita por cada taza y una adicionalpara la tetera). 220 na o a cualquier otra hora del día, e incluso de sobremesa, es célebre hacerlo hacia las cinco de la tarde, como acos­tumbran los británicos. Cuando el ritual del té tiene lugar en casa, lo usual es que el anfitrión se ocupe del servicio. Puede hace~j,o de dos maneras: sin moverse de su sitio, haciendo circu­lar de mano en mano los pastelillos y las tazas de té lle­nas. En ese caso lo indicado es que el servicio de té repose sobre una bandeja en el centro de la mesa, al alcance de todos. El segundo, caso tiene lugar cuando todos los elementos para el té están en una mesita auxi­liar y, ayudado por uno de sus—invitados, eranfitrión se moviliza alrededor de la mesa llevando a cada uno lo ¡té se bebe pum, que corresponda. Esta forma de proceder es menos con limón o con leche, ypor lo general ceremoniosa que la primera y es muy practica cuando se acompaña de los invitados llegan y se van a horas diferentes, pues al ~a11etas, ~‘izcochos servir el té el anfitrión tiene la oportunidad de conversar y pastelería. un momento con cada invitado. TE JAPONES Los /aponeses toman un té verde en polvo llamado matcha, durante una cere­monia conocida con el nombre dechanoyu, que consta de las siguientesfases: • Una comida ligera llamada kaiseki. • Elnaka-dachi, opausa intermedia. • Elgoza-iri ofaseprincz~al, en la que se sirve un té espeso. * Elusacha, ofasefinal, en la quese sirve té claro. La ceremonia dechanoyi~ cuando se ¿~i~bra ala manera tradicional, dura unas cuatro horas; sin embargo, se puede acortar ¡ajase del usacha, que es la más larga (dura casi una hora). Gomo señalábamos antes, las ~rmas de etiqueta con mucha frecuencia son asociadas únicamente con las celebraciones de gala y los grandes acontecimientos, pero en realidad deben aplicarse a to­das las situaciones y etapas de la vida. Lo anterior es especialmente cierto en la vida laboral, puesto que pasa­mos muchas horas en la oficina, rodeados de colegas. Allí, la manera de comportarnos, junto con el buen desempeño profesional, son determi­nantes para proyectar una buena imagen. • _____ PRINCIPIOS BÁSICOS - ~ La oficina es una comunidad, y como toda comunidad fun­ ~ ciona mejor cuando los empleados de las distintas esferas je­ ~ . ~ r~irquicas son corteses entre sí. Pero en ocasiones no basta .~ con ser corteses, sino que es preciso tener un conocimiento exacto sobre lo que es apropiado decir, la forma correcta de _________ actuar, el modo indicado de vestir o de escribir una carta. Es­ te conocimiento puede ser instintivo, resultado de La buena • crianza, o producto de la observación y la lectura de materia­ l~s apropiados. Sin embargo, con el tiempo las buenas ma­ ____ •~ ~ neras terminan por aplicarse én forma espontánea. ~ Las normas de cortesía en la oficina generan una atmósfe­ ‘ ra agradable, por lo cual es lógico que prefiramos rodearnos de personas educadas y discretas. INTEGRIDAD Y ~TICA La integridad en el trabajo es la base del buen funciona- d miento de la empresa. Quien no actúa con integridad no inspira confianza a los demas; y no importa que tan brillan- te sea, sin el apoyo de sus colegas no puede realizar bien d~ sus labores. P’ es a PUNTUALIDAD Ser pimtual no significa llegar antes de tiempo a las citas, si- d~ no cumplirlas a la hora acordada. Hay que olvidarse de las excusas: el éxito del ejecutivo es alcanzar la ¡neta que se ha propuesto. La puntualidad rige para todo: entrega de documentos, envío de cotizaciones, correspondencia, despacho de pe­didos. Lógicamente, los horarios varían de acuerdo con las distintas profesiones. DISCRECIÓN En el mundo empresarial la discreción desempeña un pa­pel importantísimo. Ser discreto significa saber guardar las confidencias que le hacen, tanto aquellas relacionadas con los negocios como las de orden personal. CORTESIA Y POS ITIVISMO Ser cortés y optimista es la llave para escalar posiciones en e! mundo empresarial. No importa la raza ni la condi­ ción social, una sonrisa siempre es bien recibida. Sin em­bargo, es preciso no confundir la amabilidad con la inti­midad. Muéstrese receptivo a las crític~is y sugerencias que le hagan, e interésese por los demás, no~lo por sí mismo. E MA G E N La imagen que proyectamos es como una tarjeta de presen­tación personal, todo aquello que los demás perciben acer­ca de nosotros en una primera mirada. La imagen de la empresa depende, en gran parte, de la buena impresión que los empleados causen en los demás. Ser y sentirnos agradables nos da confianza en nosotros mismos y mejora en gran medida el desempeño profesio­nal y social. Como puntos importantes a tener en cuenta para pro­yectar una imagen agradable, tenemos: ‘ El peinado. • El vestuario. -, Los accesorios. El perfume y la loción. • El lenguaje corporal. -. Los modales. • El tono de voz y la forma de expresarse. COMUNLCACIÓN Una mala comunicación, tanto escrita como oral, puede impedir el progreso de una persona a nivel personal y pro­fesional. No utilice palabras inapropiadas, hable claro y sepa es­cuchar; no haga chistes de mal gusto ni comentarios fuera detono. ~ verdadera elegancia nace Ci A ~ C’ A ..‘ en el interior de LLLU111NLIT~ cadapersona y se complementa con Difícil tema de tratar, porque la actual sociedad de consu- un buen aspecto fisico. mo ha deformado e! concepto de la elegancia y ha llevado FALSAS CREENCIAS SOBRE LA ELEGANCIA • Creer que es preciso tener una silueta peifecta para verse elegante. No todas las personas delgadas tienen el don naturalde la elegancia, ni todas laspersonas con exceso depeso carecen de él. • Pen.sar que estarbien vestido consiste en comp raraccesorios,joyasy vestidos de marcasfamosas. No siempre lo caro es sinónimo de elegancia. • Imaginar que ¡ospei nados elaboradosy los trajes con diseños complicados y co­lores llamativos son más elegantes que lospeinados discretos y las ropas sobrias. • Contrariar la naturaleza: usar, por ejemplo, tacones desp roporcionados para aumentarde estatura. • A ceptarel último grito de la moda, sin pensarsi nosfavo rece. * Creer que sólo en determinadas ocasiones hay que estar bien vestido. La elegan­cia debe vivirse desde el momento en que la persona se levanta hasta que se acues­ta (en eltrabajo, de comp ras, de vacaciones y, porsupuesto, en casa). • Pensar que la elegancia depende de la belleza. Vemos a menudo mujeres que, sin ser agraciadas fisicamente, son elegantes y llaman la atención por donde ca­minan, mientras que otras muy bellas pasan inadvertidas. * Asociarla elegancia con la juventud. Puede lucir más glamorosa una persona bien conservada a loscuarentaaños, que una quinceañera. No utilice palabras inapropiadas, hable claro y sepa es­cuchar; no haga chistes de mal gusto ni comentarios fuera detono. L’2a verdadera elegancia-nace £ 1 C C’ k ¡ r A ...‘ en el interior de L L L U .~\ ¡‘4 L cada persona y se complementa con Difícil tema de tratar, porque la actual sociedad de consu- un buen aspecto fisico. mo ha deformado e! concepto de la elegancia y ha llevado FALSAS CREENCIAS SOBRE LA ELEGANCIA • Creer que es preciso teneruna silueta perfecta para verse elegante. No todas las personas delgadas tienen e/don natural de la elegancia, ni todas las personas con exceso depeso carecen de él. • Pensar que estar bien vestido consiste en comp raraccesorios,joyasy vestidos de marcasfamosas. No siempre lo caro es sinónimo de elegancia. $ Imaginar que lospei nados e/a borad osylos trajes con diseños complicados y co­lores llamativos son más elegantes que lospeinados discretos y las ropas sobrias. * Contrariar la naturaleza: usar, por ejemplo, tacones desp roporcionados para aumentar de estatura. * Aceptar el último grito de la moda, sin pensarsi nosfavo rece. $ Creer quesólo en determinadas ocasiones hay que estar bien vestido. La elegan-. cia debe vivirse desde el momento en que la persona se levanta hasta que se acues­ta (en e/trabajo, de compras, de vacaciones y,porsupuesto, en casa). • Pensar que la elegancia depende de la belleza. Vemos a menudo mujeres que, sin ser agraciadas fisicameme, son elegantes y llaman la atención por donde ca­minan, mientras queot ras muy bellas pasan inadvertidas. -~ $ Asociarla elegancia con la juventud. Puede lucir más glamorosa una persona bien conservada a los cuarenta años, que una quinceañera. a muchos a pensar que se trata de un bien que cualquiera puede adquirir con dinero. Quien quiera ser elegante debe conocer a fondo sus atri­butos físicos, humanos y sociales, y hacer buen uso de ellos. Porque ser elegante no consiste er! vestir finas ropas y accesorios costosos, sino en tener porte, estar siempre bien presentido y actuar con naturalidad y sobriedad en cualquier circunstancia. La persona elegante se viste con discreción, pero esto no riñe con la moda ni con la informalidad, y por ningún motivo obliga a ser monótonos en el arreglo personal; la clave de la elegancia es adaptar las tendencias de la moda a la personalidad de cada cual. Aparte de la elegancia externa, podemos hablar tam­bién de una cierta elegancia “interior”, que consiste en ac­tuar con serenidad en todas las circunstancias; no está bien, por ejemplo, abrocharse y desabrocharse un botón continuamente durante una conversación, cerrar y abrir el bolso con nerviosismo, tocarse la oreja sin parar, etc. VESTUARIO DE LA EJECUTIVA Saber combinar la ropa y llevar lo adecuado en toda oca­Sión significa tener “estilo”. Casi todas las mujeres que han desarrollado un estilo personal de vestir eligen ropas acordes con la actividad que desempeñan y usan maqui­ia llaje discreto y perfumes que se~dentifican con su perso­~, nalidad. La selección de prendas se debe hacer de acuerdo con la rd. edad de la persona, el clima en que se encuentra y la cir­cunstancia de que se trate. 229 En términos generales, es posible afirmar que los colo­res claros y brillantes aumentan las formas del cuerpo, y los oscuros o mate las disimulan. El color más importante del vestuario es el que está cerca del rostro; hay que utilizar aquellos que favorezcan e iluminen el tono de la piel. Como el clima también influye a la hora de escoger el color que más nos conviene, vale la pena saber que los co­lores fríos son el azul, el gris, el verde oscuro y el negro; los cálidos son el amarillo, el rojo, el naranja y el blanco. ;\~Ci~SORlO3 IMPORTANTES • Bolso. Preferible de cuero o materiales finos, aunque no de una marca determinada. Debe hacer juego con los zapa­tos y el vestido. -‘ Zapatos. Los de estilo clásico son una buena inversión. Procure que sean cómodos, para que no les resten espon­taneidad a sus movimientos. • Joyas. En principio, como todo accesorio, están sujetas a los vaivenes de la moda. No deberían usarse para trabajar más que aquellas de diseño clásico y, de ser posible, autén­ticas. Es preferible tener pocos accesorios de buena calidad que muchos ordinarios. La hora y la ocasión imponen el ti­po de joya a utilizar. • Perfume. Si bien es cierto que antes las personas usa­ban siempre una misma fragancia que las identificaba, hoy en día, por las múltiples actividades que tienen tan­to los hombres çomo las mujeres, es aconsejable contar con varias fragancias similares con diferente grado de concentración alcohólica: las suaves se emplean en el día y las más fuertes para las ocasiones especiales, por 1o general nocturnas. ON~EJO:~ GEN ERALF~ SO~RlI LAMODAFFMENINA • En lugar de renovar su guardarropa con cada cambio de la moda, compre vestidos de corte cl~ico y use accesorios modernos tales como pañoletas, cinturones, etc. • Asegúrese de que la ropa se ajuste muy bien a su cuerpo para que siempre se vea elegante; no debe ser ni muy apre­tada ni muy suelta. • Use siempre medias veladas, incluso en climas cálidos. Tenga un par adicional en la oficina para situaciones de emergencia. • Compre vestidos hechos con telas que se arruguen poco. Tenga en cuenta que los pendientes largos son más apro­piados para llevar en la noche, y los cortos durante el día. VESTUARIO DEL EJ ECUTIVO $ Camisa. Las clásicas blancas, de color azul claro o de rayas finas, combinan mejor con los vestidos tradicio­nales. No deben ser más oscuras que el traje, aunque la corbata sí será más oscura que la camisa. Todas las ca­misas que se lleven bajo la chaqueta han de ser de man­ga larga. A los hombres de cuello largo y delgado les convienen los cuellos altos por detrás; si, por el contrario, tienen cue­llo corto y grueso, les lucen las camisas con Luellos bajos y puntas no muy abiertas. ~ Pantalón. Los hombres que tienen los pies muy grandes no deben usar pantalones estrechos. • Vestido. Los hombres muy altos o muy bajos deben renunciar a los trajes excesivamente llamativos. Si son bajos de estatura, les convienen las chaquetas li­gera mente pegadas al cuerpo. Si son corpulentos, no les lucen las chaquetas cruzadas, pero sí las solapas anchas. • Corbata. Lo ideal es tener un surtido de corbatas lisas ~ estampadas, así como algunas para clima frío y otras para clima caliente. En cuanto al largo, es aconsejable que lle­guen hasta el cinturón. • Zapatos. Los colores más idóneos son el negro, el café y el vinotinto. El estilo más convencional es el de cordones y horma estrecha. Los mócasines están permitidos, siempre que su diseño sea discreto. • Pañuelo. Siempre serán elegantes los de color blanco in­maculado y muy bien planchados. • Joyas. Las únicas que puede permitirse un hombre ele­gante son la argolla de matrimonio, el reloj, unas mancor­nas discretas y un alfiler de corbata. En cuanto a los relojes, los más elegantes son los de diseños sencillos, de ser posi­ble en oro. La moda informal acepta hoy en día el uso de anillos, ca­denas y pulseras de oro siempre y cuando sean discretas y h persona lleve ropa deportiva. TRATO ENTRE EJECUTIVOS la conducta de los hombres y las mujeres en e! trabajo se ha convertido en uno de los problemas más apremiantes del protocolo y la etiqueta empresarial. Desde que la mujer comenzó a escalar importantes posi­ciones en el mundo corporativo, se ha hecho preciso revi- INCLUSIÓN DE CON.IYUGES EN LOS ACTOS DE LA EMPRESA Hace unos años, el trabajo de la mujer era ser madre y es­posa; a nivel empresarial era considerada la esposa d~l ejecutivo, y sus actividades se restringían a asistir a las ce­ nas y reuniones sociales de la compañía donde el marido ~ una mujer quede trabajaba. en estado de embarazo Los tiempos han cambiado y hoy las esposas de los ejecuti- es una noticia muy bella e importante vos tienen su propia profesion; en ocasiones, les resulta im- pero no debe constituir posible acompañar al esposo en sus compromisos; también motivo de revuelo en su sücede que el hombre tiene demasiadas obligaciones y no qflcina. No es correcto quc, puede participar en los compromisos sociales de la esposa. los cole8as le hagan excesivas preguntas Teniendo en cuenta esto, las empresas han disminui- personales, a menos do cada vez más el número de actividades a las que mvi- que ella desee compartir tan a los cónyuges, o proyectan eventos de fin de serna- sus intimidades. na, cuando es más probable que ambos estén libres. Las ACOSO SEXUAL Elacoso sexualse define como el intento verbal ofisico de un compañero de traba­joporforzarel contacto sexual con otra persona de la misma empresa. La víctima de acoso sexual puede evadir al acosador haciendo caso omiso de sus insinuaciones o confrontándolo directamente. Si aún así la situación conti­núa, debe dejar constancia escrita del suceso ante un superior; si hay testigos, les puede pedir colabo ración. Si el acosadores eljefe del empleado, este último tiene que acudira una insta n­cia superior y presentar queja. Los empleados ~or lo general temen denunciar los casos de acoso sexual por miedo a perder el trabajo. Pero continuar laborando en semejante atmósfera sería peor. fiestas empresariales excluyen a propósito a los cónyu­ges para evitarles la descortesía de no asistir. AMISTAD Y AMOR EN (L TRABAJO Es natural que quienes trabajan juntos se vuelvan amigos. Pero hay que seleccionar con atención estas amistades: ser amigo del jefe o de sus superiores puede ser visto como oportunista e incluso podría darles celos a sus colegas. En las oficinas pequeñas los empleados terminan por establecer fuertes vínculos de amistad. Si usted trabaja en una empresa así, trate de integrar a todos sus compañeros en las invitaciones o actividades que organice, incluso a su jefe, para que ninguno se sienta excluido. Los romances en la oficina son otra historia. La actitud respecto a ellos ha cambiado un poco en los últimos años, y aunque va no es un pecado capital reconocer que alguien se siente atraído hacia un colega, puede ser una situación delicada a nivel empresarial. Si usted y su jefe se enamoran, es mejor que vaya bus­ cando otro trabajo. Mientras tanto, trate de mantener la re­ ar ¡ación en secreto, aunque por lo general estas noticias se ~za difunden con excesiva rapidez. El enamoramiento entre ~‘; colegas puede alterar la atmósfera laboral si la relación fra­ casa; y si se casan, es posible que el empleado de menor ar rango tenga que abandonar la empresa. Las siguientes son algunas sugerencias sobre cómo cul­ tivar amistades en la empresa entre hombres y mujeres, de a, manera adecuada: ,tz • Trate de no llamar a su compañero a la casa, a menos que ~o. deba tratar un asunto de trabajo, sobre todo si él o ella es e~~dr~ ‘ No dé a la amistad ningún matiz que sugiera algo más que cordialidad. ‘ Recuerde que un romance en la oficina puede acabar con su carrera profesional aliL El mejor consejo sobre la etique­ta de los romances de oficina es evitarlos, si es posible. os.’ por lo menos ser discretos. • Evite cualquier relación amorosa si uno de los dos está casado o comprometido. ‘Examine si los gestos aparentemente inocentes de su co­lega, como apoyar la mano sobre su hombro o un abrazo al pasar, pueden interpretarse de otra manera. DEPARTAMENTODE PROTOCOLO DE LA EMPRESA La necesidad que existe en toda empresa de cuidar su ima­gen interna y externa hace que se creen departamentos de protocolo o se contraten consultorías externas con exper­tos en la materia. Años atrás se consideraba que el protocolo sólo se aplica­ba a la diplomacia y su entorno. Hoy en día, el alto grado de competencia empresarial exige mantener satisfecho el recur­so bu mano, elemento base de la organización, y esmerarse en el servicio que se le brinda al cliente. La aplicación del proto­colo empresarial permite llevar a cabo estos dos objetivos. EL JEFE DE PROTOCOLO Es el profesional encargado de que la imagen de la em­presa apoye los principios básicos del decoro, la corte- sía y el buen gusto. Debe cumplir una serie de requisitos que le permitan desarrollar su labor COfl eficiencia, ele­gancia y distinción. Está al mismo nivel de jerarquía que --los altos ejecutivos de la compañía. puesto que tiene so­bre sus hombros la responsabilidad le manejar la ima­gen interna y externa de la empresa; por tanto, SUS opi­niones deben resperarse y sus decisiones acatarse. Nece­sita rodearse de personal idóneo que se identifique con la imagen que busca promover. Sus funciones son las si­guientes: ‘ Asesorar de manera directa y permanente al presidente o gerente de la compañía en todos los eventos y situacio­nes ‘que tengan lugar. . Planear, coordinar y ejecutar todas las actividades de ti­po social, empresarial y específicas de la entidad. Supervisar que las normas de cortesía y etiqueta se cum­plan en todas Las áreas de la compañía. La buena imagen debe comenzar por casa. ‘ Mantener al día la infraestructura necesaria para la orga­nizaci6n de eventos. ‘ Actualizarse en forma permanente sobre los cambios que imponen las normas sociales, para aplicarlos bien. O RGA ~ 1 Z1\C ¡O N DE E\ENTOS FMPRE~ÁR1ALFS Para organizar un evento especial hay que establecer un cronograma de actividades, con base en estas considera- 1 clones: Tipo de evento. ‘ Lugar y fecha a realizarse. Invitados especiales. ‘Número de participantes. ‘Presupuesto asignado. en Teniendo en cuenta lo anterior, se asignarán labores pe~ a cada una de las personas que colaborarán en su reali- SU zación. co Luego se procedera a definir los terminos en los cuales ot, se hará la tarjeta de invitación, como el color, el tipo de le­tra, el texio, etc. ~ Se elaborará una lista de invitados especiales a los cua­les se informará telefónicamente, para saber si pueden asistir a! evento. Una vez confirmados, se les enviará la tar­jeta de invitación fonñal, donde~ aparecerá la abreviatura P.M. (para recordar). A los demás participantes se les en­viará la tarjeta con 15 620 días de anticipación, con la sigla R.S.V.P., para llevar un registro de cuántas personas van a asistir. A los ocho días de haber cursado las invitaciones se de­be comenzar un seguimiento telefónico para saber si lle­garon a su destinoysi existe confirmación positiva o nega­tiva de asistencia. De acuerdo con el presupuesto asignado, se organi­zará la parte práctica del evento. Si incluye alimentos, se deben solicitar los servicios de empresas especializadas en coordinar lo relacionado con las bebidas, el menú, los muebles, la vajilla, los arreglos florales, etc. Si es necesario se contactarán músicos, maestro de ceremo­nias, técnicos de sonido y ayudas audiovisuales. De acuerdo con el número de invitados se contratarán los meseros, eL personal de servicio en cocina, en recep­ción, etc. Ocho días antes el equipo organizador se reunirá para repasar los planes y saber qué puntos están bien y cuáles deben reforzarse. El día del evento todo debe estar listo. Al día siguiente se hará un balance para identificar las fallas que deben ser corregidas en próximos encuentros. Etiqueta para organizar los eventos El ritmo de trabajo de algunos dirigentes y altos ejecutivos impone, con excesiva frecuencia, concertar reuniones que, pese a su carácter laboral, deben realizarse en horarios pro­ pios de la vida privada. Fn términos generales, podríamos dedr qu~ las invita­ ciones empresariales que tienen lugar en torno a una mesa son las siguientes: $ Desayunos. Tienen una duración aproximada de una hora y su ventaja sobre los almuerzos y las cenas radica en que son más rápidos y cuestan menos. Se pueden hacer en la oficina, si se cuenta con el área necesaria, en una cafetería o un restaurante cercano, en los hoteles o en la residencia del anfitrión. Puede ofrecerse un.desayuno tradicional sencillo a ba­ se de café con leche, jugo de naranja, mantequilla, merme­ lada, huevos y pan, o uno típico. * Almuerzos. Tienen una duración aproximada de dos ho­ ras. Deben serligeros, para poder seguir trabajando a con­ tinuación, con pocas bebidas alcohólicas. Este tipo de reuniones debe concretarse por teléfono, ee con antelación suficiente, y suele realizarse en un restau­ ío rante que el anfitrión conozca bien. Por lo general el día ‘~ del almuerzo se reconfirma la ¿ita con los asistentes y el restaurante. El anfitrión debe llegar unos minutos antes de la hora d. convenida, para esperar a sus invitados y asegurarse de que todo esté como lo solicitó. Para cancelar la cuenta es preferible acordar con anti­cipación el envío de la factura a la empresa, para no inco­modar al anfitrión ni a los invitados. Si acostumbra hacer almuerzos de trabajo en la oficina, le conviene tener allí vajilla y todo lo indispensable. ~ Cocteles y recepciones. Tienen una duración aproxima­da de dos horas y su fin primordial es integrar un grupo de personas interesadas en concretar negocios. No se acos­tumbra disponer de sillas, para evitar que se formen grupi­tos y con el fin de que los invitados roten por el salón y ha­ gan contactos importantes. ¿~vite situarse junto Cada vez que llega un invitado lo recibe personalmente a la comida o el licor el organizador del evento, quien lo presenta a los demás en una recepción, pues asistentes para evitar que se aísle. obstaculizará el paso a los demas snvztados. La concepcion de ambas celebraciones como cenas 7bme de la mesa de pie ofrece algunas ventajas para los organizadores: lo que desee y aléjese tener más invitados que en una cena formal; despreocu- prudencialmente. parse por las mesas y la ubicación de las personas; ob- PAUTAS A SEGUIR EN LOS ACTOS CORPORATIVOS i Planea rl os con suficiente antic~pación para que tengan éxito. 1 Aplicarla precedencia de los asistentes al ubicarlos en lospuestos que les corres­ponden. ‘ Citara los asistentes con un mes de anticz~ación para asegurarla presencia de todos, a noserquesetratede una reunión urgenteyextraordinaria. ‘ Almorzaren las instalaciones donde se lleva a cabo la reunión odarun tiempo prudencialpara que lo haga cada unoporsu cúenta, y reanudardespués las con­versacion~. ‘ No interrumpirla reunión sin un motivo verdaderamente urgente. cocteles por lo viar el problema de la impuntualidad de los invitados, ya general no seprolon..~an que pasa inadvertida y no es necesario que hayan llega-mucho. Si los invitados do todos para comenzar. lo desean, pueden • Cenas de trabajo. Su duración es de unas tres horas, co-continuar la velada en un sitio público, como menzando generalmente a las 8 de la n~he. En ellas se in­un bar, por ejen2plo. volucra a los cónyuges o a un acompañante del invitado. Se dedica primero un tiempo a la parte social del evento, y al final de la cena se habla de negocios. •Juntas. Esta palabra se deriva del latín iuncta, que sig­nifica reunión de varias personas para tratar un asunto; también se puede aplicar al conjunto de individuos nombrados para dirigir una empresa, organización o ins­titución. A9ambleas. La palabra francesa assemblée significa reu­nión numerosa de personas convocadas para tratar y defi­REGALOS CORPORATIVOS Muchas emp resas les dan regalos a sus clientesy a otraspersonas importantes a ni­vel externo, como los gerentes de banco o los abogados de la compañía Estos rega­los no deben ser muy costosos pues podrían malinterpretarse. Entrelos objetos que sirven para talfin, se encuentran: ‘1 Estilógrafos. • Pañuelos. • Llaveros. • Estuches pa ra tarjetas de negocios. • Linternas. • Sombrillas. • Calendarios. • Agendas. 2,11 nir uno o varios temas. A los participantes se les da el nom­bre de asambleístas. Las asambleas y los congresos pueden ser muy productivos o una verdadera pérdida de tiempo. Los que funcionan bien tienen una agenda de activJ~la­ des muy precisa, con líderes y participantes corteses ¿~Ç~ ocasiones asisten y bien preparados que saben seguir las reglas esta- a las convenciones los blecidas. cónyuges de los ejecutivos. Al seleccionar a los asistentes hay que tener en La impresión que causen a los jefes y colegas cuenta las jerarquias que ocupan en la empresa: si in- es importante en la vita a los subordinados deben estar presentes sus je- carrera profesional fes~ y si cita a los principales gerentes, debe ii~Juirl~s dci csposo o esposa...~~ a todos. CÓMO DESTACARSE EN UNA ASAMBLEA * Prepare muy bien el tema a tratar. • Asista puntualmente. 1 Escuchea los demás mientras ha blan. •Partic~pecon ideas si lo invitana hacerlo. • Haga sugerencias, no dé órdenes. • Si no está de acuerdo con algún planteamiento, man~fléstelo en forma diplo­mática. • No tema equívoca rse. Nosiempre tenemos la razón. • Dirija la mirada a los demás cuando hable, no a la mesa ni alsuelo. • No dé señales de aburrimiento ni de tenerprisa. 1- Si no ofrecen refrigerio, no lo pida. • Ubiquela taza desocupada desu café o el z)aso utilizado en elsitio desnnadopa­ra tal fin, no sobre la mesa. * Sifue una reunión interesante,felicitealquela organizó. $ Congresos. Palabra del latín congreslis, que se aplica a la reunión de varias personas para deliberar y sacar conclu­Quien hizo la siones sobre uno o varios temas relacionados entre sí. Son invitación a una cena frecuentes en la política, la economía y las áreas científica de Ira ha/o debe pasar y religiosa. la cuenta del . restaurante así • Convenciones. Palabra del latin comentione, sinónimo el a)~/:Iriá?l sea mujer del convenio que reúne a personas con intereses políticos, y el invitado hombre. agrupaciones o gremios de distinta índole para elegir o proclamar candidatos o resolver conflictos. REGALOS ENTRE COLEGAS Hay ocasiones en las que desea darle un regalo a un compañero de trabajo para agradecerle un favor, felicitarlo por un ascenso laboral opor el nacimiento de su bebé, o augurarle rápida mejoría si está enfermo. No hay reglasfijas con respecto a qué escoger, pero sí existen unas guías basicas quepueden seguirse: 1 Dé el regalo en ¡afecha apropiada. Los presentes ret rasados pierden parte del buen efecto queproducirían sise entregaran a tiempo. $ No dé el mismo regalo a varios colegas enforma automática; considere, en cada caso, la ocasión y ¡a persona. En resumen, recuerde que una botella de vino no es buen regalo para todo el mundo. Un regalo con humorpuede bacerle gracia a quien usted conoce bien, pero no a todos sus compañeros. ‘Si es nuevo en la empresa, no le dé regalo aljefe: parecería que quiere ganar indulgencias. No regale ropa ni artículos en que requiera saber.las medidas de la persona, a menos que la conozca bien. $ Lasflores siempre son bienvenidas. Si las envía a la oficina, seleccione un arre­glo discreto. • Seminarios. Del latín seminariu, que por extensión es aplicado a las reuniones donde uno o varios conferencis­tas tratan temas específicos ydan las pautas para desarro­liarlos más ampliamente. ETIQUETA INTERNACIONAL EN EL ÁMBITO EMPRESARIAL La mayoría de grandes empresas invierte en asesorías para conocer las váriaciones del protocolo y la étiqueta a nivel internacional, dado que el comportamiento de sus ejecuti­vos refleja el grado de educación que poseen, habla de la compañía para la cual trabajan y favorece o daña la ima­gen del país que representan. Un caso que ilustra la importancia de conocer de antema­no las costumbres del país al que se viaja es el del estadouni­dense que se encontraba en un cementerio chino, cuando alguien colocaba frutas en una tumba. El estadounidense, que miraba con curiosidad, preguntó: “~Cuándo cree usted que sus antecesores se vañ a levantar a comer las frutas?” El chino replicó: “Tan pronto como los suyos se levanten y huelan las flores que usted les ofrenda”. El entrenamiento sobre el protocolo y la etiqueta inter­nacional comprende, entre otros puntos: • Tener en cuenta que en el extranjero nunca se enseña: se aprende. • Respetar las costumbres y la religión del lugar y nunca burlarse de los hábitos de los demás, porque puede ofen­der y causar problemas. • Insistir en que es preferible no viajar si la persona piensa que lo mejor sólo existe en su país. NORMAS PARA ESTAR A LA ALTURA esin~i~7, DE LAS CIRCUNSTANCIAS cancelar un almuerzo de trabafn en elúltirno momento. Apenas Importancia de los nombres ~‘ sepa que no podrá asistir, llame La primera oportunidad de producir una buena o mala yexplique sus motivos impresión es, por supuesto, durante el intercambio de con claridad. Ofrezca nombres. excusas y haga En los países de habla hispana por lo general no hay una nueva cita. riesgo de equivocación, pero incluso si le ocurre, no es tan grave. No pasa lo mismo en otras partes, especialmente en Asia, donde los nombres con frecuencia denotan el rango social o familiar de las personas, y un error puede ser visto como un insulto; o como sucede en China, donde el apelli­do de las personas se dice primero y después el nombre; los japoneses, por su parte, añaden al apellido la palabra “san”, que significa señor. Tarjetas de presentación En el extranjero, su otro pasaporte es su tarjeta de presen­tación. Con ella, usted prueba que existe. Cualquier con­tacto de negocios la demanda, porque dar a conocer a los dem~is su rango y su. profesión es importante. Algunas sugerencias para sus tarjetas de presentación son las siguientes. • Incluya el nombre de su compañía, su cargo y sus títu­los, como vicepresidente, profesor o director. • No use abreviaturas. * Si va a donde no hablen su idioma, haga imprimir al re­verso de sus tarjetas la información en la lengua local (en Hong Kong y Tokio este servicio está disponible toda la noche). ‘En la mayoría de los países asiáticos, africanos y del Cer­cano Oriente (menos Israel), nunca presente la tarjeta con la mano izquierda, porque existen razones religiosas que así lo exigen; en Japón, déla con ambas manos y asegúrese de iue apunte a la persona y esté al derecho. Saber comer y beber Aceptar lo que tiene en el plato equivale a aceptar a su an­fitrión, su compañía y su país, puesto que a menudo lo que le ofrecen constituye el orgullo culinario del sitio. Por ejemplo, en Arabia Saudita los ojos de oveja son un man­jar, en China lo es la sopa de pata de oso, yen algunos paí­ses africanos la pata de gorila es una exquisitez. Pero, ¿existe alguna forma de quedar bien sin ofender y sin des­mayarse del susto? Sí, intentar comer al menos unos pedacitos, minimizan­do la textura y tragando entero; tal vez de esta forma el ca­nario, la culebra o el gorila le sepan a polio. También ayu­da no saber qué está comiendo, así que no pregunte. Su anfitrión se sentirá halagado si aprueba lo que él seleccio­nó para usted. Y a donde vaya, recuerde que los brindis son recípro­cos. Decir “yo no bebo” no lo saca del problema en forma cortés, como tampoco insistir en que tiene que levantarse temprano (todo el mundo debe hacerlo). Vestuario Donde quiera que este, su vestimenta no debe parecer ex­traña a los ojos de los demás. Significa esto que conviene ponerse algo natural que sepa llevar y esté de acuerdo con el lugar en que se encuentra. Por ejemplo, una mujer con 1 falda y chaqueta y zapatos de tacón alto se verá muy mas­ culina en un país donde sólo se ven diáfanos saris; más ______ apropiado sería un vestido liviano de color alegre. Hay ______~- ‘. quienes deciden vestir al modo de los nativos: en Filipinas el hombre usa el barong, una cam~a floja y usualmente blanca o habana, sin chaqueta ni corbata; en Indonesia se _____ acostumbra llevar batiks, nombre que designa unas cami­ • ____________. sas grandes de color alegre; en Tailandia es común llevar camisas de seda; en Japón los hombres por lo general uti­ lizan trajes formales oscuros y las mujeres suelen vestir con chaqueta y falda. • El vestido apropiado no es una simple cuestión de gus­ ~ to: puede llegar a ser insultante, antihigiénico y hasta pe­ caminoso. Llevar zapatos en ciertas oportunidades es una de las más grandes ofensas en Oriente, y están prohibidos en las mezquitas musulmanas y en los templos budistas. Nunca los lleve puestos en las casas o los restaurantes ja­ poneses, a menos que el propietario insista en que lo ha­ ga, ni en las residencias de los hindúes o indonesios, si el anfitrión va descalzo. Y siempre que se quite los zapatos, recuerde dejarlos bien juntos, de frente a la puerta por donde entró. Hablar de neRocios No hablar de negocios puede ser tan importante como hacerlo. Por ejemplo, después de la jornada laboral en Inglaterra también terminan los negocios, y nada moles­tará más a sus anfitriones que mencionar el tema durante la comida. Con los japoneses no se puede hablar de negocios en el encuentro inicial. Primero se intercambian las tarjetas de presentación, luego se toma cité, y después ellos desea- rán saber su jerarquía en la compañía y las equivalencias entre su cargo y el de ellos. En Arabia, el comienzo de la conversación es lento y analftico. No se sorprenda si una reunión que usted pensó duraría una hora, toma tres. Y no insista en aceleraç~a charla, aunque crea que es la manera más rápida de llegar a una decisión: tendría el efecto contrario. Religión y sexo Todas las imágenes budistas son sagradas y está prohibido - fotografiarlas sin e! resp~ctivó permiso. En los países musulmanes no se espera que usted se arro­dille hacia La Meca, pero sí que tenga paciencia con quienes desean hacerlo con toda la parsimonia del mundo. Una mane­ra de halagar a los árabes es respetar sus creencias religiosas. Recuerde que todas las culturas tienen sus días sagra­dos. Programar negocios durante el Ramadán, el Carnaval de Rio o el Año Nuevo chino es como si en el mundo occi­dental alguien pidiera hacer una reunión en la mañana de Navidad. Si un árabe lo invita a su casa, difícilmente usted verá a su(s) esposa(s), a no ser que esté(n) en la cocina supervi­sando la comida; si por casualidad él se la(s) presenta, sea gentil pero no muy afectuoso, y sobre todo, no le(s) estre­che la mano a menos que ella(s) tome(n) la iniciativa, lo que no es muy común. GENERALIZACiONES Cada persona es un universo distinto y no es posible asignar a todos los habitantes de un país un estereoti­ po de comportamiento. Evite, por tanto, hacer genera­lizaciones como las siguientes: “Todos los gringos son simplones”; “los ingleses son fríos y reservados”; “los franceses son románticos y a menudo descorteses”. Sin embargo, sí es posible señalar alpinas indicaciones ge­nerales sobre los hábitos de los habitantes de distintos países. • Alemania. A los ejecutivos se les trata de acuerdo con su profesión o cargo. No hable con ellos de asuntos persona­les: los negocios son los negocios y los temas familiares no se mencionan. Sea puntual y fije las citas con anticipación: planificar es la palabra clave con los alemanes. El almuerzo es la comida elegida para tratar los negocios. • Arabia Saudita. Si un hombre de negocios toma su mano y la sostiene mientras caminan, no se alarme: es símbolo de amistad. Usted debe hacer citas previas, pero no se sorprenda si lo reciben junto con otros visitantes. S~Itese una comida si está invitado a comer en casa de un hombre de negocios árabe: deberá mostrar aprecio por el homenaje comiendo copiosamente. Y cuídese de no ad­mirar demasiado una de sus posesiones, porque puede in­sistir en dársela y usted se verá forzado a aceptarla para no ofenderlo. Los obsequios son apreciados, pero no esperados. Evi­te regalar licor, fotos o esculturas de mujeres, pues están prohibidos por el Islam. $ Argelia. Se saluda con un estrechón de mano. Los títulos profesionales son muy importantes y deben ser tenidos en cuenta. • Argentina. Los hombres, cuando se encuentran después de largo tiempo, se abrazan. Las mujeres se estrechan am­bas manos y se besan en las mejillas. Si lo invitan a una casa, podrá regalar dulces o flores a su anfitrión. Evite las discusiones sobre temas controverti-~ dos, como la política, la religión y el fútbol. ~ Australia. Los australianos son directos, la puntualidad es altamente apreciada y las citas previas son necesarias~, Es aceptable llevarles flores o una botella de vino a los anfitriones. ~ Austria. Nunca confunda a un austriaco con un alemán, aunque hablen el mismo idioma. Es normal saludar a la gen­te en las calles, incluso si las personas no se conocen. . Bélgica. Aquí el beso se da tres veces, alternando la mejilla; no se sorprenda de ver a los hombres bes~rse. La privacidad se guarda celosamente y es respetada por todos. • Bolivia. Estrechar las manos es común. Los visitantes de­ben ser puntuales, inclusive si los demás llegan tarde. Los bolivianos esperan que usted coma un poco de to­do lo que le ofrecen, por lo cual es recomendable tomar una pequeña porción de cada tipo de comida. Flores y pe­queños obsequios son suficiente muestra de gratitud con el anfitrión. • Brasil. Los brasileños no se avergüenzan de expresar sus emociones y se abrazan en la calle. Hombres y mujeres es­trechan las manos al saludarse y al despedirse; a veces las mujeres intercambian besos en la mejilla. Como la mayoría de los latinos, son informales acerca del tiempo y el trabajo. Nunca vaya directo al grano en las discusiones de negocios, a menos que su anfitrión lo haga primero. Espere que le sirvan varias tazas de café muy fuerte. Es de buena educación mandarle flores al anfitrión al si­guiente día del agasajo; asegúrese de que no sean de color púrpura (se asocian con la muerte). • Canadá. Los canadienses son conservadores. Estrechar las manos es aconsejable al llegar y al partir. La puntuali­dad se espera a todo lo largo de Canadá. La mayoría de las atenciones de negocios se hacen en rrstaurantcs y clubes. Si a usted lo invitan a una ca.~a, es ~‘ortés llevarle flores a la anfitriona. • Chile. Cuando la gente es presentada, se acostumbra es­trechar las manos o darse un beso en la mejilla derecha. Los hombres que ya se conocen pueden saludarse con un gran abrazo, mientras que las mujeres se besan en la mejilla. Las citas previas son necesarias y los ejecutivos chile­nos respetan la puntualidad. Las atenciones de negocios se hacen en hoteles y restaurantes. • China. Una pequeña reverencia es apropiada al conocer a alguien; estrechar las manos también es aceptado. Los chinos son bastante formales y usan los títulos de sus invitados durante las presentaciones. Los hombres de negocios extranjeros encontrarán que los chinos son orga­nizados y que la puntualidad es muy importante para ellos. Las citas previas son necesarias y por lo general toma tiempo llegar a una decisión. Durante la comida, esté preparado para expresar un brindis de gratitud y amistad. • Colombia. Los hombres de negocios prefieren las deli­beraciones lentas, al sabor de un café. Ellos acostum­bran estrecharle la mano a todo el mundo; las mujeres no les estrechan la mano a otras mujeres, sino que les dan un apretón en el antebrazo, aunque esta tradición está cambiando. Cuando un visitante es invitado a una casa, es costum­bre que envíe frutas, flores o chocolates antes de presen­ • tarse, si el tiempo lo permite; si no, basta con que dé un obsequio después, con una nota de agradecimiento. Los colombianos apreciarán su interés en los deportes, particularmente el fútbol, el café colombiano y el campo. ‘ Costa Rica. Cuando se saludan, los hombres estrechan las manos y las amigas se besan en la mejilla. La gente por lo general intercambia obsequios en las ocasiones espe” ciales. • Dinamarca. No se hacen negocios en julio ni agosto, ya que los daneses aman el verano. Si va a una playa, no se sorprenda ante el nudismo: es común. El hombre de nego­cios debe llevar un buen smoking a Dinamarca puesto que la mayoría de las comidas son de corbata negra. • Ecuador. La mayoría de almacenes cierra a la hora de la siesta y por lo menos tarda dos horas en volver a abrir. Se acostumbra estrechar las manos al conocer a al­guien; las amigas se besan ylos hombres se abrazan. • Egipto. La semana laboral va de sábado a jueves; el vier­nes es el día de descanso de los musulmanes. Para entrar en la mezquita hay que quitarse los zapatos. 1 El Salvador. La manera usual de saludarse es estrechar las manos, aunque algunas personas inclinan la cabeza. El visitante debe hacerle cumplidos a quien preparó la comida, especialmente si fue el mismo anfitrión. -‘ España. Se come muy tarde; los restaurantes abren a las 9 p.m. y están en pleno apogeo a las 11 p.m. Se acostum­bra al medio día hacer siesta y reiniciar labores hacia las 4 de la tarde. Evite las discusiones sobre asuntos como la religión, la familia y el trabajo. . Estados Unidos. Los negocios por lo general empie­zan a la hora convenida. Una cita a las 9 a.m. quiere de­cir precisamente eso, excepto en ciudades como Nueva York, Houston y Los Angeles, donde un retraso de 15 minutos no ofende a nadie. “Bebidas a las 7 p.m.” impli­ ca “como a las 7:30 p.m.», pero “cena a las 8 p.m.” signi­fica a las “8 p.m. “, con o sin congestión vehicular. Los encuentros de negocios a la hora del almuerzo son la re­~gla, y usualmente empiezan a las 12:30 p.m. y se extien­den hasta las 2p.m. El almuerzo pocas veces es una comida pesada, ya que las actividades laborales continúan después. La cena es la comida principal del día, y tiene lugar entre las 7 y las 9 de la noche. No se sorprenda si recibe invitaciones a desayunar: es la hora más popular para los negocios. El brunch es muy popular en los fines de semana; empieza hacia las 11 a.m. y termina hacia las 4 pm. No importa la hora del día, tan pronto todo el mundo esté sentado espere una conversación breve y luego, de inmediato, el tema de los negocios. Los hombres estrechan las manos en las presentaciones, las mujeres no lo hacen a menudo; loS abrazos y los besos tienen lugar sólo entre quienes han vivido varios años en sociedades donde estos gestos son comunes. Más y más mujeres están entrando en el mundo de los negocios, y a muy alto nivel. Ellas esperan que los hombres les permitan tomar la iniciativa al estrechar las manos. La mayoría de la gente de negocios lleva consigo tarje­tas de presentación, pero en Estados Unidos estas no se intercambian automáticamente en el encuentro, sólo si hay interés en continuar el contacto después. Nadie re­chazará su tarjeta, pero no se sienta ofendido si no recibe una a cambio. • Federación Rusa. Los hombres se saludan con un estre­chón de mano y dicen su nombre cuando son presenta­dos. Los amigos o conocidos se abrazan y se besan en la mejilla. ‘ Francia. Son formales y conservadores. La puntualidad denota cortesía. Grecia. La hospitalidad es tan sincera, que debe evitar alabar un objeto que le guste en casa del anfitrión, ya que insistirá en regalárselo. En Grecia no se hacen comidas de negocios: comer es una experiencia soci:i!~ Guatemala. Es aconsejable discutir los negocios fuera de la casa y lejos de la familia. Los hombres se saludan estrechando las manos y los amigos cercanos se abrazan o se dan una palmada en la es­palda. Las mujeres lo hacen con un abrazo y un beso en la mejilla. • Haití. No es necesario llevar un regalo en el primer viaje, pero sí en el segundo; puede ser típico o un obsequio sim­bólico. • Honduras. Los amigos a menudo se saludan con un abrazo. De otra manera, estrechar las manos será suficien­te. Las amigas intercambian un beso en la mejilla. • Hong Kong. La gente es reservada y formal en casi todas las situaciones. Cuando se hace una cita, por lo general se dan ~O minutos de “cortesía” en caso de retraso; sin embar­go, los ejecutivos son puntuales. Los negocios no tienen hora. • Inglaterra. Los hombres de negocios poco muestran sus emociones, y dan mucha importancia al protocolo. Puede llegar cinco minutos antes a sus citas, pero nunca después. Los negocios se tratan durante el día. Si lo invitan a comer a una casa, puede llevar chocola­tes o flores. Recuerde que usted rio toma whisky, sino Scotch, y que es mejor referirse a los “británicos”, no a los “ingleses”. Temas como la monarquía y la política no de­ben tratarse. ‘ Irak. Las citas previas son necesarias; sin embargo, no se moleste si su anfitrión no se presenta a tiempo. Usted descubrirá que en Irak, a diferencia de otros paí­ses árabes, las bebidas alcohólicas permanecen a disposi­ ción de todos. — -s Italia. Estrechar la mano y abrazar son, ambos, gestos es­pontáneos. Quienes tienen un título esperan que usted lo utilice cuando se dirige a ellos. Rechazar una invitación a comer o almorzar es descortés. El intercambio de regalos a nivel de negocios es común. •Japón. La manera usual de saludarse es una inclinación de cabeza, no un estrechón de manos. Nunca se dirija a un japonés por su nombre: únicamente su familia y los ami­gos cercanos lo hacen. La puntualidad es aconsejable en los negocios y en la vida social. • Líbano. Es apropiado hablar de negocios sólo después de comer. Las flores y los dulces serán bienvenidos por los anfitriones. A los libaneses les gustan los cumplidos sobre sus casas, su comida y sus logros. • Libia. Tienen leyes muy estrictas contra el consumo de alcohol. Las mujeres nunca estarán presentes en una comi­da de negocios. Se aconseja llevarle un presente al anfi­trión, pero no a la esposa. • Marruecos. Si es convidado a una casa, deberá descal­zarse antes de entrar. Es muy probable que lo inviten a grandes fiestas, pero las esposas no estarán presentes. • México. La costumbre es estrechar las manos, pero los amigos de mucho tiempo atrás se abrazan. Las mujeres a menudo se saludan con un beso en la mejilla. Aun cuando no es acostumbrado llevarles regalos a los anfitriones, estos serán apreciados; pueden estar em­pacados. • Nicaragua. Es apropiado sonreír, estrechar las manos y saludar en el momento de las presentaciones. Los hom­bres se saludan estrechando las manos; los amigos cerca­nos se abrazan y se dan palmaditas en la espalda; las muje­res se dan un abrazo y se besan en la m’ejilla. • Noruega. Conducir embriagado es castigado con sev~ri­dad, de ahí que en las reuniones sociales y de negocios se designe a un~ persona para que conduzca; ella debe abs­tenerse de ingerir alcohol esa noche. $ Países Bajos. Es costumbre regalar flores, pero nunca alimentos. El brindis se hace antes y después del primer sorbo. Los chisks sobre la familia real son de mal gtisto. Lbs holandeses son muy organizados. • Panamá. Los amigos inclinan la cabeza o se abrazan. Los socios de negocios estrechan las manos. -. Paraguay. La gente se acerca mucho para conversar yios hombres se abrazan en el encuentro; las mujeres se besan en las dos mejillas. • Perú. Son conservadores, formales y orgullosos de sus antepasados. Los hombres y las mujeres estrechan las ma­nos al llegar y al partir. Los hombres a menudo saludan a los amigos cercanos con un abrazo. Las amigas se dan un beso en la mejilla. La mayoría de las invitaciones a comer se inician a las 9p.m. o más tarde. Es aceptado llegar media hora después. -. Polonia. Esté preparado para consumir licor en las reuniones de trabajo, por lo general coñac. Los brindis se hacen con mucha frecuencia én las comidas formales e informales. . • Portugal. Los hombres saludan con un fuerte abrazo acompañado de entusiastas palmadas en la espalda. Las mujeres besan en ambas mejillas a los amigos más cer­canos. Usted no está obligado a llevar regalo silo convidan a comer, pero es gentil retornar la amabilidad de los anfitrio­nes con una invitación. * Puerto Rico. Los amigos cercanos se abrazan, las muje­rc~ se besan en la mejilla. La gent~se acerca mucho para hablar. • Senegal. Se recomienda ser puntual, así el anfitrión llegue tarde.Jamás coma con la mano izquierda, ya que es una ofensa para la mayor parte de la cultura musul­mana. * Snecia. F’~ muy importante la forma de hacer el brindis, cuyo ritual es el siguiente: no brinde hacia su anfitrión o alguien mayor que usted o de más rango, hasta que ellos lo hagan; no toque su vaso hasta que el anfitrión haya di­cho skoal, primero mueva el vaso desde su cintura hasta la altura de los ojos, mire directamente a los ojos a la otra persona, diga skoal, tome un sorbo, haga una onda con el vaso en dirección a los ojos de su anfitrión, y póngalo a la mesa. • Suiza. No indague sobre la edad de las personas, el traba­jo, la familia o la vida personal, pues estos temas no se tratan en las reuniones comerciales. En este país, al igual que en Suecia, sólo puede beber su trago después de que el anfitrión haya propuesto el brindis de rigor. La puntualidad es un factor muy importante entre los hombres de negocios suizos. •Suráfrica. La política del apartheid hace que existan re­glas sociales muy estrictas ~n cuanto a la raza y el color. Es aconsejable conocer con anterioridad las más comunes, para no verse envuelto en situaciones desagradables. • Uganda. A diferencia de otros países, en Uganda toda in­vitación incluye a la esposa. ‘ Uruguay. Estrechar las manos es lo más usual, como en casi todos los países suramericanos. La mayoría de las invitaciones se hacen en restaurantes, aunque es posible que un visitante sea convidado a una casa. Recuerde enviar flores o chocolates antes de la oca­sión. A los uruguayos les gusta hablar de deportes, espe­cialmente del fútbol. • Venezuela. Los hombres acostumbran saludarse con un abrazo y las mujeres se dan un beso en la mejilla. Es­trechar las manos también es un gesto común. Por lo general suelen invitar a sus casas a los amigos muy cer­canos. GESTOS Y SU SIGNIFiCADO EN DIFERENTES PAISES • Apretar los dedos. Gesto nacional en Italia, usado para enfatizar algo bueno o malo. En Argentina es muy corriente como crítica a quienes conducen mal un automóvil. ‘Apuntar con el dedo. Es mala educación en casi todo el mundo. En Europa, para señalar, se utiliza la mano abierta, yen Indonesia el pulgar. ‘ Besar las yemas de los dedos. En Europa y América Lati­na es sinónimo de hermosura. • Círculo con los dedos. En Japón significa sí o dinero; en el sur de Francia equivale a que algo no vale la pena; en la mayoría de los países del mundo es ~eñal de aprobación. ~. Círculos en la cabeza. En casi todos los países es sinóni­r~io de locura, mientras que en los Países Bajos equivale a llamar por teléfono. • Cruzar los dedos. Gesto de protección o de buena suerte en algunos países de América Latina. • Cuernos verticales. En Italia y en algunos países de Amé­rica Latina significa que le han sido infiel. En Brasil y Vene­zuela puede significar buena suerte. • Inclinación de cabeza. En Bulgaria y Grecia, significa no. Si sacude la cabeza, significa sí. En Japón es señal de respeto y saludo. • Pulgares hacia arriba. Aprobación, menos en Australia, donde se considera muy descortés. • Sacudir la cabeza. En el sur de Italia, Grecia y Túnez, es una negación. En la india es sí y en Alemania es llamar con señas. • Signo de la y. Indica victoria en la mayoría de los paí­ses europeos, siempre y cuando ponga la palma de la mano hacia afuera, porque lo contrario es vulgar. • Tirar el ojo. En Europa y América Latina, estar alerta. • Tocarse la nariz. Burla en Europa, mientras que en Ja­pón traduce: “Me busca, me necesita, es conmigo”. • Tocarse la oreja. En Italia señala al homosexual, mien­tras que en India es un gesto de sinceridad o arrepenti­miento, y en Brasil indica aprecio. • Tocar el codo. En Holanda significa desconfianza, mien­tras que en Colombia equivale a la persona de car~icter du­roo tacaña. A mi madre, por todos sus esfuerzos para ofrecerme siempre lo mejor. A mi esposo, por su invaluable apoyo. A mis h~/as Ana María y Ma ría José, quienes son el pilar de mi vida, A mi hermana Graciela, sin cuya colaboración y dedicación este libro no hubiera sido posible. Este libro no se habría realizado sin la ayuda de muchas personas. Entre ellas, quiero destacar a Lía de Falquez, quien siempre confió en mi trabajo; a mis amigas Lizette Díaz y Astrid Ahumada, por su apoyo y sus consejos; y a la doctora Margarita Ahumada, mi maestra, a quien considero la me~xima autoridad del protocolo e~’z Colombia, Deseo expresar también mis agradecimientos a mi editor y su magnfflco grupo de colaboradores. C~ 1996, ANA ELOISA ZÚÑIGA C 1996, INTERMEDIO EDITORES, una división de CIRCULO DE LECTORES SA. Editor general: Gustavo Mauricio García Arenas Asistente editorial: Lucía Borrero Sipervisión de producción: Clara Ints Cristancho M. I3~eño y diagramación: María Fernanda Trujillo L., Olga Patricia PqJ)do D. Corrección: Julio Orozco, Jesús Delgado Argotty Cáiena: Ilustración de Édgar Caballero FI as: raciones interiores: Édgar Caballero Piv~guras: pág. 17: La pareja Sisley, Pierre-Auguste Renoir; págs. 19, 31, 88, 162, 194,207,215,218, Z~: grabados del siglo XIX; pág. 24: Donde papá Lathuille, Edouard Manet; pág. 36: El Día de la A~ensión en la bahía de San Marcos, Giovanni Antonio Canal; pág. 38: Día de mercado en Pontoise, frente a la alcaldía, Ludovic Piette; pág. 40: París, Plaza de Europaen un día lluvioso, Gt~tave Caillebotte; pág. 42: Retrato del príncipe Eristoff Tamara de Lempicka; pág. 52: El mercado, P~I Gauguin; pág. 54: El molino de la Galene, Vincent van Gogh; pág. 59: Muchacho con chaleco rojo, P~I Cézanne; pág. 68: El boulevard de Clichy con nieve, Norbert Goeneutte; pág. 79: Seis amigos del pintor, Edgar Degas; pág. 94: Agostina Segatori en el café du Tambourin, Vicent van Gogh; pág. 100: Joven en un baile, Berthe Morisot; pág. 106: Remeros en el río Yerres, Gi~tave Cailleboue; pág. 121: El hospital Ancoars, consulta externa, Lawrence Stephen Lowry; pág. 124: Andrómeda, Tamara de Lempicka; pág. 127: Las musas o En elparque, Maunce Denis; pág. 129: En la terraza, Pierre-Auguste Renoir; pág. 134: De paseo, Lawrence Stephen Lowry; pág. 142: Baile en la ciudad, Pierre-Auguste Renoir; pág. 152: Fotografla de una boda, Beryl Cook; pág. 163: Ekana de azul con guitarra, Tamara de Lempicka; pág. 165: El desayuno de los remeros, Piare-Auguste Renoir; págs. 172, 177: El desayuno, Paul Signac; pág. 187: Desayuno sobre la hierba, Cuide Monet; pág. 201: El pescador, anónimo; pág. 203: Naturaleza muerta con sandías, Frida Khalo; pág. 223: La creación de un fresco que muestra la construcción de una ciuda4 Diego Rivera; pág. 225: En la sala de descanso del teatro, Louis Anquetin; pág. 232: Mujer con vestido negro, Tar~ara de Lempicka; pág. 236: Terraza a orillas del Sain:e-Adresse, Claude Monet; pág. 247: P4iqeres jóvenes hacia 1927, Tamara de Lempick& pág. 253: El flautista, Edouard Manet; ~~-258: Berthe, James Tissot Lí~ncia de Editorial Printer Latinoamericana Ltd&, pail Círculo de Lectores S.A. A’~nida Eldorado 79-34 Sa~afé de Bogotá, Colombia Im~sión y encuadernación: Cargraphics S.A.-Imprelibros ISBN: 958-28-0860-8 AB CD E FO Hl J
Fly UP